Museo Noruego de la Conserva o Norsk Hermetikkmuseum

Situado en una antigua fábrica de conservas del siglo XIX, el Norsk Hermetikkmuseum o el Museo Noruego de la Conserva es una visita imprescindible si estás en la ciudad noruega de Stavanger. Te trasladarás en el tiempo y aprenderás todo: cómo funcionaba y cómo se producía en cadena algo aparentemente tan sencillo y cotidiano como la conserva.

museoconservas4

El barrio de Gamle, un lugar hoy lleno de casitas de ensueño donde residían los pescadores, es el escenario en el que se encuentra situado el museo que hoy nos ocupa, concretamente en la calle Øvre Strandgate, número 88. Como ya hemos apuntado anteriormente, se trata de una fábrica de conservas que estuvo en funcionamiento desde el año 1916 a 1958. En el pasado había cerca de 70 fábricas de conservas en Stavanger, de las cuales actualmente sólo ésta se mantiene en pie.

La exposición está dividida en dos plantas. La primera gira en torno a cómo se producían las sardinas en lata y cómo era el trabajo que tenían que realizar las mujeres y los niños que estaban allí empleados, mientras que la segunda está dedicada a las etiquetas de las sardinas en lata (iddisar en noruego) así como la zona de despachos y administración.

museoconservas1Aunque ahora nos parezca una tontería, la técnica de la conserva fue una técnica pionera y fundamental durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial pues gracias a ella los miles de soldados que iban al frente pudieron alimentarse “debidamente”. Todo comenzó con Nicolas Appert quien es considerado el inventor de la conserva en lata (en torno a 1810) y Christian August Thorne, el hombre que aplicó esta nueva forma de mantener los alimentos en Noruega. En el año 1873 se abre la primera fábrica en Stavanger con la peculiaridad de ahumar previamente la sardina antes de enlatarla y así fue el inicio de esta industria en esta ciudad de la costa noruega.

Un amable y simpatiquísimo señor nos explicó con sumo detalle toda la exposición. Nosotros no vamos a desvelaros todos los secretos, pero sí queremos que os hagáis una idea de cómo es.

museoconservas2Habitualmente el proceso de trabajo era arduo: seleccionaban el tamaño de las sardinas y las iban colocando en una especie de pincho para luego ahumarlas en los hornos que había al lado. Por lo que nos comentaron, allí estarían cerca de una hora: arriba 30 minutos a 50 grados para luego colocarlas abajo durante la medio hora restante a 120-130 grados. Aquí jugaban un papel muy importante tanto el encargado de los hornos para evitar que las sardinas no se quemasen como el haber humedecido la madera de roble 5 minutos antes de encenderla en agua salada. ¡Ah! Durante el primer domingo de cada mes y los martes y jueves, durante el verano, los hornos se ponen en funcionamiento a la manera tradicional para que los visitantes puedan degustar este delicioso manjar. Os lo recomendamos pues son muy ricas en Omega 3, 6 y 9.

museoconservas3Después de ahumarlas, se extraían y clasificaban, de nuevo, por tamaños para enlatarlas. ¡En algunas cabían hasta 38! Aquí más que nunca entendemos la expresión de “como sardinas en lata” 😀 Habitualmente las hacían con aceite de oliva traído de España, con tomate o con aceitunas, por ejemplo. Sin embargo, no solo producían esto, sino también albóndigas de pescado. Se trataba de una mezcla de pescado blanco, harina de patatas y leche que en noruego se denominan fiskeboller.

¡Por cierto! Hablamos todo el rato de sardinas, pero técnicamente no lo son porque no viven en el Mar Mediterráneo sino en el Norte, así que se trata de un tipo de pez que se parece a las sardinas.

En la segunda planta os encontraréis con la colección de premios internacionales que han ganado a lo largo de los años, además de carteles y vídeos publicitarios de las latas de conserva como este que os enseñamos.

museoconservas5Finalmente al lado del museo podéis visitar la casa de los trabajadores de estas fábricas del siglo XX. Conoceréis cómo era su vida y veréis los objetos cotidianos que utilizaban en los años 20 y 60.

museoconservas6Información práctica:

Øvre Strandgate 88
4005 Stavanger
Tel.: +47 51 84 27 00
www.museumstavanger.no

  • Horario del museo:
    • Invierno (del 16 de septiembre al 14 de mayo): martes a viernes de 11 a 15 h y sábados y domingos hasta las 16 h.
    • Verano (del 15 de mayo al 15 de septiembre): todos los días de 10 a 16 h.
  • Horario de la casa de los trabajadores:
    • Primer domingo de cada mes: de 11 a 16 h.
    • Del 15 de junio al 31 de agosto: todos los días de 11 a 16 h.
  • Precio:
    • Adultos 80 NOK
    • Estudiantes: 40 NOK
    • Mayores de 65 años: 60 NOK
    • Niños (hasta los 18 años): gratis.

Volver a Fiordos Noruegos ’15

Un pensamiento en “Museo Noruego de la Conserva o Norsk Hermetikkmuseum

  1. Pingback: Dónde comer en Stavanger | www.eduyeriviajes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *