Varenna: de pueblo de pescadores a joya turística

Hoy os queremos enseñar Varenna, una de esas preciosidades que convierten el Lago Como en una de las visitas obligadas del norte de Italia. Este pequeño pueblo de menos de 1000 habitantes atesora en sus calles más de un milenio de Historia, ya que fue fundado en el año 769 por pescadores locales. Ha vivido muchos cambios (incluyendo su destrucción casi total en 1126 por los habitantes de la vecina Como, otrora gran rival), para convertirse en la actualidad en un sitio encantador.

varenna-01IGLESIAS, JARDINES, PLAZAS Y DINOSAURIOS

A solo 60 kilóemtros del norte de Milán, Varenna es un buen punto de partida para una excursión de uno o dos días por el Lago Como (ya os enseñamos que es fácil moverse con sus ferrys). Es el típico sitio que no tiene nada y lo tiene todo. Habrá quien diga que es un lugar maravilloso para perderse por sus calles, para tomar un café al atardecer o para disfrutar de las preciosas vistas del lago. Y es verdad, pero también hay cosas más tangibles, como la preciosa Parroquia de San Jorge (Parrochia San Giorgio), los cuidados jardines de la cercana Villa Monastero o incluso un pequeño museo dedicado al Lariosaurus, un dinosaurio del triásico medio que nadó por estos lares.

varenna-04Mención aparte merece el pequeño paseo que hay frente al lago: una especie de corredor que va bordeando el agua y que permite disfrutar de unas vistas increíbles tanto del lago como de la montaña.

Nosotros nos tomamos la visita sin ninguna prisa, dejándonos llevar por un casco histórico que en aproximadamente una hora se ve. Hay bastantes cuestas, pero nada que no se pueda llevar bien.

En la Piazza San Giorgio está la oficina de turismo, donde nos hicimos con un mapa que fue de mucha utilidad. En esa misma plaza nos tomamos un chocolate a la taza riquísimo, perfecto para entrar en calor en la fría mañana de enero en la que hicimos la visita.

varenna-02VISITA OBLIGADA EN EL LAGO COMO

Aunque por sí sola la visita quizá no merezca la pena (al fin y al cabo es un pueblo que se ve en una hora y que requiere una en coche desde Milán), como parte del conjunto que supone el Lago Como es imprescindible. Además, hay muchas tiendas para comprar productos típicos y muchos restaurantes en los que comer pasta fresca, por lo que seguro que todo el que visite Varenna encuentra algo que hacer.

varenna-03Milán y el Lago Como ’15

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *