Ontalvilla de Almazán ’11 – Capítulo III: Burgo de Osma

Aprovechando una de las muchas visitas que hicimos a Ontalvilla de Almazán (en concreto la del día de la presentación del libro) nos dimos el homenaje de visitar uno de los enclaves más bonitos de Soria: el Burgo de Osma (por cierto, su denominación oficial es El Burgo de Osma – Ciudad de Osma). No fue una excursión muy exhaustiva ya que íbamos con la familia, pero aún así vimos varias cosas chulas.

Ontalvilla 21Aparcar en Burgo de Osma no es un problema, ya que hay varios nada más llegar al pueblo. Nosotros, por indicación de Nuria, dejamos pasar el primero y nos metimos en el segundo: el más cercano a un puente que da acceso al casco histórico de la ciudad. La vista es impresionante, en cierto sentido recuerda a muchos de los pueblos que vimos cuando estuvimos viviendo en la provincia de Cuenca: Cañete, Alarcón, Huete… Es decir, en medio de la nada surgen grandes iglesias, preciosas murallas e infranqueables castillos. Nos encanta el interior de España, la verdad.

Así, tras dejar los coches en el susodicho aparcamiento cruzamos un precioso puente que pasa por encima del río Ucero. Aunque hasta ese momento poco o nada sabíamos de Burgo de Osma -que era el pueblo natal de Jesús Gil, el antiguo presidente del Atlético de Madrid y de Marbella- a cada paso nos íbamos acercando a un lugar que rezuma historia por los cuatro costados.

Ontalvilla 22 Ontalvilla 23

Ontalvilla 24El casco histórico es en su mayoría altomedieval, aunque los orígenes de Burgo arrancan en un poblamiento arévaco conocido como Uxama (del cual se pueden visitar los restos arqueológicos). Las murallas, las amplias avenidas y los enormes edificios religiosos dan cuenta de la tremenda influencia que ha tenido este enclave en Soria y en todo Castilla. En cuanto llegó Nuria (la chica con la que Erika ha escrito su libro) y empezó a contarnos todo tipo de cosas sobre la historia del lugar todo cobró un significado mucho más interesante.

Si no tenéis la suerte de que alguien os haga una “visita guiada” no hay problema, ya que prácticamente en cada rincón de Burgo de Osma hay un panel con información de todo tipo: mapas, fotografías antiguas, textos históricos… También hay infinitos monumentos y placas que describen hechos destacados, como la estatua a los obispos de Burgo de Osma. En este caso se puede apreciar la importancia que ha tenido el clero en la evolución de esta población.

Ontalvilla 25 Ontalvilla 26

Ontalvilla 27El edificio que destaca con entidad propia, muy por encima del resto, es la Catedral de Santa María de la Asunción. Data del siglo XIII, y además de la torre -que se ve desde toda la ciudad- todo su exterior es fascinante por la mezcla de estilos arquitectónicos que ofrece. Es BIC desde 1931, lo cual ha permitido que se conserve más o menos bien.

Sin embargo, lo realmente interesante está su interior. Por 2€ por persona se puede hacer una visita que abarca la mayoría de las estancias de la catedral: el claustro, las capillas, la propia iglesia… Por cierto, este edificio fue sede de una edición de Las Edades del Hombre, la célebre exposición de arte sacro de Castilla y León. Pues bien, eso ha hecho que muchas de las piezas que fueron a la muestra se hayan quedado allí y que en la actualidad visitar la catedral sea entrar en uno de los mejores museos de arte religioso soriano.

Ontalvilla 28 Ontalvilla 29

La visita a la catedral nos llevó un rato bastante largo, ya que Nuria explicó hasta el último ladrillo. Eso sí, a pesar del calor quedaban muchas cosas por ver y tras el templo nos dirigimos hacia la Calle Mayor. Esta guarda bastante similitud con la Calle Mayor de Alcalá de Henares, tanto arquitectónicamente como por su agitado ambiente. Por cierto, a mitad de calle se encuentra el Archivo de Burgo de Osma.

Ontalvilla 30 Ontalvilla 31

Desde la plaza en la que está la catedral, atravesando toda la Calle Mayor, se va a parar a la Plaza Mayor, en la que hay varios edificios de interés. El más destacado quizá sea el Antiguo Hospital de San Agustín, que data del siglo XVII. Es una construcción con una disposición bastante clásica, y destaca por su excelente estado de conservación. Frente a él está el Ayuntamiento y a los lados hay un sinfín de pequeños edificios en sus soportales albergan una infinidad de bares. Precisamente en uno de estos fue a morir nuestra visita, con unas cuantas cocacolas y cervezas para luchar contra el calor.

Ontalvilla 32 Ontalvilla 33 Ontalvilla 34

La visita podría haber sido más exhaustiva, pero íbamos con la familia y a la tarde se presentaba el libro en Ontalvilla. Eso sí, nos hemos quedado con ganas de hincarle el diente más a fondo y algún día esperamos volver a esta bonita localidad, enmarcada en la ruta temática del Camino del Cid, para conocer todo lo que aún no hemos visitado.

Capítulo IIVolver a Ontalvilla de Almazán ’11

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *