Las mejores panorámicas de París

París es una de esas ciudades que parecen hechas para el turismo, pues el viajero puede acercarse a ella desde perspectivas muy distintas: turismo cultural, escapadas en pareja, vacaciones en familia… Es fácil preparar el viaje, ya que hay miles de hoteles y apartamentos entre los que elegir, por no hablar de vuelos low cost o de paquetes vacacionales ya preparados. Nosotros somos más de ir por libre, y de hecho la última vez nos hospedamos en un barco. La opción más de moda hoy en día son los apartamentos, y ahí el líder es All-Paris-Apartments.

Nosotros hemos ido ya en dos ocasiones, y seguro que iremos muchas veces más. En el viaje a París de 2007 hicimos un recorrido bastante amplio, mientras que en el fin de semana en París de este mismo año nos limitamos al best of junto a la familia. En ambos casos, y prácticamente en cualquier viaje, lo que nunca debe faltar en una visita a la capital de Francia es subirse a uno de sus muchos edificios de gran altura para disfrutar de una buena panorámica.

Precisamente de eso queríamos hablaros en este artículo: de las mejores panorámicas de París. Para ello, hemos querido hacer un TOP 5 con los edificios o lugares desde los que obtener unas buenas vistas. ¿Cuáles son? ¿Tienes alguna otra recomendación? Sigue leyendo, pues hay mucho entre lo que elegir.

Empecemos haciendo una pequeña advertencia: se trata de nuestro TOP. Es decir, que no es verdad absoluta, sino las cinco panorámicas que más nos han gustado. En ello influyen varias cosas, desde la propia experiencia en el viaje hasta lo mucho que nos gusta la Historia. Seguramente haya quien organiza la lista de otra manera, pero en la variedad está el gusto.

5: COLINA DE MONTMARTRE

A la orilla derecha del Sena, con más de 130 metros de altura, está la colina de Montmartre. Es uno de los sitios más reconocibles de París, ya que se ve casi desde cualquier parte de la ciudad. En lo alto del monte está la Basílica del Sacré Coeur, un templo construido entre los siglos XIX y XX.

Acercarse a este lugar siempre está bien, dado que es una de las zonas más bohemias de la ciudad. Hay muchas tiendas, artistas callejeros (fundamentalmente pintores y músicos) y gente de todo el mundo, por lo que el ambiente siempre es divertidísimo. Eso si, también hay que tener cuidado porque hay muchos carteristas y trileros que pueden arruinarnos el viaje en un abrir y cerrar de ojos.

Si se sube hasta el templo (ya sea por las escaleras o utilizando el funicular) se llega a un mirador bastante amplio. Las vistas son muy buenas, pero tienen dos problemas. El primero es que las expectativas pueden ser demasiado altas, ya que la estar en una zona tan buena se espera la mejor panorámica, y no es así. Además, en segundo lugar, Montmartre está algo alejado del centro, por lo que los edificios más reconocibles quedan algo lejos.

4: MUSEO DE ORSAY

No todo es Gauguin o Van Gogh en el Musée d’Orsay, pues desde su azotea también se puede disfrutar de una de las mejores vistas de París. No es que sea la panorámica más espectacular, ya que solo se ve una zona muy concreta de la ciudad. Sin embargo, la perspectiva que se obtiene del Jardín de las Tullerías (que conecta el Louvre con la Plaza de la Concordia) son geniales.

Para tener acceso a estas vistas hay que entrar al museo y subir a su azotea, lo cual implica restricciones horarias y también pagar la entrada. Evidentemente el motivo principal para venir hasta aquí es disfrutar de lo mejor del impresionismo, pero no hay que despreciar las vistas.

3: LA TORRE EIFFEL

ParísQuizá lo que le sorprenda a más de uno es que la Torre Eiffel no esté en lo alto del TOP 5, pero tiene su explicación.  Y es que subir a lo alto de este monumento es una experiencia inolvidable, pero está demasiado alto (el exceso de altura a veces arruina unas buenas vistas) en comparación con otras opciones. Además, aunque parezca obvio, si estás en ella no puedes verla. ¿Y alguien puede imaginarse una panorámica de país sin que esté la torre diseñada por Gustav Eiffel?

En este caso, habría que distinguir entre lo que se ve desde la segunda planta y desde la tercera. Aunque resulte difícil de creer, son perspectivas totalmente distintas. En ambos casos hay pros y contras, pero comparten un punto a favor muy interesante: la posibilidad de moverse y obtener una visión 360º de París.

 

2: NOTRE DAME

La Catedral de Notre Dame, esa joya de la arquitectura gótica que ha inspirado historias y leyendas desde hace siglos. Subir a su campanario es imprescindible, pero también implica un cierto sacrificio: es necesario madrugar (y por lo tanto pasar frío). De lo contrario, tendremos que sufrir una cola de un par de horas como mínimo, ya que se accede en grupos muy reducidos. Por si eso fuera poco, para llegar a lo alto hay que superar un buen puñado de escalones entre muros muy estrechos.

De todos modos, las penurias que se pasan son escasas en comparación con las maravillosas vistas que se disfrutan desde la Galerie des Chimères, con las famosas gárgolas y un nivel de altura perfecto. Es la típica imagen de postal, de esas en las que piensas “¡Anda! ¡Si han hecho la foto desde donde estoy ahora!”. Creemos que no hace falta decir nada más, pues la fotografía habla por sí sola:

1: ARCO DEL TRIUNFO

And the winner is… Pues si, el Arco del Triunfo. Puede parecer sorprendente, dado que la altura del monumento no es excesiva (algo menos de 50 metros). Sin embargo, está en el lugar indicado para contemplar perfectamente varias de las avenidas parisinas más destacadas, la Torre Eiffel y la zona nueva de la ciudad. Le guardamos mucho cariño, ya que en 2007 nos sorprendió gratamente y en 2012 confirmó lo que recordábamos.

Para llegar a la Plaza Charles de Gaulle hay unos pasos subterráneos, en los cuales se compran las entradas. Subir, al igual que en Notre Dame, también tiene sus incomodidades (fundamentalmente esperar y la humedad de su estrecha escalera de caracol), pero la recompensa es enorme. El mirador ofrece una perspectiva de 360º (como la Torre Eiffel), por lo que se podría decir que tiene lo mejor de cada cosa.

Si queréis disfrutar de unas buenas vistas de París, no hay nada como subir al Arco del Triunfo. Y no lo decimos nosotros, sino las fotos que nos trajimos del viaje.

En definitiva, este es el TOP 5 de panorámicas de París según nuestra experiencia. Por supuesto, nos hemos dejado otras opciones igualmente válidas como el Instituto del Mundo Árabe (al este) o la Torre Montparnasse (con su bar de la planta 56). Pero eso es lo que nos lleva a plantearos la pregunta: ¿Cuales son las mejores vistas de París para vosotros? ¿Estáis de acuerdo o cambiaríais el orden? ¿Hay algún lugar insólito para disfrutar de la capital de Francia que no se suela visitar? ¡Déjanos un comentario y debatamos!

2 pensamientos en “Las mejores panorámicas de París

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *