Visitar el Monasterio del Paular

En Rascafría, en plena sierra de Guadarrama, se halla uno de los monasterios más bonitos e importantes de la Comunidad de Madrid: el monasterio del Paular. Su visita es perfecta para combinarla con este precioso pueblo y realizar una ruta de senderismo, como por ejemplo aquella que lleva hasta las Cascadas del Purgatorio. Está muy cerquita de la capital, por lo que si no tienes plan para este fin de semana, aquí va una propuesta que encantará a todos.

Fue a finales del siglo XIV, en el reinado de Juan I, cuando se iniciaron las obras de este cenobio. Por orden de Enrique II de Castilla, se escogió el lugar para construir un monasterio cartujo, junto a la ermita que se llamaba Santa María del Paular, hoy en día denominada Nuestra Señora de Montserrat. El complejo fue ideado en tres edificios -la iglesia, el monasterio y un palacio para los reyes- y en él participaron arquitectos tan importantes como Rodrigo Alfonso, que intervino en la Catedral de Toledo; Juan Guas, que diseñó, entre otras cosas, el claustro de los monjes; y los hermanos Gil de Hontañón.

Hasta el reinado de Isabel la Católica no se concluyó la iglesia, de la cual destaca, sobre todo la reja que divide en dos espacios la nave principal (la de los fieles y la de los monjes). Realizada por Francisco de Salamanca, es toda una obra maestra de su tiempo.  también llama la atención el coro de hermanos conversos, hecho de madera, que fue trasladado a su lugar primigenio tras haber estado en San Francisco el Grande durante muchos años. Asimismo, el retablo, llevado a cabo en alabastro, recrea las escenas bíblicas más destacadas. Durante el siglo XVIII fue restaurada, eliminando parte de su estilo gótico y transformándolo en rococó.

Otra estancia que nos llamó poderosamente la atención fue el transparente, tabernáculo o sagrario, muy típico de los cartujos. En él todo es barroco: mármoles de diversos colores, todo fastuosamente decorado y dando una sensación entre admiración y agobio. A lo largo de la visita, vuestro guía (uno de los monjes que viven actualmente allí) os comentará los detalles más significativos, por lo que no nos detendremos mucho en ello.

El refectorio es una de las estancias que más han conservado la esencia primitiva del edificio y que hoy en día también utilizan en sus comidas y cenas. Toda una sillería gótica lo rodea y en uno de los laterales se alza el púlpito desde el que el uno de la comunidad debe leer el pasaje correspondiente mientras que el resto da buena cuenta de las viandas.

Otro de los lugares que más nos gustaron fue el claustrillo y el claustro. El primero de ellos fue realizado en el siglo XVIII, de ahí el nombre de “dieciochesco”, y se caracteriza por sus increíbles azulejos de Talavera. El claustro, de estilo gótico flamígero, es una de las piezas más singulares y destacado de todo el monasterio. Actualmente alberga una exposición sobre los cuadros que Vicente Carducho realizó en estas mismas instalaciones y que recientemente les han sido devueltos, pues se hallaban dispersos en diversos museos de la península.

Información práctica:

  • Dirección: Ctra. M-604, 28740. Rascafría (Madrid)
  • Horarios de las visitas guiadas:
    • Claustro: todos los días de 11 a 13:30 y de 16 a 18:30 h, salvo del 29 de octubre al 14 de abril que de lunes a viernes cierra a las 18 h. Los jueves no hay visitas guiadas.
    • Monasterio: de lunes a viernes a las 12, a las 13 y a las 17 h. Los fines de semana y festivos se realizan además a las 18 h en verano y a las 16 h en invierno.
  • Precio (las entradas se compran en el atrio de la iglesia):
  • Webwww.monasteriopaular.com

Volver a Rascafría y el Monasterio del Paular ’16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *