Qué ver en un día en Valencia

Poco sabíamos sobre Valencia antes de ir allí. Es la típica ciudad de la que se oye hablar a menudo por diversos motivos (desde fútbol hasta gastronomía), pero si somos honestos tenemos que reconocer que no sabíamos muy bien qué había por allí. Quizá por eso todo nos sorprendió tanto y hoy en día es una de esas recomendaciones que siempre hacemos. Y como muestra, aquí os dejamos el clásico qué ver un día en Valencia, en el cual os enseñamos todo lo que se puede hacer en la capital del Turia. Aunque lo ideal sería echar allí un finde por lo menos, en una jornada hay tiempo más que suficiente para hacerse una completa composición de lugar.

Torres de Quart, las torres gemelas de Valencia

Dos torres gemelas de origen medieval que, en su momento, formaban parte de la muralla de la ciudad. Monumento Nacional desde 1931, mampostería de cal y cantos por sistema de encajonadas, disposición oblicua… Podríamos enredarnos en eso, pero nos conformamos con decir que es una parada más que obligada. El edificio en sí es precioso, se puede subir a la parte superior para disfrutar de unas buenas vistas de esa parte de la ciudad y pocos edificios medievales hay tan bien conservados en Valencia.

El Mercado Central

“Nos encantan los mercados” es nuestro mantra favorito. Si hay un mercado, hay que ir. ¡Fin de la historia! Y el de Valencia es una pasada. Cobijado en un edificio de estilo modernista, en él se pueden encontrar a casi medio centenar de comerciantes de todo tipo: verduras, frutos secos, cervezas artesanales… Merece la pena. Si te preguntas qué hacer hoy en Valencia y no es domingo (ya que es el único día que cierra), ir aquí siempre será una buena respuesta. Aquí os dejamos los horarios, por si acaso.

Plaza de la Virgen, un pedacito de Roma en Valencia

Con diferencia, nuestro rincón favorito de Valencia. Conocida también como Plaça de la Mare de Déu y antaño como Plaça de la Seu, recoge los restos del foro romano de la ciudad y aglutina algunos de los edificios más significativos de la ciudad: la Catedral de Santa María, la Basílica de la Virgen de los Desamparados y el Palacio de la Generalitat. Recuerda muchísimo a Roma, si habéis estado en ambas ciudades entenderéis de lo que hablamos con un solo vistazo.

El Mercado de Colón

Los mercados tradicionales nos encantan, pero los de nueva generación no se quedan atrás. Igual que Madrid tiene su Mercado de San Miguel, Valencia tiene el Mercado de Colón: un edificio modernista reformado y que en la actualidad alberga comercios y establecimientos gastronómicos tirando a modernitos. Merece la pena venir a tomar algo a cualquier hora del día.

Por supuesto, la Lonja

Posiblemente el edificio más emblemático de la ciudad. La Lonja de la Seda o Lonja de los Mercaderes es la obra maestra el gótico civil en la ciudad de Valencia. Es Patrimonio de la Humanidad, etiqueta que habla por si sola. Es uno de los mejores ejemplos del gótico tardío en el Mediterráneo, y muestra sin lugar a dudas el esplendor de la burguesía valenciana a finales de la Edad Media. Imprescindible no solo en Valencia, sino en cualquier persona que quiera presumir de conocer la costa mediterránea española.

Puente y Torre de los Serranos

Empezamos el post hablando de las Torres de Quart, y ahora que estamos llegando al final hablamos de las Torres de Serranos, también conocidas como Puerta de Serranos. Otro vestigio perfectamente conservado de la muralla medieval. Merece la pena dar un paseíto por la zona, cruzar el puente y disfrutar de las vistas. Por cierto, hay cierto debate con el nombre: algunos afirman que el área se llama así porque comunicaba con la comarca de Los Serranos, pero otros dicen que toma su nombre de la familia de nobles que vivía por allí.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias

No es que sea lo que más nos guste del mundo, pero la Ciudad de las Artes y las Ciencias es la construcción más relevante que se ha llevado a cabo en la ciudad en los últimos años. Una de las obras más emblemáticas del polémico Santiago Calatrava, en ella encontraréis varios museos y centos de exposiciones. Puede ser una actividad en la que gastar mucho dinero (las entradas no son baratas), pero también gratuita, ya que pasear por la zona es una delicia al atardecer.

Comer paella

Aunque no sea un edificio, como si lo fuera. Comer paella en Valencia es obligatorio, pese a que no siempre resulte sencillo encontrar un sitio bueno y de precio razonable. Nosotros somos muy fans de El Palmar, una pedanía valenciana en el corazón de La Albufera. Llegar requiere 15 minutitos en coche, pero os aseguramos que merece la pena. Y si, puede parecer un sacrilegio moverse de la ciudad, pero es que las posibilidades del turismo en la Comunidad Valencia son infinitas. Valencia tiene mil cosas para ver y hacer, y sus alrededores no se quedan atrás. Pero esa es otra historia, y en otro post será contada.

Volver a Valencia ’15

Guardar

2 pensamientos en “Qué ver en un día en Valencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *