Norte de Alicante ’10 – Capítulo V: Calpe (día 7)

Alicante 58A partir de este capítulo os contaremos excursiones de un día que hicimos por el norte de Alicante, siendo el primer protagonista Calpe (en valenciano, Calp). Si por algo es conocida esta ciudad es por estar a los pies del Parque Natural del Peñón de Ifach, 47 hectáreas de naturaleza en las que sobresale un enorme peñón de más de 300 metros de altura que es uno de los símbolos de la Costa Blanca.

No teníamos muy claro por donde empezar el recorrido, por lo que antes de ir a ningún sitio fuimos a la Oficina de Turismo a coger un mapita. Ya con las ideas más claras decidimos empezar el paseo en la playa, donde la familia se quedaría en remojo mientras nosotros íbamos a meterle mano al casco antiguo. Dejamos el coche en la calle Italia, no por nada concreto sino porque ahí estaba el acceso al Paseo Marítimo Infanta Elena, donde dejaríamos aparcados a padres y hermanas (suegros y cuñadas) hasta dos horas después.

Allí mismo empezamos a tomarle el pulso al interesantísimo patrimonio cultural de Calpe, gracias al enorme yacimiento Arqueológico de Baños de la Reina. Se trata de un conjunto de vestigios de origen romano que dependía de Dianium (Denia) y que estaba volcado fundamentalmente a la captación de recursos marinos. Tiene una superficie de unos cinco kilómetros cuadrados desigualmente conservados, pues mientras la parte señalizada como “vicus romano” está prácticamente abandonada los viveros de la costa se han convertido en una especie de piscina de agua salada que hace las delicias de los bañistas. Eso si, que conste que no sólo de Roma vive Calpe, pues junto al yacimiento está el popular Molí del Morelló, un molino de viento harinero muy representativo de las decenas que había durante el siglo XIX en la Comarca de la Marina Alta.

Alicante 59 Alicante 60 Alicante 61

Tras investigar un poco empezamos a recorrer el Paseo Marítimo de Calpe en dirección al casco antiguo. Hay que decir que es un malecón impresionante que discurre a lo largo de cinco preciosas playas: Playa Cantal Roig, Cala Morelló, Playa Arenal-Bol, Cala Manzanera y Playa Puerto Blanco. Es un sitio muy animado para pasear, lleno de heladerías, tiendecitas y artistas callejeros. Entre ellos nos llamó la atención un genial escultor de arena que había construido una pareja de enamorados y un particular homenaje a la Selección Española de Fútbol, que sólo un par de semanas antes se había proclamado campeona del mundo en Sudáfrica. Al ver la representación en arena de los futbolistas casi se nos cae la lagrimita al acordarnos del gol de Puyol ante Alemania, de la parada de Íker a Robben o del gol de Iniesta en el minuto 116 que nos dio la copa.

Alicante 62 Alicante 63 Alicante 64

Alicante 65Tras un buen rato caminando llegamos al casco urbano, al cual le damos un diez desde el punto de vista de la señalización. Tiene una ruta turística claramente marcada que lleva por todos los puntos de interés, desde museos hasta iglesias. Nosotros llevábamos un mapa, pero la verdad es que apenas lo usamos. ¡Ya podrían aprender otros municipios!

Con las mismas nos pusimos a seguir la ruta. Aunque Calpe tiene un montón de edificios singulares, también queremos destacar el conjunto, pues tiene un sinfín de rincones con encanto en los que detenerse a hacer un alto en el camino: unas escaleras llenas de flores, una pequeña fuente, plazas en las que hay niños jugando a la pelota… Un casco histórico muy interesante que no esperábamos en absoluto, pues sin conocerlo teníamos la idea preconcebida de que sería el típico sitio de sol, playa y nada más.

Alicante 66 Alicante 67 Alicante 68

La ruta turística es circular, por lo que se puede empezar en cualquier parte. Nosotros, tal y como llegamos al casco antiguo, lo primero que visitamos fue el Museo del Cómic de Calpe, creado en 2007 y de acceso gratuito. Nos apetecía mucho visitarlo después del buen recuerdo que dejó en nosotros el Centre belge de la Bande dessinée de Bruselas, y las sensaciones que generó fueron contradictorias: por un lado se agradece que una ciudad tan pequeña cree un museo como este y que encima le dé mucha bola a dibujantes locales, pero por otro la colección nos pareció demasiado limitada. Vamos, que estuvimos diez minutos y vimos todo lo que había que ver.

Alicante 69 Alicante 70

Alicante 71Siguiendo con nuestro recorrido pasamos por el Jutjat de Pau, un pequeño y coqueto edificio que sin estar marcado en la ruta turística nos pareció encantador. Como ya hemos dicho, aunque Calpe fundamentalmente es popular por sus preciosas playas también cuenta con un casco urbano precioso por el que dar un buen paseo.

Nuestros pasos nos llevaron al Torreó de la Peça y las murallas, una pareja que constituye los vestigios de la arquitectura militar que componía la ciudadela a fines del siglo XIV. Estos restos van de la mano de una curiosa historia, pues hasta 1947 se desconocía la existencia del torreón, que afloró tras un derribo parcial del conjunto. Desde entonces es uno de los puntos de interés del pueblo por su curiosa arquitectura, pues la base es troncocónica y la parte superior cilíndrica. Es un lugar de paso obligado en la ruta, pues hay que franquearlo a través de un arco para seguir con el recorrido.

Alicante 72 Alicante 73

Alicante 74Nada más pasar por el arco está el Museo del Coleccionismo, que fue creado en 1997 para albergar exposiciones gratuitas procedentes de los miembros de la Asociación de Coleccionistas de la Marina Alta. Por eso, cada visita es distinta y en nuestro caso había una muestra centrada en cámaras fotográficas antiguas que era una delicia.

Alicante 75A unos pocos pasos está la Plaza de la Villa, donde hay una curiosa iglesia dos en uno, similar a la de Plasencia, no respecto a arquitectura sino en cuanto a que se han superpuesto dos edificios de distintas épocas: por un lado está la Iglesia Antigua, del siglo XV; y, por otro, la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de las Nieves, de fines del siglo XX. De una a otra se pasa por una puerta.

Y muy cerquita a su vez de las dos iglesias está otro de los sitios que más nos apetecían visitar: el Museo Arqueológico de Calpe. Está ubicado en un sitio con Historia, pues fue construido en el solar de El Portalet, la única puerta de acceso al recinto amurallado hasta que fue derribada en 1923. En 1924 se construyó un nuevo edificio que fue Casa Consistorial hasta 1974, para más tarde adquirir este nuevo uso. La colección del museo no es muy amplia, pero tiene unas cuantas piezas muy útiles para acercarse a la arqueología submarina. Por cierto, también es gratis, lo cual es digno de elogio: el ayuntamiento de Calpe no sólo se ocupa de dotar a la ciudad de una amplia oferta cultural (tiene cinco museos, casa de cultura, eventos…) sino que además el acceso a todo es gratuito.

Alicante 76 Alicante 77

Y para muestra, lo siguiente. Yendo hacia la calle de la Libertat nos topamos con un curioso mercadillo alejado de la globalización. Parece una tontería, pero hoy por hoy en el 90% de los mercados ambulantes encontramos los mismos productos y casi los mismos vendedores. En este caso había puestos de todo tipo: desde uno que vendía cosas traídas de Marruecos hasta otro que vendía antigüedades propias de un museo etnográfico. Por si eso fuera poco, en esa misma calle está el Museo Fester, ubicado en una casa que también fue Casa Consistorial (entre 1905 y 1916). La muestra ofrece trajes típicos de las fiestas calpinas, y de entre todos los que fuimos era el que más visitantes tenía.

Alicante 78 Alicante 79 Alicante 80

Alicante 81Pese a que ya llevábamos varios a nuestras espaldas aún teníamos ganas de más, y nos acercamos a visitar el Museo de la Senyoreta, pero lamentablemente estaba cerrado por reforma. Una pena, pero como siempre decimos no está del todo mal que se quede algo sin ver, pues así tenemos una excusa para volver en el futuro. El caso es que, aunque ya lo hemos hecho, queremos volver a remarcar la interesante oferta museística y, en fin, cultural que tiene Calpe. En este viaje nos sorprendieron muchas cosas, pero desde luego esta ciudad tiró por los suelos muchos prejuicios.

A dicha montaña de museos también hay que añadir la infinidad de mosaicos, murales y esculturas de todo tipo que adornan el casco urbano de Calpe. De verdad, no os podéis imaginar lo cuidadas que están las calles y la cantidad de cosas que se pueden hacer en un sitio tan pequeño como este. Cuando un par de meses atrás la familia decidió que este sería el destino para veranear teníamos nuestras dudas, pues quince días a base de sol y playa podía ser un suplicio para nosotros. Por suerte, desde casi el primer día nos dimos cuenta de que Alicante es mucho más que estar tostándose sin hacer nada más que eso.

Alicante 82 Alicante 83

Alicante 84Por último, antes de dejar el casco urbano nos acercamos hasta la calle Mare de Déu del Carme, desde donde sale una interesante ruta por los edificios de Ricardo Bofill. El popular arquitecto ha realizado distintas construcciones a lo largo de la playa (al final del paseo marítimo), pero ya se hacía tarde y decidimos volver con la familia.

Eso supuso caminar un cuarto de hora por todo el paseo hasta que al final llegamos a la Cala Morelló, donde se habían quedado y donde seguían jugando a las palas ya casi sin gente alrededor. Aprovechando que estábamos entre la arena nos acercamos a ver el conjunto termal de la Muntanyeta, que forma parte del yacimiento de Baños de la Reina y que antes no habíamos explorado. También estuvimos, por supuesto, jugando con las raquetas y reposando los pies tras la dura caminata.

Alicante 85 Alicante 86 Alicante 87

Alicante 88Por supuesto, en todo momento estaba el Peñón de Ifach al fondo. Nos hubiera gustado recorrerlo, pues se puede hacer una ruta que tiene un Aula de la Naturaleza, pero no había tiempo para todo y tuvimos que dejarlo para otro año. En cualquier caso, Calpe fue una sorpresa y una de las ciudades que más nos gustó en el viaje.

Como se hizo de noche aprovechamos para cenar unas pizzas en el paseo marítimo. Aunque también está enfocado para guiris los precios y la oferta nos parecieron mucho mejores que los de Denia. Tras llenar el estómago vuelta a casa, que estábamos cansadísimos y aún quedaban muchas excursiones por hacer.

Capítulo IVVolver a Norte de Alicante ’10Capítulo VI

Un pensamiento en “Norte de Alicante ’10 – Capítulo V: Calpe (día 7)

  1. Pingback: Norte de Alicante ’10 – Capítulo VI: Jávea, primer asalto (día 8) | Edu & Eri Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *