Manchester y Liverpool ’12 – Capítulo II: Regreso a Gran Bretaña (día 1)

Lo más importante para viajar no es el tiempo, el dinero o la distancia. Lo realmente necesario es tener ganas, el resto es secundario. Precisamente por eso, después de años en los que había sido imposible hacer un viaje en compañía de los amigos, encontramos una fecha que se adaptaba a las necesidades de nuestros trabajos, prácticas y estudios. El cuarto fin de semana de septiembre fue el elegido para que, por fin, pudiéramos conocer mundo junto a nuestra otra familia.

Después de mirar varios posibles destinos, nos decidimos por Manchester y Liverpool. Dos ciudades del oeste de Inglaterra que a priori no eran muy interesantes, pero a las que finalmente les acabamos sacando todo el jugo. Pero empecemos por el principio, que hay mucho que contar.

EN LAS SEMANAS PREVIAS…

Una vez compramos los billetes de avión, fuimos preparando el viaje poquito a poco. Una semana reservamos el alojamiento, a la siguiente el transporte entre ambas ciudades, a la otra las entradas para el estadio del Manchester United… Fue divertido hacerlo entre todos, porque poco a poco descubrimos que Manchester y Liverpool tenían mucho que ofrecer.

Como dos semanas antes de salir quedamos todos en casa de Jero. Dos ordenadores, unos mapas y unas cuantas horas navegando por internet fueron suficientes para planificarlo todo: sitios para ver, horarios e incluso el recorrido a realizar. Puede parecer una bobada, pero nunca habíamos preparado un viaje con más gente y nos gustó mucho la experiencia.

Manchester y Liverpool

48 HORAS ANTES…

La semana del viaje todo fueron nervios. Cada vez que alguien hablaba con otra persona, no faltaba la típica pregunta de “¿tienes nervios?”. Dos días antes del viaje, quedamos para hacer algunas compras.

Manchester y LiverpoolNuestro alojamiento tenía cocina, por lo que decidimos llevar de España todo lo necesario para las dos cenas que haríamos ese fin de semana. Así ahorraríamos bastante dinero, ya que pese a que todos estamos trabajando no somos millonarios precisamente. Además, eso nos permitiría gastar más presupuesto en ver cositas.

PRESENTANDO AL EQUIPO

Y ahora, empezamos con el relato… ¡Un momento! ¡Pero si todavía no os hemos presentado a nuestros amigos! Que feo sería empezar a hablar del viaje sin enseñaros a nuestros compañeros de aventuras. Aquí va la alineación del equipo que conquistó Manchester y Liverpool (de izquierda a derecha en la foto de abajo):

– 1: Toñi (alias Totoni). Es vecina de Erika desde tiempos inmemoriales. Sus principales virtudes son la tranquilidad y la paciencia, cualidades importantes que harán que algún día sea la mejor pediatra del mundo. Su rodilla ha sufrido más percances que la de Fernando Torres.

– 2: Cristina (mejor que no sepáis su alias). Es una chica muy viajera, que incluso estuvo viviendo en Londres una temporadita. Ha estudiado Historia del Arte, con lo que podría haber sido nuestra guía particular si se le diesen mejor los mapas. Nos perdió un par de veces, aunque aun así se la quiere.

– 3: Érika. Ya la conocéis, así que nos ahorraremos las presentaciones. Solo decir que su especialidad es poner cara de rockera en las fotos. Su maleta entró a duras penas en el medidor de equipaje de mano de Ryanair.

– 4: Irene. La psicóloga del grupo. Fue a la única a la que Manchester le pareció una ciudad bonita, lo cual explica la rareza de los psicólogos. Hay que destacar que sonó la alarma de su Blackberry el sábado a las 6:15, mientras todos dormíamos. Todavía estamos agradecidos.

– 5: Jero. A pesar de ser del Atlético de Madrid, se le acepta en nuestra humilde familia. Le gusta hacerse fotos tirado en escaleras de monumentos famosos, a lo largo del relato veréis una nueva pieza de su colección. Tuvo el honor de hacerse la foto con “nuestro chino” (ya lo entenderéis, ya).

– 6: Edu. Tampoco le vamos a presentar, pues le conocéis de sobra. Seguramente no os sorprenda saber que pasó tres días “yendo al baño con elevada frecuencia” después de la comida en el buffet chino de Manchester.

Ese es nuestro equipo, llamado La Manada. Y diréis… ¿A qué se debe ese nombre? Pues a que los dos machos alfa decidimos que se llamaría así. No hay más que hablar.

Manchester y Liverpool

¡RUMBO A GRAN BRETAÑA!

Hechas las presentaciones, es el momento de narrar esta bonita historia de amistad y viajes. Nuestro fin de semana británico empezó el viernes 21 de septiembre a las 20:00, momento en el cual habíamos quedado en el Aeropuerto de Barajas. En realidad empezó mucho antes, ya que solo Edu respetó la hora pactada y el resto apareció mucho antes en la Terminal 1. Desde ahí salía nuestro vuelo con EasyJet.

Lo primero que hicimos fue cambiar unos pocos euros a libras, lo justo para tomar el tren que nos llevaría desde el Aeropuerto de Manchester hasta nuestro hostel. Llegábamos tarde (alrededor de la medianoche), por lo que no queríamos arriesgarnos a encontrarnos allí las casas de cambio cerradas. Fue todo un acierto porque, en efecto, no estaban abiertas.

Manchester y LiverpoolYa con las libras en nuestro poder nos pusimos en la cola para embarcar. Fuimos de los primeros en ponernos, pese a que algunos locos no lo veían claro. La espera fue de lo más animada, incluyendo a un irlandés borracho que no paraba de hablarnos pese a que le estábamos diciendo que dont understand nothing. Gente extraña.

El vuelo fue de lo más tranquilo, la verdad es que no se hizo largo pese a durar casi dos horas y media. Durante el trayecto, un par de personas le dijeron a Edu que en Manchester se quitase la camiseta del Real Madrid: esa semana el equipo blanco le había ganado al City y los hooligans ingleses no le recibirían amistosamente. Nada que una sudadera no pudiese arreglar.

Con absoluta puntualidad aterrizamos en el Aeropuerto de Manchester. Llegar desde allí hasta el centro de la ciudad es rápido y sencillo, pues un tren opera durante prácticamente todo el día (solo deja de funcionar entre las 1:30 y las 4:00 de la mañana). Se tarda poco más de 15 minutos, cuesta 3.80£ por persona y va hasta la Estación de Manchester Piccadilly. Aunque no nos detuvimos todo lo que se merecía, se trata de la típica estación de ferrocarril decimonónica. Muy interesante su arquitectura en hierro, aunque era tarde como para andar parando.

Manchester y Liverpool Manchester y Liverpool Manchester y Liverpool

La primera impresión de Manchester no fue demasiado buena. Habíamos reservado en el Hatters at Hilton Chambers, que está ubicado en la zona más animada de la ciudad. ¿Qué significa eso? Vimos de todo: grupos de chicos borrachos, una gorda descalza borracha que vomitaba en una parada de autobús, chicas borrachas intentando entrar en una discoteca… Un poco de cague pasamos, sobretodo Cristina que llegó a cambiarse de acera.

Manchester y LiverpoolEn España se suele decir que los ingleses vienen a nuestro país a hacer todo lo que no hacen en el suyo, pues generalmente se asocia el turismo de fiesta y alcohol a nuestros amigos británicos. Sin embargo, confirmamos que vienen muy bien aprendidos de casa. Un poco más y acabamos envueltos en una pelea entre hooligans.

Manchester y LiverpoolPor fin apareció el hostel ante nosotros, todo un alivio. Hicimos el check in (nos obligaron a pagar con tarjeta, ya que no habíamos podido cambiar libras), subimos a la habitación a dejar las cosas y bajamos a tomarnos un té calentito. Después del viaje y del periplo por la zona de desfase, nos apetecía tomar algo calentito antes de ir a dormir.

Ya hemos hablado del hostel en la información práctica, pero aun así es importante recordar algunas cosas: hacía frío, el wifi no funcionaba, los empleados no eran amables… Aun así, era suficiente para nosotros. Solo necesitábamos unas camas para descansar y coger fuerza, pues al día siguiente nos esperaba la ciudad de Liverpool. ¡El viaje no había hecho más que empezar!

Capítulo IVolver a Manchester y Liverpool ’12Capítulo III

8 pensamientos en “Manchester y Liverpool ’12 – Capítulo II: Regreso a Gran Bretaña (día 1)

  1. Pingback: Manchester y Liverpool ’12 – Capítulo I: Información práctica | www.eduyeriviajes.com

  2. Vosotros diréis lo que queráis pero Manchester tiene su encanto inglés también, especialmente en el tema de las peleas nocturnas XD
    La verdad es que el primer día ya fue un derroche de anécdotas, como es propio de nosotros

  3. La primera noche fue para avisarnos de lo que alli podria pasar, que a las 10 de la noche aquello era….pero el dia de irnos la misma calle tan pronto…perfectamente se podria escribir un guion de terror!!

  4. Buen resumen chicos!! Está claro que cada ciudad tiene su encanto y hay gente a la que le puede gustar. Aunque sí, los psicólogos son muy raros =P

    Para ahorraros problemas de hostales cutres…pobrad a viajar con http://www.thehometrotters.com, es tipo couchsurfing. Aunque la única pega es que al ser tantos, es complicado encontrar una casa con tanto sitio libre, pero todo es planificarlo.

    • Si, siendo tantos cualquier opción tipo coachsurfing estaba descartada. Además, el riesgo de que anuncien un alojamiento bueno y luego te encuentres una castaña siempre está presente, da igual la web que sea.

      Muchas gracias por tu comentario… y sí, los psicólogos son tan raros como entrañables 😛

  5. Pingback: Manchester y Liverpool ’12 – Capítulo III: Liverpool (día 2) | www.eduyeriviajes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *