Visitar la Cascada de Ézaro

Planificando nuestro viaje por Galicia este verano, familiares y amigos nos recomendaban visitar, sin atisbo de duda, la cascada de Ézaro (Fervenza do Ézaro). Nosotros como buenos viajeros lo apuntamos en la lista y quedamos expectantes ante al idea de conocer esta maravilla natural. En este artículo os contamos cómo es el lugar y todas las posibilidades que ofrece.

cascada-de-ezaro-01

CÓMO ES LA VISITA A LA CASCADA DE ÉZARO

En el municipio Dumbría, provincia de La Coruña, se encuentra una de las cascadas más peculiares que hemos visto jamás. Se trata de la que forma el río Jallas en su desembocadura al mar. Sus aguas bajan cuarenta metros de altura, en pleno Parque Natural del Monte Pindo.

cascada-de-ezaro-02Nosotros, aprovechando que estábamos realizando una ruta por la costa este de Galicia en la que visitamos Finisterre, decidimos acercarnos hasta allí pues está sólo a media hora en coche. A lo largo de la carretera se pueden encontrar las indicaciones, por lo que fue muy fácil llegar.

Existe un aparcamiento en el que encontrar un sitio no es complicado y que está situado a las puertas de la central hidroeléctrica Castrelo, construida en 1956. Al principio el paisaje no es el más bonito del mundo, para qué os vamos a engañar, pues está en mitad del Parque Natural de Monte Pindo.
cascada-de-ezaro-03Para llegar hasta la cascada debéis ir andando en dirección a la central, y aunque parezca que se acaba el camino, no desesperéis, pues a mano derecha surgirán unas escaleras en las cuales comienza una pasarela de madera, instalada para preservar la vegetación de los numerosos visitantes que todos los años se acercan hasta allí.
cascada-de-ezaro-04La pequeña ruta que nos lleva hasta nuestro destino final, posee varios miradores a la cascada y al monte Pindo, perfectos para hacer las instantáneas que veis abajo. El lugar es increíble, pero como podéis observar, todo el verdor que predomina en la izquierda de la imagen, contrasta con lo grisáceo de la derecha. Ello es debido a que la zona fue   víctima, desafortunadamente, de un devastador incendio que lo asoló en verano de 2013.
cascada-de-ezaro-05 cascada-de-ezaro-06Una vez llegado al destino solo queda contemplar la cascada de Ézaro (en esta ocasión con poquita agua por ser verano), disfrutar del paisaje y hacerse la foto de rigor intentando no caerse al saltar de roca en roca.

cascada-de-ezaro-07Un hecho importante y a tener en cuenta es que no está permitido bañarse en esta zona, aunque hay carteles por todas partes, siempre es bueno recordarlo. De todas formas, el agua no está del todo limpia y la central hidroeléctrica, de la que hemos hablado anteriormente, está muy cerca.

cascada-de-ezaro-08EL MIRADOR DE ÉZARO

Nuestra visita no estaría completa si no subimos hasta el mirador que hay más arriba. Se puede ir con el coche y desde él observaremos la desembocadura del río Jallas, los pueblecitos pesqueros de Ézaro y Dumbría; incluso si afinamos más la vista, en días claros como ese, veremos el cabo de Finisterre a la derecha. ¡Ah, se nos olvidaba! Durante todo el trayecto veréis algunas marcas en el suelo, son del final de la 12ª etapa de la Vuelta España 2012. ¡Menuda subida tuvieron que hacer!

cascada-de-ezaro-09Si tienes más tiempo, esta excursión la puedes alargar durante todo un día. Por ejemplo, por la mañana disfruta bañándote en una de las inmensas playas de arena que tiene Ézaro, come en alguno de los merenderos que hay en el margen del río y diviértete alquilando kayacs o canoas, además no te olvides de visitar la cascada, por supuesto.

Volver a Galicia ’14

2 pensamientos en “Visitar la Cascada de Ézaro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *