Laxe, un poquito de todo en A Costa da Morte

Laxe (o Lage, si queremos decirlo en castellano) es un pueblo de poco más de 3000 habitantes, ubicado en el centro de A Costa da Morte, a pocos kilómetros de Vimianzo. No es que sea el destino más famoso de la costa gallega y, de hecho, pasa desapercibido en la mayor parte de las guías de viaje. Sin embargo, nosotros le dimos un oportunidad y salimos encantados, pues en muy poquito espacio tiene todo lo que se espera de una localidad de esta zona de Galicia:  un casco histórico muy coqueto, una bonita playa, un puerto muy animado, preciosos paisajes y uno de esos faros que tanto romanticismo evocan. ¡Y os lo queríais perder!

laxe-01

PASEANDO POR LAXE

Para dar una vueltecita por Laxe, lo mejor es aparcar por la zona del paseo marítimo. Hay muchos sitios y desde ahí solo hay que andar un par de minutos para meterse en el meollo. Eso si, tened en cuenta que el casco histórico de Laxe es tirando a pequeño: no os dará grandes cosas si vais buscando la típica villa monumental. Pero si lo que queréis es echar la tarde dejándoos llevar, es el lugar indicado.

laxe-02El principal edificio (o, al menos, el que más nos impresionó a nosotros) fue la Iglesia de Santa María da Atalaia, que hace honor a su nombre, ya que se encuentra en lo alto de un promontorio desde el cual se domina toda la costa. No pudimos entrar a verla, pero merece la pena pasear alrededor de sus muros y disfrutar de las vistas.

laxe-03GRAN PLAYA, MEJOR PUERTO

En toda visita a Laxe que se precie no puede faltar un recorrido por su preciosa playa. De hecho, os recomendamos llevar bañador, toalla y todas esas cosas, porque nosotros fuimos en plan turisteo y nos quedamos con las ganas de darnos un chapuzón. Arena muy fina, de esa por la que apetece caminar.

laxe-05Por otro lado, el puerto es perfecto para la gente a la que le guste el típico trasiego de entrar y salir barcos. Pese a que es una localidad muy chiquitita, tiene una gran tradición marítima y es un lugar con mucha actividad.

laxe-06A ESPERA, EL FARO Y UN MAR INFINITO

Y, para terminar, conviene coger el coche y subir a la parte alta de Laxe, donde espera la preciosa A Espera, una escultura de Iria Rodríguez que representa a una madre con su hijo mirando al mar, en honor a todas esas familias que nunca volvieron a ver a sus seres queridos. Preciosa y evocadora, aunque también muy melancólica.

laxe-07Hablando de melancolía, al lado tenéis un pequeño faro. No es que sea el más bonito del mundo, pero los faros tienen ese toque romántico que siempre les hace especiales. Se puede iniciar desde ahí una rutita de senderismo bordeando la costa.

laxe-08¡Ah! Y no podemos dejar de hablar de los acantilados propios de A Costa da Morte. ¡Preciosos! Además es una zona muy poquito conocida, por lo que seguro que deja sorprendidos incluso a aquellos que conocen bien esta parte del litoral gallego.

laxe-09Para cerrar, un consejito: la zona de A Espera está llena de merenderos, los cuales se asemejan al típico castro (como por ejemplo el de Santa Tecla). ¿Por qué no llevar unos bocadillos y hacer un picnic?

laxe-10Volver a Galicia ’14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *