Zamora ’06 – Capítulo III: Zamora medieval (día 2)

No hubo que madrugar -hecho que se agradeció- para la visita guiada por Zamora. En primer lugar nos dirigimos a la Iglesia de Santiago el Burgo, fechada entre los siglos XII y XIII, una de las que mejor conservan la esencia del estilo Románico, destacando su fachada sur. En una de las bocacalles de la vía de Santa Clara asoma el Palacio de los Momos, actualmente sede de la Audiencia Provincial. Es de estilo gótico isabelino (s. XV) y presenta una característica fachada de ventanas geminadas y su puerta de arco de medio punto se encuadra en un alfiz, junto con tres escudos, uno más grande en el centro y bajo las dos ventanas geminadas dos de menor tamaño.

Zamora 21 Zamora 22

Bajando por esta misma calle se llega a la Plaza Mayor, lugar perfecto desde donde contemplar los Ayuntamientos: el Viejo (1504), caracterizado por la creación de galerías gracias a la ayuda de arcos de medio punto; y el Nuevo, así como la Iglesia de San Juan de Puerta Nueva, que al igual que la de Santiago es de estilo Románico (siglos XII-XIII). Si se baja por la calle Balboraz, podremos observar que las rúas que a ella van a parar tienen los nombres de los oficios artesanales que durante la Edad Media y Moderna se realizaban en aquellos lugares. Así tenemos la calle del Oro o de la Plata.

Zamora 23 Zamora 24

Zamora 25Girando en la calle de la Zapatería hacia la calle Horta nos encontramos con una de las casas de los Caballeros Hospitalarios: la Iglesia de Santa María de Horta. Más adelante (s. XVI) fue convento de esta orden y del cual sólo se conserva la fachada restaurada en este mismo siglo y donde podemos observar diversos escudos de casas nobiliarias. El estilo del templo es Románico con elementos ya del Gótico. Muy cerquita de aquí se halla el Palacio del Cordón (ss. XV-XVI), actualmente Museo Provincial, y anejo a él la Iglesia de Santa Lucía, que aunque en un principio fue construida en estilo Románico (s. XIII) fue reconstruida totalmente en el s. XVII. En la Edad Media esta zona se conocía como el barrio de la Puebla del Valle.

Si se sigue el curso del río Duero, hacia el Oeste, nos encontraremos con el Puente de Piedra del siglo XII, y más adelante, continuando por la cuesta de Pizarro dirección rúa de los Francos llegaremos hasta la Iglesia de la Magdalena (ss. XII-XIII). La portada es especialmente destacable, aparte de por su belleza románica porque durante cierto tiempo allí se celebraron diversos juicios a ciudadanos zamoranos.

Zamora 26 Zamora 27 Zamora 28

Por la rúa de los notarios se llega al primer recinto amurallado de la ciudad. Allí se encuentra la Catedral de El Salvador (siglo XII), uno de los monumentos más representativos de Zamora (particularmente destaca su cimborrio escamado). De planta de cruz latina de tres naves, destacan los arcos apuntados y doblados, así como la única puerta conservada, la Puerta del Obispo. Se pueden apreciar tres niveles distintos separados por cornisas, de arriba a abajo. El primero de ellos se corresponde con la puerta de entrada formada por sucesivos arcos de medio punto flanqueada por dos pequeñas hornacinas con decoración escultórica. El segundo cuerpo está conformado por arcos ciegos, y finalmente, el tercer nivel por una ventana central y dos ciegas en los laterales. Especialmente recomendable es la visita del claustro, reconstruido en el siglo XVII, y al coro de la catedral.

Zamora 29 Zamora 30

Una vez salimos de la catedral, nos dirigimos hacia la Iglesia de San Isidoro de los siglos XII-XVI-XVIII, donde se dice que la hermana del emperador Alfonso trajo desde Sevilla los restos de San Isidoro. Muy próxima se encuentra el famoso Portillo de la Traición (ss. XI-XII) llamado así por uno de los hechos más importantes en la historia de Zamora: el cerco al que estuvo sometida. Es en este momento cuando el rey Sancho II es asesinado a manos de Vellido Dolfos, mandado por doña Urraca, quien supuestamente salió por esta puerta para burlar la seguridad de la ciudad.

Zamora 31 Zamora 32

Siguiendo las murallas medievales llegaremos al Castillo construido en tiempos de Fernando I (s. XII), que permanece con su función hasta el siglo XVIII. Actualmente está siendo restaurado, aunque durante un tiempo fue escuela de bellas artes y oficial de idiomas. Lo más visible de lo que queda de la fortificación es la torre del homenaje, así como sus jardines, perfectos para descansar tras el recorrido realizado.

Zamora 33 Zamora 34

No vamos a decir que no pasásemos frío, pero ir congelados tuvo su encanto. La Edad Media es sinónimo de penurias, y para visitar un núcleo tan puramente medieval como Zamora pasar un pelín de frío es lo mejor para meterse en el ambiente.

Capítulo IIVolver a Zamora ’06

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *