País Vasco ’08 – Capítulo XIII: Gernika y Bosque de Oma (Día 11)

Un día nuevo y otra excursión más. En este caso la localidad elegida fue Gernika-Lumo, conocida por la cantidad de injusticias que ha sufrido a lo largo de la Historia y por, una vez tras otra, haber sabido recuperarse y salir adelante. La distancia en coche no es tan grande como la que hicimos a Bilbao el día anterior, pero tres cuartos de hora en la carretera no nos los quitó nadie.

Plano de GernikaTras una pequeña visita a la Oficina de Turismo para obtener mapas y folletos fuimos a ver el edificio más representativo de la ciudad: la Casa de Juntas. Si queréis ver un plano del edificio y sus jardines (os será muy útil tener el plano si visitáis Gernika), pinchad en la imagen de la derecha. La historia del edificio se remonta a casi los primeros pobladores de la localidad, y es difícil describirla en unas pocas líneas. Básicamente es un edificio que recoge la tradición de que las Juntas Generales de Vizcaya se reuniesen históricamente bajo un roble que está alrededor del mismo.

Pais Vasco 141 Pais Vasco 142

Pais Vasco 143El edificio es usado en ocasiones como sala de exposiciones, y en nuestro caso visitamos una conocida como “Víctimas”. En ella se recoge lo que se conoce eufemísticamente como el “problema vasco” a través de imágenes de telediarios y documentales, desde el lado de los que han muerto a manos de ETA. No somos expertos en el tema y por tanto no podemos opinar, pero lo cierto es que en esas imágenes se recogía mucho dolor, el cual se transmitía a los visitantes de la exposición con mucha facilidad. Lo importante en la vida muchas veces es reírse, y quizá lo único que se puede desear desde aquí es que todas las partes implicadas en el conflicto lleguen alguna vez a un acuerdo que haga que todos puedan ser felices y vivir a gusto.

Dejando de lado un tema complejo que no dominamos y en el que, por tanto, opinar sería una temeridad, hay que decir que la visita no solo se centra en el interior, sino que en la parte exterior se puede visitar el Árbol de Gernika, “hijo” del originario y que recoge su imagen de símbolo de la libertad. De hecho, en el bombardeo que sufrió la ciudad durante la Guerra Civil Española el árbol fue lo único que quedó en pie -aunque este árbol pertenece a una generación siguiente-.

 Pais Vasco 144 Pais Vasco 145

En principio el árbol original data del siglo XIV, pero la muestra más antigua que se conserva pertenece al denominado Árbol Viejo, que estuvo en pie entre 1742 y 1860 y cuyo tronco se encuentra monumentalizado en el jardín. Tras dar una vuelta por los jardines salimos y fuimos a parar a otra de nuestras tradiciones a la hora de viajar: un mercado. Siguiendo el precedente creado en nuestro viaje a Bolonia, pasamos un buen rato curioseando entre puesto y puesto, momento en el cual aprovechamos para comprar algunos regalos a amigos y familiares, como unas botellas de txakoli -también llamado txakolín o chacolí-, el vino típico de la región.

Pais Vasco 146 Pais Vasco 195

La visita a Gernika-Lumo se centró en lo más estrictamente turístico, pero es que ese día teníamos pensado hacer un sendero por la montaña en el marco de la visita al Bosque de Oma, una de las obras más reconocidas del artista Agustín Ibarrola y uno de los símbolos del País Vasco. Eso sí, antes de salir hacia allá comimos en el parquecito de al lado de la Casa de Juntos. Mientras comíamos unos señores nos preguntaron que sí éramos argentinos, cosa que no nos había pasado nunca. Una vez comimos cogimos el coche, aunque en este caso el trayecto no duró ni quince minutos. Aparcamos en una especie de estación que sirve de inicio para la ruta -el bosque está a más de una hora de camino-, y nos armamos de valor.

Lo primero que hay que destacar es que nada más empezar a andar hay un montón de conejos sueltos. Junto a ellos hay un cartel que reza “dejen en paz a los conejos”, por lo que parece que suelen ser distracción de los turistas que se quedan a mitad de camino. También había, aunque metido en un pequeño cercado, un jabalí muy gracioso.

Pais Vasco 147 Pais Vasco 148

Pues eso, después de estar un rato jugando con los animalitos y haciéndoles fotos decidimos emprender la ruta, no sin muchas dudas debido a que el cielo estaba cada vez más negro. Tras un sinfín de curvas, cuestas y bajadas, y sin encontrarnos apenas gente en el camino, llegamos a nuestro destino. El Bosque de Oma es un lugar mágico, aunque quizá con todo el bombo que le dan en las oficinas de turismo cuando llegas te decepcionas un poco.

 Pais Vasco 149 Pais Vasco 150

Básicamente son un montón de figuras -más de cuarenta- representadas en diferentes grupos de árboles. En la parte de abajo hay una caseta que los lunes cierra, y aunque era inicio de semana tuvimos la suerte de habernos hecho con un folleto en Lekeitio. Sin él, estás perdido, ya que aunque hay paneles en el suelo no son más que números, que no te indican ni el nombre de la figura ni el orden de la visita. Agustín Ibarrola ha sabido jugar sobretodo con la perspectiva, pues cosas que desde un punto de vista no son más que “colores” desde otra zona se convierten en figuras claramente reconocibles. En la imagen de abajo a la izquierda, por ejemplo, está la figura de una persona.

 Pais Vasco 151 Pais Vasco 152

Así como algunas zonas son especialmente visuales otras son algo inquietantes, pero en líneas generales es una excursión que merece la pena. La visita en sí es un caos, pues no hay apenas señalización y puedes pasar de la figura 1 a las 30 sin darte cuenta, pero quizá así todo esté más en armonía con la naturaleza. Eso sí, hay que pensar que es una visita larga, pues entre ida y vuelta se van perfectamente tres horas, y luego allí mínimo pasas una y media o dos.

 Pais Vasco 153 Pais Vasco 154

Total, que aunque tuvimos la suerte de que no nos llovió -no teníamos ni paraguas- acabamos rendidos, y con los pies a punto de explotar.

Capítulo XIIVolver a País Vasco ’08Capítulo XIV

Un pensamiento en “País Vasco ’08 – Capítulo XIII: Gernika y Bosque de Oma (Día 11)

  1. Pingback: País Vasco ’08 – Capítulo XIV: Bermeo, Mundaka y alrededores (Día 12) | Edu & Eri Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *