Taberna Wabi-Sabi

El jueves se inaugura en Valladolid un establecimiento que, sin lugar a dudas, se va a convertir en muy poquito tiempo en una de las grandes referencias gastronómicas de la ciudad. Estamos hablando de la Taberna Wabi-Sabi, un local que mezcla la tradición de los bares vallisoletanos con la cocina japonesa. Desde esta misma semana se puede viajar al Japón más cosmopolita a través del buen comer, el buen beber y el buen conversar. ¿Quieres conocer este lugar único? Pues sigue leyendo, porque en el blogtrip #saboreavalladolid pudimos descubrirlo en una pre-inauguración en la que sus responsables nos descubrieron todos los secretos de la taberna.

wabisabi1

UNA TABERNA JAPONESA EN PLENO VALLADOLID

Wabi-Sabi debe su nombre a una filosofía nipona muy difícil de explicar, que encuentra en lo sencillo y lo inmaterial su modo de vida: algunos hablan de ella como el carpe diem oriental. Pues bien, esa forma de pensar es la que inspira a esta taberna, un nuevo proyecto de los hermanos Javier y Antonio González García (responsables del prestigioso restaurante Los Zagales de la Abadía, también en Valladolid), acompañados de Mariola López (una de las principales referencias en España en cuanto a cocina japonesa y asiática se refiere).

En una apuesta totalmente rompedora, la Taberna Wabi-Sabi trae al corazón de Pucela un homenaje de la cocina española a la gastronomía del país del Sol Naciente. No se trata de hacer los mismos platos que comen los japoneses, sino de ofrecer tapas y pintxos que tengan como base la cultura nipona. Si estuviéramos hablando de cine, sería una “libre adaptación” de autor.

wabisabi3

El local nos sorprendió gratamente, pues hasta el último detalle ha sido cuidado. La responsable de la mayor parte de la decoración es Sandra Tarruella, una de las interioristas más prestigiosas del país. Como os podéis imaginar, hay infinitos guiños a Japón. La parte que más nos gustó fue una pared llena de pósters japoneses, en los que se puede ver desde una imagen de Mazinger Z hasta un cartel en el que se prohíbe fumar en la calle.

wabisabi4

El Wabi-Sabi es bastante grande. Tiene dos plantas en las que juegan con diferentes conceptos: barra, mesa corrida, zona para reservas… En todas ellas la cocina está a la vista, por lo que podréis ver con vuestros propios ojos cómo cocinan lo que os vais a comer. Dicho sea de paso, los almacenes también son vistos, por lo que no hay nada oculto dentro de la taberna. Pura filosofía wabi-sabi.

wabisabi2

También hay que destacar el mar flotante que está en el techo del Wabi-Sabi, en el que pescados típicos de la gastronomía japonesa (como el pez globo) han sido recreados en esculturas de papiro. Podéis ver la foto al inicio del artículo.

GASTRONOMÍA DE GRAN CALIDAD

La decoración y el concepto están muy bien, pero hablemos de las cosas que de verdad importan: ¡la comida y la bebida! 😛 Pese a que todo lo que os hemos enseñado hasta ahora es conceptual y glamouroso, que nadie espere precios desorbitados. Los diferentes pinchos tienen 3€ como precio máximo, por lo que se puede tapear en el bar a un coste similar que en el resto de la ciudad. Hay vinos y bebidas de todo tipo, aunque con especial presencia de productos japoneses.

Todos los pinchos están inspirados en la gastronomía japonesa, aderezados con un toque de humor. Justo más abajo veis uno llamado Ostra Pedrín, una vieira con salsa de manzana y una perla hecha con agua de mar. A nosotros no nos gusta mucho el marisco, pero nos animamos a probar y… ¡Riquísimo! Un plato sorprendente y con muchos matices.

wabisabi5

Si en vez de tapeo se quiere hacer una comida más convencial, hay dos opciones: menú taberna, por 20€; y menú Wabi-Sabi, por 25€. No incluyen bebida, pero si se va a comer o cenar con estos menús se puede maridar con vinos y cervezas a un precio especial. Muy recomendable para ocasiones señaladas.

UN PASEO POR WABI-SABI JUNTO A SUS CREADORES

Las palabras están muy bien, pero a veces un vídeo es mucho más ilustrativo. En la pre-inauguración a la que pudimos asistir, los hermanos Javier y Antonio González García nos hicieron una pequeña visita guiada por el local. Aquí va la planta superior:

Y aquí va la planta de abajo. Atentos al audio: no es muy bueno, pero podéis escuchar a uno de sus dos creadores hablando de la taberna y su filosofía.

DATOS PRÁCTICOS

¿Os ha gustado la Taberna Wabi-Sabi? ¿Queréis ir a ella? Pues lo tenéis muy fácil. Está en la Plaza de Martí y Monsó (también conocida entre los pucelanos como Plaza del Coca), realmente cerca de la Plaza Mayor, por lo que no tiene pérdida. El teléfono de reservas es 983 35 32 33.

Si os apetece tapear de una manera distinta o daros un homenaje en una cena especial, no dudéis en pasaros por aquí. Un sitio sorprendente y que pronto será (si no lo es ya) parada obligada en cualquier ruta de pinchos por Valladolid que se precie.

wabisabimapa

Ir a Valladolid ’13

21 pensamientos en “Taberna Wabi-Sabi

  1. Genial y completísimo articulo chicos! A mi fue un sitio que me sorprendió muchísimo y al que me encantaría volver cuando regrese por Vallladolid. Un sitio muy especial y chulo y con unas tapas muy interesantes. Además a buen precio.

    Un besote!

    • Todos salimos de allí con la misma impresión. A ver si hay suerte y les va bien porque siempre es de agradecer que alguien se la juegue con una propuesta tan novedosa 🙂 Volveremos!!

      Un besote y gracias por pasarte por aquí! ^^

  2. Tuvimos el placer de ir ayer y nos encantó. La cocina de Mariola es insuperable y el local no puede ser más agradable y bonito! Enhorabuena!

  3. Lo cierto es que es una de las apuestas más potentes y que yo desde luego voy a apoyar, ya que de lo que se trata, es de hacer de Valladolid un lugar donde se aune el concepto clásico de la comida castellana con espacios de mayor innovación, como el Wabi/sabi.
    Pedazo de artículo señores.
    Cuando volvais, cenamos allí.

    • Pues si, un sitio rompedor pero que a la vez encaja perfectamente en la enorme oferta gastronómica de la ciudad. Es lo que más nos gustó de Valladolid, que en todo (vino, comida, hoteles, museos, patrimonio) hay una variedad enorme.

      ¡Ah! Y te tomamos la palabra: cuando volvamos nos tenemos que marcar una cenita en el Wabi-Sabi muy curiosa 🙂

  4. Cuando se consiguen unir un lugar agradable y relajante con una gastronomía original, sana y riquísima nace un tesoro, del que casi da miedo hablar, por si se entera demasiada gente ….
    Wabi-Sabi es un lugar único que hay que probar… Es pura magia para los sentidos.

    • Tienes toda la razón Ricardo. Lo hemos hablado con varias personas, y no conocemos a nadie que haya salido del Wabi-Sabi sin una sonrisa en la boca. Es un sitio increíble, con un presente fantástico y un futuro mejor todavía 😀

  5. Pingback: Blogtrip #SaboreaValladolid | Descubriendo el Valladolid enogastronómico

  6. Excelente articulo. Con leerlo parece que estas alli.
    Estoy totalmente deacuerdo con vosotros.
    Local atrevido para lo que es Valladolid, pero quien no arriesga no gana.
    La trayectoria de Marioala, asi como la de los hermanos “Abadia” son una mezcla que da EXITO asegurado.
    Por cierto…que os parecio el “Ihsus”, Sushi Wine que tienen como referencia? De los que he probado la verdad el que mas me ha gustado!!!
    Habra que brindar con él por su exito…

    • Un proyecto como el Wabi Sabi no puede fallar, esté en Valladolid o en la Conchinchina. A todo el mundo le gustan las cosas bien hechas!

      no pudimos probar el Ihsus, queda pendiente para una futura visita 🙂 un saludo! ^^

  7. Me alegro mucho de que se haya abierto un sitio como este en Valladolid. Aunque, después de haberlo probado hoy, creo que deberían mejorar unas cuantas cosas. La calidad del sashimi aceptable, pero los cortes eran muy malos (salmón cortado del tamaño de sacapuntas, atún cortado del tamaño de posavasos). Bien los maki de atún, pero los nigiri con huevo de codorniz no me han dicho nada y encima el arroz se desprendía. Bastante rico el tempura aunque algunas piezas tenían exceso de aceite. El servicio es atento, aunque nos han hecho esperar demasiado entre platos, y no entiendo que no te dejen la soja en la mesa para que te puedas servir todo lo que quieras. La decoración y el ambiente son agradables. En cualquier caso, creo que el wabi-sabi es la mejor opción que hay en Valladolid cuando uno quiere matarse el gusanillo de la comida japonesa.

    • Nosotros no somos ningunos expertos sobre comida japonesa, así que no podemos opinar a ese nivel. De todos modos, sabemos de primera mano que la gente del Wabi Sabi es muy abierta: cuando vuelvas a ir, seguro que agradecen cualquier crítica que les ayude a mejorar. Un saludo y gracias por pasarte por aquí! 🙂

  8. Pingback: Valladolid ’13 – Capítulo I: Información práctica | www.eduyeriviajes.com

  9. Pingback: Valladolid ’13 – Capítulo III: Bodegas Viña Mayor, Peñafiel, Cepa 21, Valladolid, Señorita Malauva y los mejores pinchos del mundo (día 2) | www.eduyeriviajes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *