La pasión del fútbol en Estambul

Cada vez que un equipo español de fútbol se tiene que enfrentar a uno de Turquía en competiciones europeas, vemos decenas de alusiones en prensa y televisión al famoso “infierno turco”, eso gran ambiente que acompaña a cada encuentro y que hace que los equipos visitantes vayan con un poquito de miedo en el cuerpo. Es el caso del Real Madrid, que mañana juega un partido decisivo en Estambul frente al Galatasaray. Pese a que la eliminatoria está casi resuelta gracias al 3-0 de la ida, desde diversos sectores del equipo blanco se pide prudencia y se recuerda que éste es un lugar muy peligroso, con riesgo real de llevarse una gran sorpresa.

¿Por qué os contamos todo esto? Pues porque hoy vamos a hablar de la pasión del fútbol en Estambul. Cuando hace casi un año viajamos a esta bonita ciudad, no solo vimos preciosas mezquitas e interminables zocos: también hubo tiempo para hablar de fútbol, visitar estadios y alguna que otra anécdota graciosa. Por eso queremos enseñaros cómo se vive el deporte rey en la ciudad de los dos continentes, ya que en poquitos sitios encontraréis tanto interés por el fútbol como en Estambul.

 EL FÚTBOL COMO MODO DE VIDA

Vas por un zoco de Marrakech, estás en un pub de Liverpool o te encuentras viendo restos arqueológicos en Atenas. De repente, alguien te escucha hablar en español, se te acerca y te hace la clásica pregunta: “¿Españoles? ¿Madrid o Barcelona?”. Eso en el mejor de los casos, porque también es posible que pase a tu lado y diga “¡Real, Real!” o “¡Barça, Barça!” como si te conociera de toda la vida. ¿A quién no le ha pasado?

En ese sentido, Estambul no solo no es una excepción, sino más bien todo lo contrario. Cualquier conversación con la gente de allí tiene unas altas probabilidades de acabar hablando, de manera más o menos directa, de la liga española o de la selección.

A nosotros nos gusta el fútbol, así que el asunto nos divierte. Sin embargo, aunque seas de los que odian este deporte, no se puede negar que es una de las formas de socialización más universales que existen. En Turquía, como en cualquier otro lugar, basta con decir tu equipo de fútbol para que el paisano de turno empiece a enumerar de carrerilla alineaciones míticas.

Se nos ocurren infinitas anécdotas de este estilo en Estambul, aunque quizá la  más significativa es la rapidez. Simplemente con llegar al hotel y decir que éramos españoles, ya nos vimos envueltos en una de esas divertidas charlas: “¿Españoles? ¿Real Madrid? ¡Ooooh! Altintop, Ozil, Sahin…”.

LA LIGA TURCA Y LOS EQUIPOS DE ESTAMBUL

La primera divisón de fútbol turca se llama Süper Lig (actualmente Spor Toto Süper Lig, ya que el dinero manda y es necesario un patrocinador). Juegan 18 equipos y, aunque no es considerada una de las “grandes ligas” europeas, en ella se pueden encontrar a grandes jugadores y un buen puñado de viejas glorias: Felipe Melo, Albert Riera, Mehmet Topal, Ricardo Quaresma, Eboué, Muslera, Didier Drogba, Krasic, Hugo Almeida, Wesley Sneijder, Webó, Escudé, Altintop… ¡La lista es interminable!

En Estambul, actualmente, hay cinco equipos de primera división: Besiktas, Fenerbahçe, Galatasaray, Istanbul B. B. y Kasimpasa SK. Aunque los dos últimos son más modestos y suelen estar a caballo entre primera y segunda división, los tres primeros son los más fuertes del país, habituales de competiciones europeas y conocidos por cualquier aficionado medio de fútbol.

La rivalidad entre Besiktas, Fenerbahçe y Galatasaray es máxima, hasta el punto de que en todas las conversaciones sobre fútbol también es típico que te pregunten cual te cae mejor. Nosotros llegamos a utilizarlo como argumento en el Gran Bazar, a la hora de regatear: “¿Que usted, oh amable vendedor, es del Galatasaray? ¡Nosotros somos del Galata de toda la vida! ¡Háganos buen precio!”.

No podemos hablar del “infierno turco” de primera mano, ya que no tuvimos la suerte de ir a un partido. Sin embargo, más allá de bengalas y temas polémicos, estamos seguros de que tiene que ser un auténtico espectáculo ir a ver un partido. Si no tenéis la oportunidad, al menos podréis pasaros por alguno de los grandes estadios de la ciudad, ya que están bastante bien ubicados. Nosotros nos acercamos a ver el Estadio BJK İnönü, donde el Beşiktaş ejerce como local.

DÓNDE COMPRAR CAMISETAS Y OTROS SOUVENIRS

¡No todo son vasos de té y vestidos para hacer danza del vientre! Seguro que conocéis a más de un amigo o familiar que sería mucho más feliz con una camiseta del Galatasaray que con cualquier otro souvenir. Pues bien, el mejor sitio para comprarlas (por “mejor” entiéndase “más barato”) son las calles entre el Gran Bazar y el Puente Galata.

De hecho, nuestro consejo es que evitéis el Gran Bazar (y no solo para este tipo de compras, sino para cualquiera). Allí tienen un brutal flujo de clientes asegurado cada día, por lo que no solo encontraréis los precios más elevados, sino también vendedores poco amables y sin ninguna necesidad de regatear: lo que no compres tú ya se lo llevará otro pringao. Así de claro.

El ejemplo de las camisetas es muy claro. En el Gran Bazar, nos pedían 120 liras turcas (algo más de 50€) por una sola camiseta. Después de regatear durante diez minutos, no solo habíamos sido incapaces de obtener una rebaja, sino que la alternativa que nos daban era vendernos una copia horrenda que no tenía ni el escudo del equipo, y por 60-70 liras. Una pasada.

Sin embargo, en los alrededores la cosa fue muy distinta. En zona que os hemos dicho (entre el Gran Bazar y el Puente Gálata) pedimos precio por una camiseta y nos dijeron 50 liras turcas. ¡Sin negociar y ya habíamos pasado de 120 a 50! Lo mejor de todo es que, tras un intenso y divertido regateo, conseguimos llevarnos dos camisetas por 45 liras (menos de 20€). Es decir, en el Gran Bazar nos pedían 50€ por una y acabamos comprando dos por menos de 20€. No hace falta decir nada más, como diría Schuster.

No hace falta decir que podéis comprar de todo: gorras, pulseras, tazas, imanes de nevera, calzoncillos… El fútbol tiene un gran arraigo en el país, así que encontraréis souvenirs de lo más variado.

¡Ah! Y aquí viene otra gran anécdota. Después de comprar la camiseta, Edu se puso la del Fenerbahçe… ¡Y nos encontramos a un reportero de Fenerbahçe TV! En esos días el equipo se estaba jugando la liga, y cuando nos vio hablar en español se volvió loco. ¡¡¡ESPAÑOLES Y DEL FENERBAHÇE!!! Total, que le hizo una difícil y penosa entrevista en inglés. Eri, en vez de ayudar, prefirió echarse a un lado para reír y legar este documento a la posteridad.

CONCLUSIÓN: EL FÚTBOL, UNA EXCUSA MÁS PARA IR A ESTAMBUL

No seremos nosotros los que recomendaremos ir a Estambul por cuestiones futbolísticas. La ciudad tiene muchísimas cosas que ofrecer: mezquitas, palacios, museos, gastronomía, paseos en barco… Evidentemente el fútbol suma, pero solo es un motivo más de los miles que existen para ir a la antigua Constantinopla.

Esta es una de nuestras ciudades favoritas, siempre habíamos querido ir y desde abril de 2012 no hacemos otra cosa que pensar en volver. Además, en Turquía nos quedan muchas cosas que ver. Cuando planificamos el viaje teníamos una semana, por lo que miramos la posibilidad de hacer alguna excursión. Quizá lo más típico sea hacer un crucero o visitar Anatolia, pero finalmente decidimos descartar ambas.

¿El motivo? Nos apetecía explorar a fondo esta ciudad, a la que seguro vamos a volver. Cuando toque el momento de regresar, seguramente lo haremos con niños, por lo que entonces nuestros intereses serán otros, y quizá nos apetezca más tomar el sol en un crucero o hacer un paseo en globo. De momento, solo nos queda recomendaros la visita a Estambul: no os va a decepcionar.

Ir a Estambul ’12

2 pensamientos en “La pasión del fútbol en Estambul

    • Pues sí. Lo bueno de tener un blog de viajes es que estuvimos atentos con la cámara y lo grabamos, porque es la típica cosa que cuentas y que nadie te cree… 😛

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *