Nevera portátil eléctrica para camping

Mucho han cambiado las cosas desde la primera vez que nos fuimos de camping, y no nos referimos al tiempo que tardamos en montar la tienda (que también). Estamos hablando especialmente de los objetos que llevamos con nosotros, cada vez más útiles y sorprendentes: desde sillas que se pliegan y no ocupan casi nada hasta cargadores solares para la batería del móvil. Sin embargo, desde la primera aventura nos acompaña algo que consideramos imprescindible: una nevera portátil eléctrica. Esto es clave para llevar comida desde casa (o comprarla en el destino) y que el viaje salga más barato. En este artículo os vamos a enseñar unas cuantas cosas sobre este tipo de producto.

nevera-camping-2

CÓMO SON LAS NEVERAS ELÉCTRICAS PARA CAMPING

A diferencia de otros posts sorprendentes e innovadores, en este caso vamos a analizar un objeto clásico y muy extendido entre la gente que va de viaje. Básicamente se trata de unas neveras de capacidad pequeña (suelen oscilar entre los 20 y los 40 litros) con la potencia suficiente para reducir la temperatura del compartimento interior hasta 20º menos respecto a la temperatura ambiente.

Para ello disponen de un pequeño motor que habitualmente dispone de dos tipos de conexión: para enchufe normal y para el mechero del coche. Eso hace que no solo podamos almacenar alimentos a baja temperatura en el destino, sino también durante el trayecto. Para ayudar con el enfriado inicial se pueden meter dentro los típicos acumuladores de frío que se meten primero en el congelador de casa. Normalmente son de un plástico rígido bastante resistente, aunque conviene ser cuidadosos y que no reciban golpes. En cualquier caso, están diseñadas pensando en que quepan botellas de dos litros o latas.

¿Aspectos a favor? Pues que funcionan muy bien. Nosotros hemos guardado comidas muy diversas (ensaladas, carnes, lácteos) y nunca hemos tenido problemas. El mayor aspecto en contra es que dependes de que nadie toque el cable, pues en una ocasión nuestra nevera apareció desenchufada y con varios productos pochos.

DÓNDE COMPRAR Y PRECIOS

Lo más normal es comprar neveras como éstas en grandes almacenes (Alcampo, Eroski, Carrefour) en la zona de jardín, o directamente en tiendas especializadas en material deportivo como Decathlon. Periódicamente suelen sacar promociones en Lidl, aunque es un misterio saber cuándo será la siguiente.

Hay neveras portátiles de diferentes gamas, pero lo normal es que cuesten entre 40€ y 80€ en función de la calidad del producto. Están pensadas para exterior y para viajes, por lo que son más resistentes de lo que parecen. Nosotros tenemos una de una marca desconocida, la cual hemos llevado a decenas de sitios y sigue funcionando como el primer día.

A la hora de escoger, os recomendamos fijaos en diferentes aspectos: precio, quizá el más evidente; tamaño, pues si vuestro coche es pequeño os puede dar problemas; doble enchufe, que sirva para el mechero de coche y para los enchufes normales; función frío-calor, que aparte de enfriar también caliente…

nevera-camping-1

7 pensamientos en “Nevera portátil eléctrica para camping

  1. Me encantan estos aparatejos! No soy de campings pero desde luego, ahora con todas las facilidades que hay seguro que estás igual de bien que en un hotel 😀 Un abrazo!

    • En realidad ir de camping no es más cómodo ni más incómodo que en un hotel, ni siquiera más barato. Simplemente se trata de una forma distinta de hospedarse: quizá algo más libre, más en contacto con la naturaleza. Desde luego, con cacharros como este no echarás en falta nada de lo que podrías encontrar en un hotel.

      A ver si te animas! 🙂

      Un abrazo! ^^

    • Hola Rodrigo!

      Prácticamente todas son “bilingües” y se pueden utilizar tanto en enchufe convencional como en mechero de coche. Nosotros conocemos varios modelos de distintas marcas, y todas venían con dos cables y un interruptor para pasar de un modo a otro. También las hay para dejarlas integradas en el coche, pero eso está más pensado para caravanas y/o californias, porque necesitas una batería adicional en el coche.

      Si podemos ayudarte con algo más ya sabes! 🙂

  2. A mi también me ha pasado alguna vez de encontrarme mi nevera portátil eléctrica desenchufada y luego la comida está como está, hay que vigilar eso sí señor…

  3. Información bastante completa, interesante en estas fechas donde las temperaturas suben y somos muchos los que nos gusta ir a campings, a la playa o montaña.

    El disponer de una nevera eléctrica es casi fundamental, tener alimentos y bebidas a buena temperatura nos ayuda a estar en mejores condiciones y porque no, pasarlo mucho mejor.

    Saludos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *