Un día en A Coruña

Prácticamente todos los niños de Madrid oímos hablar por primera vez de A Coruña como si se tratase de un punto kilométrico en medio de la nada, ese onírico lugar donde acaba la “carretera de La Coruña” (la A6). Con el tiempo crecemos y vamos conociendo más cositas, como la Torre de Hércules o la larga playa de Riazor. Aspectos que, al menos a nosotros, nos parecieron suficientes para viajar allí y comprobar de primera mano qué es lo que tiene que dar al viajero la ciudad más poblada de Galicia. Y así es como llegamos a este artículo, en el que contamos todo lo que ver en un día en A Coruña a partir de nuestra experiencia.

Visitar la Torre de Hércules

LA TORRE DE HÉRCULES

Cuando preparábamos la visita a A Coruña, nos dimos cuenta de que hacía falta planificar bien el día. Y es que la ciudad tiene un casco histórico bien localizado (la Cidade Vella o Ciudad Vieja), pero también unas cuantas cosas alejadas del centro, como el Estadio de Riazor, el Puerto o la Torre de Hércules. Es imposible verlo todo en un solo día, así que conviene elegir bien y estudiar el recorrido, pues solo así se le sacará todo el juego a una ciudad tan grande.

Y así fue, precisamente, como decidimos empezar por la Torre de Hércules. Es un lugar muy visitado, especialmente desde que en 2009 fuera declarado Patrimonio de la Humanidad, por lo que nos pareció buena idea ir allí tempranito, quitárnoslo de en medio y así evitar los momentos de mayor afluencia de viajeros. Para dejar el coche, el mejor lugar es el aparcamiento del Centro de Visitantes, pero siempre teniendo en cuenta que es una opción viable únicamente a primera hora (y ya nos costó lo suyo encontrar una plaza libre).

Visitar la Torre de HérculesLa Torre de Hércules es reconocida en el mundo entero por ser el faro más antiguo del mundo que sigue en funcionamiento, siendo el único de época romana que aún mantiene su uso original. Fue construido en el siglo I y, aunque la estructura es totalmente original, sufrió notables cambios estéticos a finales del siglo XVIII, cuando se revistió con las fachadas actuales. También se añadió el remate superior, llegando a casi 60 metros de altura, pero en esencia es el mismo faro que plantaron aquí los romanos.

Visitar la Torre de HérculesSe puede visitar por dentro, aunque una larga espera está casi siempre asegurada (salvo para los más madrugadores). El interior es como un yacimiento arqueológico en vertical, ya que se atraviesan estancias con inscripciones latinas, con cúpulas o incluso se llegan a los cimientos. Cuesta 3€ y por lo visto merece la pena… pero tuvimos que dejarlo pasar. No solemos dejarnos un hit tan grande como este en el tintero, pero teníamos toneladas de cosas que ver ese día y a esta ciudad pensamos volver más de una vez. Por tanto, quedará para el futuro.

Visitar la Torre de HérculesHablando de la Torre de Hércules, conocer su interior no es lo único que queda pendiente. La enorme zona verde de su alrededor, conocida como el Parque de la Torre, es un lugar con muchas posibilidades: rompeolas, acantilados, esculturas al aire libre… Vamos, que el sitio bien merece una mañana entera.

Tenemos que reconocer que desde hace ya tiempo, distinguimos entre dos tipos de ciudades: sitios para volver con niños y sitios a los que no llevaríamos a los niños. Cuando una ciudad entra dentro del primer grupo, como este caso, nos importa menos dejarnos algo pendiente, porque nos encantaría volver aquí con nuestros churumbeles e ir despertándoles poco a poco las ganas de viajar.

Visitar la Torre de HérculesAsí que nada, tras una primera toma de contacto con la Torre de Hércules que, sin duda, será ampliada en próximas visitas, nos dispusimos a ir a nuestro siguiente objetivo. Tampoco estaba en el casco histórico.

TOUR POR RIAZOR (EL CAMPO DEL DEPOR)

La segunda parada en A Coruña fue parte de ese turismo futbolero que últimamente tenemos tan arraigado, el cual nos ha llegado a conocer campos tan diversos como Old Trafford o el Camp Nou. Y es que no nos podíamos ir de allí sin hacer la visita a Riazor, el estadio del Deportivo de la Coruña. Un equipo histórico del fútbol español, de esos que simplemente oir su nombre recuerda a tardes de domingo en el coche escuchando a Pepe Domingo Castaño y Paco González.

Se aparca relativamente bien en las calles de los alrededores, siempre y cuando no sea día de partido. Pero claro, cuando hay partido no hay tour, así que conviene informaros antes de hacer la visita de si ese día juega el Depor en casa.

Visitar el campo del Deportivo de la CoruñaLa visita, como en tantos otros estadios, empieza en la Tienda Oficial. Allí no solo se compran las entradas (4€ por persona y te regalan un pin con el escudo del equipo) sino que también tienen sus trofeos más preciados: la Liga, la Copa del Rey y su precioso Teresa Herrera, representando la Torre de Hércules. Otro de esos recuerdos típicos de la infancia, ya que el trofeo de verano del Depor es todo un clásico del fútbol estival. ¿Quién no lo ha visto alguna vez desde un chiringuito en la playa?

Visitar el campo del Deportivo de la CoruñaLa Visita a Riazor empezó muy bien en lo económico (visitar el Santiago Bernabéu cuesta 19€, el Camp Nou 23€) y la verdad es que, como futboleros, fue una experiencia inolvidable. El recorrido incluye las gradas,  las zonas de prensa, el palco presidencial, los banquillos y caminar al nivel de cesped. Lamentablemente faltan algunos puntos importantes, como los vestuarios o la sala de trofeos, pero por 3€ tampoco se podía pedir que nos dieran las llaves del estadio, sobretodo teniendo en cuenta que te regalan un pin con el escudo. Dura una horita más o menos.

Visitar el campo del Deportivo de la CoruñaAunque el guía era muy simpático y respondía a todo tipo de preguntas friki-futboleras que la gente no paraba de hacer (entre ellos nosotros), no hay un discurso de la visita. Es decir, si nadie preguntara nada, el guía solo iría abriendo puertas, diciendo por donde hay que ir y poco más. Por suerte, la gente que se gasta dinero en visitar un campo de fútbol suele ser muy apasionada de este deporte, por lo que hicimos un repaso exprés a la historia del Depor a lo largo de la visita.

Visitar el campo del Deportivo de la CoruñaLas noches de Champions del Super-Depor, los líos entre Djalminha y Javo Irureta, el fervor desmedido de los Riazor Blues… Un campo como Riazor da para muchas historias. Más allá de que sea un lugar precioso desde el punto de vista arquitectónico, la gracia de estas visitas es la infinidad de buenas conversaciones futboleras que propician.

Visitar el campo del Deportivo de la CoruñaY no, no estamos locos. Suponemos que eso es lo que has pensado si no te gusta el fútbol o si solo ves los partidos de la selección en caso de que esté jugando un mundial. El fútbol nos encanta, nos parece un deporte universal y disfrutamos con todo lo que le rodea. Y eso no significa que seamos unos garrulos o algo por el estilo, disfrutamos igualmente debatiendo sobre la vida de Edgar Allan Poe o yendo a ver una exposición sobre el período azúl de Picasso.

Visitar el campo del Deportivo de la Coruña

Después de la Torre de Hércules y Riazor, se nos había ido prácticamente la mañana. Decidimos comer prontito, para asi visitar toda la ciudad del tirón y sin ningún tipo de interrupción. Nos habíamos preparado bocadillos, así que comimos mirando al mar, en unos banquitos muy cerquita del campo del Depor.

CASTILLO DE SAN ANTÓN

Entramos ya en la parte de la visita más tradicional, en lo que uno imagina cuando piensa en el casco histórico de A Coruña. Aparcamos un poquito alejados del centro, por el barrio de Atocha, pensando en no tener que pagar parking (el presupuesto del viaje era muy limitado). Eso nos permitió conocer el Paseo Marítimo Alcalde Francisco Vázquez, uno de los menos visitados de una ciudad que tiene cinco o seis opciones muy serias para pasear frente al mar. Poquito transitado y de fácil aparcamiento: dos aspectos a tener en cuenta.

Qué ver en A CoruñaHincarle el diente a la ciudad desde aquí hacía propicio empezar por el Castillo de San Antón, un pequeño baluarte de finales del siglo XVI que hoy funciona también como Museo Arqueológico e Histórico. Una visita obligada se mire por donde se mire y que encima es gratuita, por lo que no hay excusas.

Qué ver en A CoruñaDesde el punto de vista patrimonial, hay que hablar de una construcción promovida por Felipe II, que quería aprovechar una pequeña isla rocosa (hoy península, ya que está conectada a tierra) para defender el puerto. Su aspecto actual responde a una ambiciosa reforma del siglo XVIII, aunque algunas estancias interiores fueron modificadas en el siglo XX, cuando el castillo funcionó como cárcel.

Está en muy buen estado, se tarda al menos media horita en verlo todo y es una visita muy recomendable, sobretodo para los amantes de la historia.

Qué ver en A CoruñaNo hay que olvidarse que también funciona como Museo Arqueológico e Histórico. En ese sentido no es un edificio tan fuerte, pues desde el punto de vista museológico hace falta una reforma urgente. Además, es la típica institución que parece ahogada presupuestariamente por los políticos y su crisis-estafa, ya que no tienen dinero ni para imprimir trípticos.

Qué ver en A CoruñaMUSEO MILITAR Y JARDÍN DE SAN CARLOS

Continuamos el paseo por el Museo Histórico Militar de A Coruña, una de las grandes sorpresas que nos dio la ciudad. Está en un edificio del siglo XIX que ha tenido varios usos militares, desde almacén de munición hasta Jefatura Regional de Artillería. También es gratuito y, aunque está quedándose antiguo, no tenemos claro que sea necesario reformarlo.

Siempre decimos que nos encantan los pequeños museos militares que hay en el centro de Europa, esos en los que huele a II Guerra Mundial. Más allá de los grandes propósitos de los líderes de guerra, en esas instituciones es posible acercarse a la vida del soldado raso: qué comía, a qué olía, cómo se divertía entre batalla y batalla… Se nos ocurren muchos ejemplos, aunque quizá nuestro favorito sea el Museo Nacional de Historia Militar de Luxemburgo. Pues bien, en España es muy difícil encontrar esas sensaciones, y en este pequeño museo coruñés lo conseguimos.

Qué ver en A CoruñaNo esperéis un gran discurso ni paneles informativos con audiovisuales en 3D. Aquí lo que se respira es amor por la historia, pasión por los conflictos militares y, en definitiva, respeto por personas a las que les tocó vivir un tiempo muy difícil. Quizá no sea una visita para el gran público, aunque nosotros pensamos que es muy difícil ir a este museo y no pasar, cuanto menos, un rato muy agradable.

Tienen una sala anexa con exposiciones temporales que también son gratuitas. No os vayáis sin verla, porque suelen estar muy bien.

Qué ver en A CoruñaY ya que estábamos por allí, nos acercamos al Jardín de San Carlos, una antigua fortaleza defensiva que se unió a la ciudad en el siglo XVI. Poco a poco se desvirtuó su uso como baluarte, pasando a ser oficialmente unos jardines doscientos años después. Hoy en día es un bonito sitio para pasear entre un montón de especies arbóreas diferentes.

Qué ver en A CoruñaTambién es un buen sitio para disfrutar de una panorámica del puerto de A Coruña. No encontraréis muchas opciones así en la ciudad, ya que su posición elevada le da unas vistas privilegiadas sobre la pequeña bahía.

No es que sea el puerto más bonito del mundo, pero es frecuente ver cruceros enormes de esos que hacen volar la imaginación. Algún día…

Qué ver en A CoruñaRUTA POR LA CIUDAD VIEJA

Y, por fin, entramos de lleno en la Cidade Vella o Ciudad Vieja, la zona histórico-monumental propiamente dicha de A Coruña. No es demasiado grande por sí misma, aunque si se le suma a todo lo que ya hemos visto en este artículo… La primera parada la hicimos en la Plaza de Santo Domingo, donde se encuentra el Convento e Iglesia de Santo Domingo. En origen era una institución afincada extramuros, pero se mudaron aquí a mediados del siglo XVII.

La iglesia es impresionante, uno de esos edificios religiosos mazacote muy propios del siglo XVIII (y posteriores) en Galicia. Llama la atención el arco truncado de la fachada.

Qué ver en A CoruñaMuy cerquita está la Plaza de las Bárbaras, una pequeña placita encantadora, muy parecida a las que días después descubriríamos en Pontevedra. El nombre del lugar viene dado por una ermita que estaba dedicada a Santa Bárbara, la cual no ha llegado hasta nuestros días.

Qué ver en A CoruñaEn esa misma plaza está el Convento de las Bárbaras, un pequeño beaterio del siglo XIV que hoy por hoy sigue la regla de San Francisco. No es que sea gran cosa desde el punto de vista artístico, pero igualmente se puede pasar a visitar. No lleva más de dos minutos y siempre se encuentran detalles interesantes en sitios así.

Qué ver en A CoruñaLa que sí tiene mucho (muchísimo) valor desde todos los puntos de vista es la Colegiata de Santa María del Campo, cuyo nombre indica que en el momento de su construcción estaba fuera del casco histórico coruñés. Fue construida entre los siglos XII y XIV, por lo que presenta un estilo a caballo entre el románico tardío e influencias góticas. La fachada, junto con el crucero de la plaza y los edificios de los alrededores, es uno de los iconos de la ciudad.

Qué ver en A CoruñaPor dentro la iglesia es impresionante. Desde siempre ha sido el templo de los marineros y de los comerciantes, de ahí su excelente estado de conservación. Es una iglesia realmente bonita, de esas en las que la iluminación juega un papel fundamental. No en vano, es una de las más solicitadas en la ciudad para contraer matrimonio.

Qué ver en A CoruñaJusto enfrente de la iglesia está la Casa Palacio Cornide. Se suele decir que fue lugar de nacimiento de José Cornide, pero en realidad este polígrafo coruñés nació en una construcción anterior que estaba más o menos en la misma ubicación. Una de esas trampillas que de vez en cuando se ven, como en la supuesta Casa Natal de Miguel de Cervantes en Alcalá de Henares.

El palacio fue construido a mediados del siglo XVIII y solo dos siglos después pasó a ser propiedad de la familia de Francisco Franco. Por todos es sabido que el dictador siempre se inclinó por poseer construcciones como esta. No sabemos si hoy en día seguirá siendo propiedad de la familia o si habrá sido devuelto al pueblo.

Qué ver en A CoruñaDesde la Colegiata de Santa María del Campo fuimos hasta la Plaza de Azcárraga, antiguamente conocida como Praza da Fariña. Solo hizo falta bajar una calle para llegar a la que antaño era la plaza más importante de la ciudad, lugar en el que se realizaba la venta de grano. Era un lugar vital desde el punto de vista civil y militar, ya que junto al susodicho mercado se encontraban edificios como el Ayuntamiento o el Almacén de Artillería.

Qué ver en A CoruñaJusto en una esquina, aunque ya saliendo de la plaza, está la Iglesia de Santiago, el que probablemente es el templo más antiguo de la ciudad. Data del siglo XII y desde su construcción tuvo un papel clave en el desarrollo de A Coruña, llegando incluso a tener funciones administrativas: aquí se reunían las autoridades civiles de la ciudad a finales de la Edad Media.

Qué ver en A CoruñaAunque por dentro es preciosa, por fuera no se queda atrás. Su característico estilo románico queda especialmente ensalzado gracias al rosetón de la parte superior. La fachada, desde el punto de vista fotográfico, queda un poco afeada por los coches que suelen estar aparcados frente a ella, sin duda un aspecto a mejorar.

Qué ver en A CoruñaNuestra visita a la ciudad iba tocando a su fin, pero es un crimen visitar A Coruña sin pasarse por la impresionante Plaza de María Pita, seguramente una de las plazas más grandes de España. Aquí se encuentra el Ayuntamiento, además de un buen puñado de edificios bien cuidados y que dan un claro ambiente señorial a la plaza.

Qué ver en A CoruñaEs un lugar muy transitado, con un montón de bares en los soportales y que siempre merece una visita. Además, por allí anda la Oficina de Turismo, se suelen realizar actos culturales e incluso exposiciones. ¿Hacen falta más motivos para ir por allí?

Qué ver en A CoruñaPara nosotros, la Plaza de María Pita fue el broche perfecto a un largo día en A Coruña. Aún vimos tres o cuatro cosillas más de camino al coche, pero ya estábamos lo suficientemente cansados como para no deternos demasiado. La ciudad nos encantó y, aunque no suele ser recomendada en el circuito turístico del norte de España, pensamos que tiene muchísimas cosas que dar. Volveremos.

Volver a Galicia ’14

8 pensamientos en “Un día en A Coruña

  1. Muy bien explotada la ciudad para haber estado solamente un día. Nosotros estuvimos hace casi un año por allí y os recomendamos que la próxima vez que vayáis busquéis información sobre las visitas teatralizadas que ofrece el Ayuntamiento, tanto por la ciudad vieja como en la Torre de Hércules. El guía nos enseñó muchísimo sobre La Coruña. Increíble fue también la que hicimos en el Cementerio de San Amaro (ésta por la noche). Os invitamos a que le echéis un vistazo a nuestro relato sobre esta bella ciudad en nuestro blog! Saludos!

  2. Nada mal la visita a la Coruña, recuerdo que cuando estuve con el colegio quitando la Torre de Hércules, pasear un poco por el paseo marítimo y ver Riazor desde el autobús, poco más vimos, así que sin duda toca volver por allí 😀

    ¡Saludotes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *