Monfragüe y Plasencia ’10 Capítulo V: Debacle meteorológica y vuelta a casa

Lo que en un primer momento iba a ser un “Viaje a Cáceres ’10” se convirtió en “Viaje a Monfragüe y Plasencia ’10”. ¿Por qué? Pues porque al llegar el primer día de excursiones a nuestro camping nos encontramos con el campamento destruido: la pérgola se había roto por el viento y la lluvia (palos de metal partidos, tela manchada…), la cocina estaba empapada, todo estaba lleno de barro…

Intentamos rehacernos ante la adversidad, y de hecho nos cambiamos a una parcela que tenía un toldo que parecía que nos iba a proteger… Pero empezó a llover con tal fuerza que ese toldo empezó a chorrear, mojándonos la última ropa seca que nos quedaba. Ante tal panorama y con la moral por los suelos decidimos volvernos al día siguiente: no teníamos ropa seca, todo estaba lleno de barro y el tiempo no tenía pinta de mejorar.

Si hubiéramos estado a miles de kilómetros de casa igual hubiéramos aguantado, pero estando tan cerca decidimos recoger las cosas y volvernos a Madrid. Ha sido el primer viaje en el que algo se ha torcido, aunque tampoco ha sido nada grave, por lo que sólo nos queda reírnos de aquellos momentos en los que nuestro campamento estaba hecho añicos y avisar a los extremeños: ¡Ya volveremos!

Capítulo IVVolver a Monfragüe y Plasencia ’10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *