Lugares para conocer Aquitania de una manera diferente

Además de Burdeos (Bordeaux), Biarritz y Bayona (Bayonne), Aquitania tiene mucho que ofrecer al viajero. Por eso, hemos querido reunir en este artículo una serie de lugares, actividades y gastronomía que muestran esta región de una manera diferente a la que habitualmente conocemos.

ACTIVIDADES PARA DISFRUTAR

Navegar en canoa por la reserva natural de Courant d’Huchet hasta llegar al Océano Atlántico es una experiencia inolvidable. Con más de 600 hectáreas, atraviesa los municipios de Vielle Saint Girons, Léon, Moliets y Maa en Landes. Durante el recorrido en galupe (la barca típica y tradicional de este lugar) descubrirás cerca de 200 especies protegidas de fauna y flora como nutrias, visones, tortugas, cipreses centenarios, lirios… La actividad dura aproximadamente dos horas (salvo en julio y agosto que puede alargarse hasta las cuatro horas) y el precio abarca desde los 13 € por persona hasta los 25 €. Los niños hasta los 6 años pagan la mitad. La reserva también se puede visitar a pie por libre (gratis) o con un guía. Y para completar el día, ¿qué tal practicar un poco de surf en las playas del litoral de Aquitania?

Desde Landes nos vamos a Lot-et-Garonne para viajar en el tiempo. Allí os recomendamos visitar el Castillo de Bonaguil (Château de Bonaguil), una fortaleza que data de los siglos XIII a XVIII y que es monumento histórico. Su estado de conservación es excepcional y a lo largo del año realizan numerosas actividades, algunas de ellas enfocadas a los niños que harán que la visita sea un juego. En cuanto a las tarifas,  el precio por adulto son 7€ aunque hay precios especiales para grupos y niños. Y ya que estáis allí, no dejéis pasar la oportunidad de dar un paseo por el pueblo que está a los pies del castillo, una verdadera maravilla.

Foto de Bert Kaufmann

Foto de Bert Kaufmann

Una de las actividades que más nos llamaron la atención son los mercados nocturnos que se celebran durante los meses de verano en diferentes villas de la región de Aquitania. Todos los comerciantes salen a la calle para ofrecer sus productos artesanales y gastronómicos y ofrecen al viajero un espectáculo visual sin igual. Además, se suele complementar con actividades de todo tipo: música en directo, bailes, animaciones… Se celebran más de doscientos, así que a alguno hay que ir.

VISITAS IMPRESCINDIBLES

El faro de Cordouan o Phare de Cordouan es un lugar con mucha historia. Construido en torno a 1360 sobre una antigua torre que albergaba una hoguera por mandado del príncipe de Gales, Eduardo, fue a finales del siglo XVI reconstruido, pues se encontraba en estado ruinoso. Louis de Foix fue el encargado de hacer realidad los deseos del rey  Enrique III, y posteriormente de Enrique IV, para que tuviera una prestancia real: posee una capilla y los materiales empleados son bastante lujosos. Así pues, no es de extrañar que le denominen el “Versalles del mar”. Para llegar a él hay que tomar un barco en Royan, Meschers-sur-Gironde o le Verdon-sur-mer, pues se encuentra a 7 km de la costa. El precio se encuentra en 10 € los adultos y 5 € los niños.

La duna de Pilat (Dune de Pilat) es realmente impresionante. Presume de ser la única en el continente europeo y no es para menos: 109 m de altura, 2,7 km de largo y 60 millones de metros cúbicos de granos de arena. Se encuentra en la Teste de Buch, Cazaux, Pyla sur mer, y para llegar hasta allí hay que tomar la Route de Biscarrosse. A los pies se encuentra un parking de pago (para contribuir a la conservación de este espacio natural) y se puede entrar prácticamente durante todo el año. Si quieres puedes aprovechar para volar en parapente sobre ella o hacer una visita guiada.

DunadePilat

Foto: Wikimedia Commons

Para los amantes de la historia y el arte, hay una visita que no pueden dejar pasar: la cueva prehistórica de Lascaux, declarada Patrimonio Mundial de la UNESCO. Al igual que ocurriera con Altamira, los miles de visitantes que recibía cada año hicieron que se dañaran las valiosas pinturas rupestres que decoraban las paredes de la gruta, por lo que se decidió hacer una réplica en los años 80 a 200 metros de la original. Actualmente, Lascaux II se puede visitar durante todo el año y entrar cuesta unos 10 € los adultos, 6,50 € los niños. Tarifas especiales para grupos. Además, la visita a Lascaux se puede completar con la cueva Le Thot y con una de las villas más bonitas de Francia: La Roque-Gageac. En la Dordoña (Dordogne), a los pies de un acantilado sobre el río del mismo nombre, este lugar no deja indiferente a nadie.

GASTRONOMÍA SINGULAR

Si hay algo que caracteriza a Aquitania, y sin lugar a dudas a Burdeos, es su vino, gastronómicamente hablando. A lo largo del viaje encontrarás viñedos por doquier y sus famosos châteaux: Château Carbonnieux, Château Le Queyroux, Château de Bellevue, Château de ma Mère, Château Falfas.. Para los aficionados y profesionales del caldo de los dioses, esta región ofrece infinidad de posibilidades para el enoturismo.  

En torno a Bassin de Arachon se encuentran los denominados pueblos ostrícolas (villages ostréicoles): Gujan-Mestras, L’Herbe, Le Canon… donde se cultiva la ostra con mucho mimo y cariño gracias a su larga tradición marítima. En ellos podrás disfrutar de este manjar tan delicioso.

Por último, los pimientos y el pimentón d’Espelette con DO. Cultivado en el País Vasco francés, es una alimento muy querido y cotizado para todo tipo de platos, desde entrantes hasta postres como la piperade, la axoa y el chocolate.

Foto de Wikimedia Commons

Foto de Wikimedia Commons

Esto es tan sólo una selección de los numerosos lugares y actividades que ofrece Aquitania, en el tintero nos han quedado muchas cosas más que con el tiempo iremos descubriendo y contándoos. ¡Hasta la próxima!

2 pensamientos en “Lugares para conocer Aquitania de una manera diferente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *