Qué ver en Saint-Lary

Después de la guía de Saint-Lary que publicamos hace un par de semanas, vamos a empezar a escribir cositas más concretas sobre este genial destino del Pirineo Francés. Y no por nada, sino porque en Saint-Lary encontramos muchísimos alicientes: cultura, gastronomía, deporte… Seguramente en el esquí sea su principal reclamo turístico, pero hoy queremos centrarnos en su patrimonio. Y es que su pequeño casco histórico, el cual muestra la esencia más auténtica de los pueblos del Pirineo, nos pareció encantador. Ya nos han preguntado más de una vez que qué hay que ver en Saint-Lary, así que aquí va nuestra respuesta en forma de artículo.

que-ver-saint-lary-1

Saint-Lary, tal y como hoy lo conocemos, es un lugar relativamente reciente. Nació a comienzos de los años 60 del siglo XX, como fusión de distintos municipios que empezaban a crecer al amparo de la Estación de Esquí. Contra todo pronóstico, ese apogeo se hizo sobre la base de un urbanismo sostenible, coherente con el entorno y con un excelente gusto estético. Así, hoy es un pueblecito con mucho encanto.

El punto de partida perfecto para cualquier recorrido es la Oficina de Turismo de Saint-Lary, ubicada en la Pla d’Adet (en lo alto de la Estación de Esquí hay otra, pero evidentemente no nos vale para este recorrido). Allí dan planos gratis, además de muchísima información chula sobre el pueblo y sus alrededores.

que-ver-saint-lary-2

Justo enfrente de la Oficina de Turismo está la moderna Iglesia de Saint-Bertrand-de-Comminges, construida en el siglo XX. No es que sea el edificio más bonito del mundo, pero merece la pena acercarse (sobretodo teniendo en cuenta que es gratis y abre durante buena parte del día). Mención aparte merecen sus vidrieras, con imágenes de algunas de las iglesias más representativas de Francia.

que-ver-saint-lary-3 que-ver-saint-lary-4

Sus alrededores son casi tan importantes como el interior, ya que en las inmediaciones de la Iglesia de Saint-Bertrand-de-Comminges se encuentran dos referencias imperdibles en Saint-Lary. Una es el típico monumento a los caídos en la dos guerras mundiales del siglo XX, en el cual se rinde tributo a los habitantes del pueblo que participaron en el conflicto. Por otro lado, no hay que olvidarse de las dos campanas medievales que afloraron durante el proceso de construcción de la iglesia.

que-ver-saint-lary-5 que-ver-saint-lary-6

Tal y como hemos dicho, Saint-Lary es un pueblito muy pequeño. Por eso, tiene la típica “calle principal”, esa que va cambiando de nombre según el tramo en el que se esté, pero alrededor de la cual surgen restaurantes y tiendas de todo tipo. ¿Y qué vimos allí? Pues al margen de una gran variedad de establecimientos (especialmente si se tiene en cuenta que es un pueblo de montaña), nos gustó mucho el ambiente: gente joven, familias esquiando, muchos turistas también. Merece la pena el paseo.

que-ver-saint-lary-7

Junto a dicha calle principal está la Casa Fornier de Saint-Lary, posiblemente el edificio más noble de la localidad. Hay constancia de que fue construido a comienzos del siglo XVII por la familia que le da el nombre, cuyos miembros siempre ejercieron una gran influencia en la vida pública de Saint-Lary.

La casa la construyeron al lado de otra casa noble antigua, de la cual solo quedan algunos restos. De hecho, hoy se le conoce como la Torre de Agut, ya que es lo único reconocible que se puede visitar.

que-ver-saint-lary-8

Y hablando de edificios notables, no podemos olvidarnos de la Iglesia de Saint-Pierre de Soulan. Es del siglo XVII y, aunque no pudimos entrar a verla por dentro, por fuera tenía una pinta super chula. Os recomendamos pasar también por la noche, ya que tiene una iluminación de esas que acentúan sus rasgos más llamativos. Eso sí, a las 00:00 en punto la apagan, que no os pase como a nosotros que nos pilló mientras grabábamos un vídeo.

que-ver-saint-lary-9

Por cierto, no queremos olvidarnos de la enorme belleza natural que rodea a Saint-Lary. En todo paseo que se precie por el pueblo, no debe faltar nunca una breve incursión en el río, en sus bosques de alrededor y en las granjas en las que se siguen criando animales al método tradicional. Quizá el esquí se suela asociar al glamour, pero en este caso conocimos su aspecto más natural.

que-ver-saint-lary-10

Precisamente, otra cosa que nadie se puede perder es la visita a La Vignécoise, una pequeña granja y fábrica de conservas artesanales. Es toda una institución de la zona en lo que se refiere al trabajo con cerdo negro de Bigorre, internacionalmente reconocido por el delicioso sabor de su carne.

que-ver-saint-lary-11

No es que la visita sea demasiado larga, pero igualmente a nosotros nos gustó demasiado. Justo detrás de la fábrica tienen a los cerdos, los cuales tuvieron sus 15 minutos de gloria rodeados de unas cuantas cámaras. En el edificio principal se exponen los productos que se elaboran: patés, salchichones, jamón… Los precios nos sorprendieron, ya que son delicatessem pero asequibles para todos los bolsillos.

No solemos ir a este tipo de sitios, pues suelen estar enfocados únicamente a venderte cosas, pero en este caso quedamos más que satisfechos.

que-ver-saint-lary-12 que-ver-saint-lary-13

Y eso es lo que da de sí una visita a Saint-Lary. Por supuesto, nos hemos dejado en el tintero muchísimas cosas, como el Spa Mercure Rio o todo lo relacionado con el esquí, pero entendemos que son atractivos tan importantes como para hablar de ellos aparte.

que-ver-saint-lary-14

Capítulo IVolver a Saint-Lary ’14Capítulo III

7 pensamientos en “Qué ver en Saint-Lary

  1. Yo también me he animado y precisamente hoy he publicado sobre Saint Lary. En este caso sobre el cerdo negro de Bigorre y su gastronomía en general!!

    Repetimos viaje cuando queráis!! Abrazos chicos!

    • Vaya cerdos enormes, eh? Nos ha encantado tu post, sobre todo a Edu que es un apasionado de estos animales jajajaja Y te tomamos la palabra en cuanto a repetir, ¡fue un placer coincidir contigo!

  2. Pingback: Aprender a esquiar en Saint-Lary (guía para novatos) | www.eduyeriviajes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *