Ruta de un día por Santiago de Compostela

Dicen que todos los caminos conducen a Roma, pero el mismo refrán se puede aplicar a  una de las urbes más bellas del norte de España y declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1985. Hablamos de Santiago de Compostela. En nuestro periplo por tierras gallegas no podíamos dejar de lado la visita a la cuna de una tradición que secundan propios y extraños, un lugar donde la historia y la leyenda se unen y donde no parece que el tiempo haya pasado. ¿Preparados para patear la ciudad?santiago01

Advertimos desde ya, que Santiago bien se merece un fin de semana largo, pero por cuestiones de tiempo nosotros sólo pudimos estar un día, por lo que nos dejamos muchas cosas en el tintero, así tenemos una buena excusa para volver de nuevo 😀

Comenzamos nuestra ruta en la Oficina de Turismo sita en la rua do Vilar, una ubicación perfecta para, además de hacernos con un plano y de este modo ver todos los lugares de interés de la ciudad, conocer una de las calles más interesantes del centro, pues ésta junto con la rua Nova y Franco es donde se concentran gran parte de los bares, restaurantes y comercios de Santiago. Subiendo por esta última llegaremos hasta la plaza del Obradoiro, no sin antes haber disfrutado de la colorida de Fonseca.santiago02

Según nos acercamos a nuestra primera parada, dejamos a mano derecha el edificio que alberga el claustro de la catedral, del cual hablaremos más adelante, mientras que a la izquierda, dos edificios de la Universidad que fueron antiguos colegios, el de Fonseca (actual biblioteca) y el de Xerome (ahora el Rectorado). Nos situamos en el centro de la praza más importante de toda la villa y disfrutamos de las vistas que ofrece.santiago03

Al frente la catedral, con su imponente altura y estilo barroco. Lo que vemos es sólo una parte, quizás la más conocida de todas, la fachada del Obradoiro realizada por Casas Novoa en 1740. Nosotros desafortunadamente la vimos en obras (segunda excusa para volver) por lo que los andamios deslucían un poco su aspecto, aún así impone, y mucho. A la izquierda el Hostal de los Reyes Católicos, actual Parador Nacional. Mandado construir por sus majestades para albergar a los enfermos y peregrinos, se pueden visitar los patios interiores y la capilla, declarada Monumento Nacional en 1912, en horario de lunes a viernes y domingos de 12 a 14 h y de 16 a 18 h, previo pago de 6 € (menores de 12 años, gratis). Detrás está la Sede del Concejo y Presidencia de la Xunta en el Pazo de Raxoi. Edificado en el s. XVIII para ser seminario para confesores, realzando, de esta manera, el aspecto de la plaza.santiago04

Un último vistazo antes de entrar en la catedral. Si os aceráis hasta la Costa do Cristo, veréis la iglesia de San Fructuoso o también conocida como de las Angustias de Abaixo. No hace falta que bajéis, pues se proyectó para se contemplada desde arriba donde se  sitúan las esculturas de las cuatro virtudes cardinales: Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza.santiago05

Una vez tenemos esta espectacular panorámica de la Praza do Obradoiro, entremos en la catedral. Declarada Bien de Interés Cultural en 1896, el templo tiene una intensa e interesantísima trayectoria. Dice la leyenda que los restos del Apóstol Santiago, tras ser decapitado en Jerusalén, fueron trasladados hasta la Península Ibérica y, concretamente a Galicia, en una barca de piedra. Sin embargo, y a consecuencia de las persecuciones cristianas por parte de los romanos, se abandonaron hasta que en el siglo IX, un ermitaño llamado Pelayo descubrió la tumba. Inmediatamente se lo comentó a Teodomiro de Iria, su obispo, y éste, a su vez a su rey, Alfonso II de Asturias, que ordenó construir una primera capilla para rendirle culto y ser lugar de peregrinaje.santiago06

Tras las incursiones árabes de Almanzor, la primitiva iglesia fue destruida, por lo que se vuelven a levantar sus cimientos (los actuales) en el siglo XI con Alfonso VI y Diego Peláez como principales promotores. Comenzada en estilo románico, pronto se vio obsoleta por la gran cantidad de peregrinos que de todas las partes del occidente europeo hasta allí arribaban, muestra de ello es el Códice Calixtino, por lo que el proyecto tuvo que ser modificado para dar cabida a todos. Nombres como Diego Gelmírez, obispo y arzobispo de compostela, y los maestros Esteban (deambulatorio y parte de la fachada de las Platerías) y Mateo (pórtico de la Gloria) son algunos de los más reconocidos autores de esta época. Con los años, la inicial iglesia fue adaptándose a los nuevos tiempos y con ello, sufrió grandes modificaciones tanto estructurales como estéticas, superponiéndose al primitivo románico los estilos gótico y barroco, entre otros.santiago08

En su interior, nos encontramos ante una planta de cruz latina de tres naves con girola en su ábside. A ella se adhieren numerosas capillas de los más altos e ilustres personajes de la ciudad. La altura del templo permitió construir un triforio  que permitía albergar a los peregrinos, además de proporcionar espacio para un mayor número de asistentes a las celebraciones religiosas. Lo más espectacular es visitar la Cripta del Sepulcro de Santiago, donde supuestamente descansan las reliquias de este santo apóstol.santiago07

Por otro lado, os invitamos también a pasar al claustro, de estilo gótico-renacentista. Allí se encuentran numerosas sepulturas de gran valor artístico e histórico, el acceso a la sala capitular y al Archivo y Biblioteca catedralicios, donde se custodian joyas documentales tan importantes como el ya citado Códice Calixtino.santiago09

Salimos de la catedral por la plaza de las Platerías, lo cual nos va a permitir visitar el reciente Museo de las Peregrinaciones y encaminarnos hacia la siguiente plaza, la de Quintana. Rodeados de edificios nobles como el monasterio de San Paio de Antealtares, la Casa da Conga (sede del Colegio de Arquitectos de Galicia, además de comprender comercios, restaurantes, bares y cafeterías) y, subiendo la escalinata, la Casa da Parra (hoy sala de exposiciones). El monasterio, edificado para que los primeros monjes benedictinos residentes pudieran atender el culto del reciente descubrimiento de los restos del apóstol, fue abandonado a fines del s. XV, siendo ocupado esta vez por monjas de clausura que lo dedicaron a San Paio, mártir de Córdoba, de ahí su nombre y que su imagen degollada presida la fachada del templo.santiago10santiago11

Dirigirnos ahora nuestros pasos hacia la Praza da Inmaculada, donde, además de tener una perspectiva diferente del templo principal de Santiago de Compostela, se encuentra la iglesia y monasterio de San Martin Pinario. Su monumentalidad se deben a la época de esplendor que durante el siglo XV permitieron la construcción de este complejo barroco. En la actualidad es sede del Seminario Mayor, aloja la Escuela de Trabajo Social y los estudios de Teología, es residencia universitaria durante el curso académico y, en los meses de verano hostal. Asimismo acoge el Archivo y Museo Diocesano.santiago12

Subimos por la rua da Moeda Vella y continuamos el trazado del edificio para ir a parar a San Miguel dos Adros, otro de los múltiples santuarios que copan el entramado de la ciudad vieja. Ahora, bajando hacia Acibechería, iremos a parar a la plaza de Cervantes, que no siempre ha sido denominada de esa manera. En el siglo XII se la conocía como el “Foro”, ya que era el lugar donde el pueblo se reunía para escuchar los acuerdos municipales y ordenanzas del arzobispo leídas por el pregonero. Fruto, también, de toda esa actividad, una de las calles que desembocan en la plaza se llama del Preguntoiro.

Continuamos por San Biettio para toparnos de frente con el convento de Santo Agostiño. Fue construido a mediados del siglo XVII, de ahí su estilo neoclásico, gracias a la aportación que el Conde de Altamira entregó a la Orden de los Agustinos Calzados. Desataca en su fachada la Virgen de la Cerca, llamada de esta manera por haber estado situada en un nicho de la antigua muralla. En la actualidad, aunque ocupado por los jesuitas, es sede de un colegio mayor universitario.

En esa misma calle, el Mercado de Abastos, que aunque no lo parezca, es de muy reciente construcción (s. XIX) y curiosamente es uno de los pocos cubiertos que daba cobijo a los comerciantes. Como siempre, os invitamos a entrar, pues tiene productos de primera calidad, frescos y de cercanía. Quizás sea un buen regalo comprar algo para familiares o amigos, aunque es importante que sepas su horario: de lunes a sábado de 8 a 14 h.santiago13

Bajando, hacia el final de la calle, de nuevo otra iglesita. Esta vez es la de San Fiz, de estilo románico en su exterior y barroca en el interior. Es una de las más antiguas de la ciudad, pues se dice que allí estuvo viviendo el ermitaño Paio o Pelayo, de quien ya hemos hablado anteriormente (descubridor de las reliquias del apóstol Santiago).santiago14

Llegaremos al entrar en la Plaza da Universidade y Praza de Mazarelos, a unas de las facultades más bonitas de la Universidad de Santiago, la de Geografía e Historia y, un poco más abajo se encuentra la de Filosofía, ambas junto a la iglesia de esta institución.santiago15

Terminando ya nuestro recorrido, os invitamos a acercaros hasta la Alameda, el principal parque y zona de paseo de los santiguases. Conformado por tres espacios diferentes -el paseo propiamente de la Alameda, la carballeira o robledal de Santa Susana y el paseo de la Herradura-, sin duda es el broche de oro para concluir la visita a la ciudad, pues además está abierto las 24 horas.

Volver a Galicia ’14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *