Tres rutas para pasear por Soria

Aunque el Tren Campos de Castilla incluye una visita guiada por Soria, también hay algunos momentos de tiempo libre en la ciudad. Las personas que hicieron el viaje a la vez que nosotros optaron por actividades muy diversas: desde compras hasta largas rutas de tapeo, pasando por la típica siesta de hotel de tres horas. Soria tiene mucho que ofrecer, así que esas horas libres no fueron un problema para nadie.

Nosotros somos más de ver cosas, así que aprovechamos para caminar un poquito y conocer con mayor detalle la ciudad. Y fruto de esos recorridos, hoy os traemos tres rutas para pasear por Soria. No esperéis los lugares típicos, sino alternativas cuando ya se ha visitado lo más habitual.

paseos-por-soria-01

LA ALAMEDA DE CERVANTES

La primera propuesta que os hacemos es recorrer el Parque Municipal de la Alameda de Cervantes y sus alrededores. Es un lugar muy querido por los sorianos, de esos que marcan una ciudad (a la altura del Retiro de Madrid, por poner un ejemplo). Se conoce de toda la vida como La Dehesa de San Andres, aunque en 1905 se le cambió el nombre para celebrar el tercer centenario de la primera publicación del Quijote.

paseos-por-soria-02La Alameda de Cervantes es un parque enorme, un jardín botánico de casi diez hectáreas que ofrece al visitante más de 100 especies diferentes de árboles y arbustos. También hay algunos edificios interesantes en su interior, por lo que la visita recuerda en cierta manera al Parque del Capricho (perdonad que sean dos ejemplos madrileños, pero vivimos al lado y no podemos evitar esas referencias).

Más allá de lo que es técnicamente, lo importante es la práctica. La Alameda es uno de los sitios favoritos de los sorianos para pasear y hacer vida social. Los fines de semana suelen ponerse vendedores de helados artesanales, los cuales están riquísimos. Es duro decirlo, pero nos hizo ilusión que un helado a limón supiera realmente a limón.

paseos-por-soria-03Hay muchos puntos de interés en el parque: la Fuente de los Tres Caños, el Monumento a los Autores de las Canciones Sanjuaneras, la Rosaleda… No vamos a entrar en detalle ya que no pudimos explorar la Alameda todo lo que nos hubiese gustado, aunque damos fe de que se trata de un sitio espectacular.

paseos-por-soria-04Si que pudimos ver la Ermita de Nuestra Señora de la Soledad, en uno de los laterales. En origen era poco menos que un cobertizo en el que paraba a rezar la gente de las aldeas que iba a Soria en los días de mercado, pero diversas familias poderosas de la ciudad fueron ampliándola hasta tomar su aspecto actual.

paseos-por-soria-05En definitiva, pasear por la Alameda mola. No diremos eso de que tiene un microclima, pero desde luego tanta vegetación sirve para atenuar las cálidas temperaturas de los días de verano. Nosotros la vimos justo después de comer y se estaba muy bien, mientras que en las calles poco menos que nos estábamos cociendo.

paseos-por-soria-06En el Paseo del Espolón, una de las calles laterales de la Alameda, está el Museo Numantino, también de visita obligada. Lleva abierto casi un siglo (fue inaugurado en 1919), y pese a que conserva su fachada tradicional, por dentro ha sido renovado recientemente. Es un lugar clave para conocer la Historia de Soria, pues aunque el protagonismo es para Numancia también se habla de otros lugares como Tiermes.

paseos-por-soria-07Nos encantó el museo. Podemos decirlo de otra forma, pero no más claro. El discurso es muy bueno, la exposición está adaptada al siglo XXI y los fondos tienen la suficiente calidad como para justificar una visita a la ciudad. Es sorprendente que el museo no esté integrado en la visita guiada por Soria del Tren Campos de Castilla, aunque por suerte hay tiempo de sobra para verlo.

paseos-por-soria-08LA OTRA SORIA

El segundo paseo alternativo por Soria iría desde la Iglesia del Carmen hasta la Ermita del Mirón, en lo alto de la ciudad. Este itinerario sigue siendo por el casco histórico de la ciudad, aunque no se hace con tanta frecuencia ya que implica alejarse de la zona de hoteles y subir/bajar unas cuantas cuestas. Aun así merece la pena.

paseos-por-soria-09La primera parada, como ya hemos dicho, fue en el Convento e Iglesia del Carmen, un templo fundado en 1581 por Santa Teresa. En origen solo era una iglesia, pero generalmente vivían aquí religiosas procedentes de muy buenas familias, por lo que rápidamente se amplió y se construyó el convento.

paseos-por-soria-11Bajando la calle se llega al Espacio Cultural San Nicolás, que no es otra cosa que los vestigios arqueológicos de la Iglesia de San Nicolás. Hoy en día se utiliza como auditorio y como lugar para eventos culturales, por lo que le están dando un uso estupendo a un patrimonio que en otras ciudades roza el abandono.

paseos-por-soria-12Y aún más abajo está la Concatedral de San Pedro de Soria. El nombre sintetiza en muy poquitas letras una gran disputa provincial, ya que tradicionalmente la sede catedralicia soriana estaba en el Burgo de Osma. Sin embargo, el crecimiento de la ciudad de Soria trajo consigo reclamaciones en este sentido, disputa que fue zanjada en 1959 con una bula de Juan XXIII, que decidió que la sede catedralicia sería para ambas poblaciones.

Más allá de eso, San Pedro es un destacado edificio románico, de lo mejorcito de la ciudad. Algunos tramos son de otros estilos artísticos, como la colegiata del siglo XVI, pero en cualquier caso hay elementos arquitectónicos muy notables.

paseos-por-soria-13Después de tanto bajar, llegó el momento de subir. Soria está entre varios montes, y en uno de ellos está la Ermita de Nuestra Señora del Mirón. Hay que reconocer que la cuestecita tiene lo suyo, aunque fue porque íbamos desde la Concatedral. Se puede llegar hasta allí yendo desde el Paseo del Mirón, en otra zona de la ciudad, pero nos quedaba muy a desmano.

paseos-por-soria-14La Ermita de Nuestra Señora del Mirón data de comienzos del siglo XVIII. Tiene un claro estilo barroco y por lo visto por dentro hay bastantes cosas interesantes, pero lamentablemente estaba cerrada.

La ermita está rodeada de un parquecito muy agradable. También hay por ahí un hotel y un restaurante, aunque tenían pinta de ser bastante caros.

paseos-por-soria-15Por cierto, este era uno de los lugares favoritos de Antonio Machado y Leonor para pasear, sobretodo en los tramos finales de la enfermedad de la mujer. Eso se ha reflejado con un monumento en el Mirador de los Cuatro Vientos, en el cual se han tallado las figuras del matrimonio. También hay algunos banquitos para disfrutar de las vistas de Soria, que no están nada mal.

paseos-por-soria-16Desde aquí salen unos cuantos caminos para hacer senderismo, muestra de que Soria también ofrece turismo activo. Puede parecer una ciudad pequeña, pero entre su patrimonio, su oferta gastronómica y sus alrededores da para un fin de semana largo, incluso un puente si os apetece recorrer los montes cercanos.

paseos-por-soria-18A ORILLAS DEL DUERO

La última ruta que os proponemos puede hacerse en dos sentidos: desde el Mirador de los Cuatro Vientos hasta el puente medieval o al revés. En cualquier caso, hay un paseo fluvial precioso, perfectamente acondicionado para caminar o para ir en bici. Incluso hay pequeños muelles en los que se puede tomar el sol o simplemente echar la tarde leyendo en un lugar tan bucólico.

paseos-por-soria-19También nos gustó mucho esta zona, seguramente una de las partes de Soria que mejor recuerdo nos han dejado. Al principio nos daba la sensación de que la ciudad vive de espaldas al río, ya que está en una posición mucho más periférica que en otras localidades castellanas como por ejemplo Zamora. Sin embargo, hacer este paseo nos dejó muy buenas sensaciones, en pocos sitios el Duero es tan bonito como a su paso por Soria.

paseos-por-soria-20El recorrido tiene también un toque arqueológico, ya que solo paseando por las orillas del Duero se pueden ver los vestigios de las murallas de Soria. No están en buen estado de conservación, aunque para ser justos hay que decir que estaban en obras. Lo mismo volvemos en unos años y nos encontramos una maravilla.

paseos-por-soria-21Más allá del río, el gran protagonista de esta ruta es el Puente Medieval de Soria, también conocido como Puente de Piedra. Es uno de los puentes más bonitos que hemos visto nunca, de esos que en cierta manera te deprimen por estar tan lejos de casa. Ya vimos el puente desde Arcos de Duero, pero realmente merece la pena acercarse hasta él, cruzarlo y contemplarlo desde distintas perspectivas.

paseos-por-soria-22Volver a Tren Campos de Castilla ’14

2 pensamientos en “Tres rutas para pasear por Soria

  1. Esto es realmente genial, eres un blogger muy profesional. Me he unido a tu RSS y deseo encontrar más cosas en este gran blog. Además, !he compartido tu sitio en mis redes sociales!

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *