Tres lugares poco conocidos al lado de la Gran Vía de Madrid que hay que ver

A lo largo de los años hemos escrito muchas cosas sobre la Gran Vía de Madrid: desde exposiciones fotográficas hasta sus espectaculares musicales, pasando por lugares en los que comer buen jamón. Sin embargo, hoy no vamos a hablar de la propia Gran Vía, sino de tres sitios poco conocidos que están cerca de ella. Podíamos haber escrito sobre trescientas cosas diferentes, pero hemos querido poner el foco en tres que realmente nos encantan. ¡Ah! Y es una selección variada, ya que os vamos a hablar de un parque, una iglesia y un edificio civil. ¿Quieres saber cuales son?

madrid-primavera-1LA PLAZA DE LA VILLA DE PARÍS

La protagonista más alejada de la Gran Vía es la Plaza de la Villa de París, un espacio situado cerquita del Paseo de Recoletos. Es un lugar muy importante desde el punto de vista legislativo, ya que a ella dan las fachadas del Tribunal Supremo y de la Audiencia Nacional. En muy poquita superficie se encuentran muchas historias y mucho patrimonio: desde la estatua de Fernando VI de finales del siglo XIX hasta la visita de Émile Loubet en 1905 que dio nombre a la plaza.

A nosotros nos gusta porque es una zona verde poquito conocida, muy tranquila para ser tan céntrica y con mucho encanto. Quizá solo sea una sugestión por el nombre o por la cercanía de la Embajada de Francia, pero nos recuerda un montón a algunas zonas de París. Como un paseo por las Tullerías, pero sin moverse de casa.

LA IGLESIA DE SAN JOSÉ DE MADRID

En el cruce entre la Calle Alcalá y el inicio de la Gran Vía está la Iglesia de San José, otra joya por descubrir. Es el típico sitio que pilla de paso entre los grandes hits de la ciudad y que muere de éxito, ya que a diario pasan miles de personas por su puerta pero son pocas las que se animan a entrar. Y es una pena, porque se trata de una iglesia barroca interesantísima con mucho poderío desde el punto de vista patrimonial (fue proyectada por Pedro de Ribera).

Si la Plaza de la Villa de París evoca a Francia, sin duda esta parroquia recuerda al gusto italiano. No diremos que haya que compararla con Santa María Maggiore de Roma, pero desde luego un airecito si que tiene.

LA CASA DE LAS SIETE CHIMENEAS

Y para cerrar, un edificio un poco mentiroso. A la Casa de las Siete Chimeneas se la pone siempre como ejemplo del “Madrid desconocido” o el “Madrid oculto”, por lo que cada vez queda menos que descubrir en ella. Además, suele ser escenario de rodaje tanto de documentales como de películas o series de época.

Aunque actualmente es sede del Ministerio de Cultura, sin duda siempre será recordada por haber sido la casa de Leopoldo de Gregorio. Seguramente ese nombre no os dirá nada, pero si decimos que era el Marqués de Esquilache (con su correspondiente motín que todos hemos estudiado en el instituto) la cosa cambia. Sus chimeneas son su principal seña de identidad, pero hasta la última de sus piedras rezuma encanto por los cuatro costados.

LA GRAN VÍA COMO CAMPAMENTO BASE

Por cierto, no solemos hablar mucho de hoteles en Madrid ya que vivimos en Alcobendas y nunca hemos pernoctado en la capital. Sin embargo, la oferta hotelera de la ciudad es impresionante: hoteles de todas las categorías y de todas las cadenas pelean por cada uno de sus huéspedes. Esta situación es muy positiva, ya que se traduce en ofertas de todo tipo: dos por uno en noches, descuentos agresivos, desayunos de regalo…

Nosotros hace poco estuvimos buscando para la familia y encontramos unos descuentos en Cupon.es para el Iberostar de Gran Vía que nos dejaron a cuadros: vaya chollo. Así que ya sabéis: no hace falta alojaros lejos del centro. Con que tengáis un poco de tiempo para buscar ofertas, encontraréis tarifas para pasar un finde inolvidable y por muy poco dinero.

2 pensamientos en “Tres lugares poco conocidos al lado de la Gran Vía de Madrid que hay que ver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *