Visita exprés a Como

Una hora. Ese era exactamente el tiempo que teníamos para parar en Como y hacer una visita exprés, porque si tardábamos más que eso perderíamos el avión de vuelta a Madrid. Encima teníamos que encontrar un sitio para comprar una pizza y comerla en el coche de vuelta al aeropuerto. Y la gente dirá… ¡Estáis locos! Pues si, seguramente si, pero la cúpula turquesa de la catedral de Como era motivo suficiente para jugárnosla y hacer una visita relámpago a la ciudad.

Como es la ciudad que da nombre al lago entorno al cual se disponen auténticas joyas, como la pequeña Bellagio o el castillo de Vezio. Una visita imprescindible que, curiosamente, muchas veces queda en el tintero por su ubicación, en un extremo del lago. Nosotros la visitamos así, a toda prisa, pero aun así no nos arrepentimos de nada.

como-01COMO Y SU LAGO

Como está a casi 50 kilómetros al norte de Milán, a orillas de un bonito lago de la región de Lombardía. Tiene unos 80.000 habitantes y por su ubicación, belleza y clima es uno de los principales destinos veraniegos del norte de Italia. Prácticamente desde sus orígenes vivió volcada al lago, con lo que muchos de sus edificios más chulos están en la zona pegada al agua.

como-02Si vais con poco tiempo quizá se pueda prescindir de ella, pero a juzgar por lo que vimos (prácticamente de pasada, cuando íbamos en el coche) es un sitio muy interesante para pasear y disfrutar de una buena conversación.

como-03LA CATEDRAL

Hay que decir que fuimos a tiro hecho: como mínimo queríamos ver la catedral, así que fuimos a ella como si no hubiera mañana. Sería un crimen estar por allí y no ver la Catedral de Como (Duomo di Como), un edificio que empezó a construirse en el siglo XIV y que no terminó hasta bien entrado el XVIII. Tiene un poco de diferentes épocas, pero en resumen se podría decir que la arquitectura es gótica y la decoración renacentista. Una curiosa mezcla muy típica en Italia, pero que en España no vemos con tanta frecuencia.

como-05El edificio nos encantó. Tenía sus riesgos, ya que habíamos ido hasta allí con la única intención de verlo y las expectativas eran altísimas, por lo que estaba el hecho de que nos supiera a poco. Pero nada más alejado de la realidad: nos pareció una maravilla. Un edificio luminoso, amplio, elegante… Sinceramente, una catedral espectacular. Realmente merece la pena ir a verla, y encima la entrada es gratuita.

como-06 ENTRE EL MEDIEVO Y EL RENACIMIENTO

Al final llegamos bien a la Catedral y la vimos relativamente rápido, por lo que nos sobraban unos 35 minutos para pasear por el centro. Tuvimos suerte de que justo detrás había una Oficina de Turismo que acababa de abrir, así que les pedimos un mapita y nos ayudaron a preparar una ruta a la velocidad de la luz.

como-08 Como es una ciudad asequible para un visita de ese tipo, ya que las distancias son muy cortas. Por ejemplo, en cosa de dos minutos estábamos en la Piazza del Mercato del Grano, posiblemente el rincón con más encanto de toda la ciudad. A nosotros nos pareció el norte de Italia sintetizado en una sola plaza.

como-10Allí mismo está la Basílica de San Fidel (Basilica di San Fedele), un templo románico que data del año 1120. En el siglo XX sufrió bastantes daños y experimentó una restauración bastante agresiva, pero hoy por hoy se trata de un edificio precioso.

como-11El casco histórico de Como está delimitado a un lado por el lago y a otro por dos calles: Viale Cattaneo y Viale Battisti, a partir de ahí empieza la ciudad moderna. Por lo visto también tiene su encanto, pero limitamos nuestros pasos hasta esa zona por cuestiones de tiempo.

como-13Si fuimos hasta allí fue para ver la emblemática Porta Torre, una de las estructuras militares más significativas de la ciudad. Está enmarcada en el entramado defensivo de Como, tiene cuatro alturas y servía, como no podía ser de otra manera, para controlar las entradas y salidas de la ciudad. Merece la pena acercarse a ella.

como-14CALLEJEANDO POR COMO

El resto de nuestro tiempo en la ciudad fue una lucha entre nuestro espíritu viajero-curioso, que no quería marcharse de una ciudad tan bonita, y la necesidad de comer. Sorprendentemente, fue difícilismo encontrar una pizzería en la que pedir algo para llevar, aunque con la excusa recorrimos más calles de las que pensábamos ver.

como-15Como tiene algunas calles, como la Via Vitani, que se conservan prácticamente igual que como estaban en la Edad Media. Conviene preguntar en la Oficina de Turismo si os interesa la arquitectura de esa época, ya que hay un montón de edificios chulos que no vienen delimitados en el mapa turístico.

como-16Con prisa o no, conviene que vayáis con los ojos bien abiertos, ya que prácticamente en cada plaza y en cada calle encontraréis un rincón con encanto. Como es una caja de sorpresas en miniatura.

como-17Terminamos nuestro recorrido en la Pizza Volta, otro espacio muy emblemático de la ciudad. Fue el punto y final no solo de la visita a la ciudad, sino también de un fin de semana estupendo que nos permitió conocer lo mejor de la ciudad de Milán y de los pueblecitos que se encuentran en la orilla del Lago Como. Volveremos.

como-18Volver a Milán ’15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *