La Iglesia de San Pedro de Navalcarnero: la Capilla Sixtina de Madrid

Ayer estuvimos en la inauguración de la Iglesia de San Pedro de Navalcarnero, un impresionante templo construido en esta pequeña localidad del suroeste de la Comunidad de Madrid. A tan solo 30 kilómetros de la capital se encuentra una iglesia que desde el primer día se ha convertido en una de las más sorprendentes de toda la región. Y sí, aunque no nos gusta demasiado usar esas comparaciones, es imposible no hablar de la Capilla Sixtina de Madrid. ¡Vais a quedaros a cuadros con el edificio que os enseñamos en este artículo!

iglesia-de-san-pedro-navalcarnero-01

LA NUEVA IGLESIA DE NAVALCARNERO

La Iglesia de San Pedro, junto con las Casas Parroquiales de San Simón de Rojas, fueron inauguradas el 8 de noviembre de 2014. La historia del conjunto es un poco peculiar, ya que surge a partir de un trueque entre el Ayuntamiento de Navalcarnero y la Diócesis de Getafe (a la cual pertenece la ciudad).

En resumen, para crear una nueva plaza y un nuevo parque, el Ayuntamiento se hizo con algunas propiedades de la iglesia (la antigua casa parroquial, un cementerio, un colegio…). A cambio, el Consistorio asumió el compromiso de restaurar algunos templos, ceder algunos solares y algunas cosas más. Entre ellas, levantar esta nueva Iglesia de San Pedro.

Y se ha hecho con un gusto exquisito. No somos grandes detractores de los templos modernos, sino todo lo contrario: siempre hablamos maravillas de edificios como la Catedral Metropolitana de Liverpool. Sin embargo, hay que reconocer que algo especialmente vanguardista no quedaría nada bien en una ciudad como Navalcarnero. Por eso, hay que reconocer la excelente decisión de construir un templo de estética tradicional, como si llevará allí tres o cuatro siglos.

iglesia-de-san-pedro-navalcarnero-02LAS PINTURAS DE LA IGLESIA DE SAN PEDRO DE NAVALCARNERO

Aunque por fuera pueda parecer una iglesia sencilla, en su interior se encuentra la que posiblemente sea la decoración eclesiástica más ambiciosa de toda la Comunidad de Madrid. Su elaborado programa iconográfico, dirigido por el genio Alberto Pirrongelli, sencillamente deja sin palabras. El autor, uno de los pintores españoles más destacados de finales del siglo XX y comienzos del XXI, ha llevado a cabo la que sin duda será considerada su gran obra maestra dentro de varios siglos.

La Iglesia de San Pedro de Navalcarnero no es un templo demasiado grande: tiene una sola nave, no es especialmente alto y lo correcto técnicamente hablando sería referirse a él como una capilla. Sin embargo, solo con entrar en su interior, situarse en su interior y alzar la vista es suficiente para sentir que la grandeza de la obra no reside en el tamaño.

iglesia-de-san-pedro-navalcarnero-03Viendo la foto de la cúpula (la primera del artículo) o la que está sobre estas líneas, queda claro que los frescos son la cara visible de la Iglesia de San Pedro. Hasta el último rincón ha sido ornamentado con una maestría propia de otro tiempo. Entre la gente que estaba visitando la iglesia vimos alguna cara de sorpresa, incluso algunos diciendo que con tanta pintura no parecía un templo. Sin embargo, hay que recordar que hace mil años prácticamente nadie sabía leer, por lo que estas decoraciones eran las habituales en los templos. Así, el pueblo podía conocer a través de los frescos el mensaje que la iglesia quería transmitir.

También hay que destacar la gran profundidad de todos los frescos, algunos persnajes parecen salirse de las peredes. Sin duda, lo más parecido a la obra de Roger van der Weyden que se haya hecho en el siglo XXI.

iglesia-de-san-pedro-navalcarnero-04Pero ojo, que los frescos no son lo único. Son impresionantes, correcto, pero esta nueva iglesia de Navalcarnero ofrece muchas más cosas: vidrieras, una pila bautismal, un retablo… Vamos, que aunque la iglesia es pequeña lleva un rato verla.

Mención aparte merece la escultura, ya que hay obras muy significativas. Ramón Chaparro, Torres Guardia y David Dos Santos, tres destacadísimos escultores, han dado lo mejor de sí mismos para que el templo también tenga un gran patrimonio.

Además, volviendo a los frescos de Alberto Pirrongelli, el pintor es un maestro del trampantojo, por lo que aquí y allá veréis referencias a esta técnica. Resulta incluso divertido fijarse en cada detalle para saber si lo que vemos es de verdad o solo una pintura.

iglesia-de-san-pedro-navalcarnero-05LAS CASAS PARROQUIALES DE SAN SIMÓN DE ROJAS

 Y no penséis que la Iglesia de San Pedro es lo único que hay por allí. El conjunto incluye también las Casas Parroquiales de San Simón de Rojas, el lugar en el que residirán los clérigos de Navalcarnero. Se pueden visitar un par de patios, ambos muy cucos. No sabemos si estarán siempre accesibles al público, pero desde luego en la inauguración pudimos verlos.

iglesia-de-san-pedro-navalcarnero-06¿Conocéis los monasterios del norte de Rumanía o las iglesias de Meteora? La comparación puede ser atrevida, pero en cierta manera las estancias del interior (tanto la iglesia como los patios) nos recordaron a esos preciosos conjuntos. Id con la mente bien abierta, comparad solo por pura diversión y seguro que experimentáis una sensación bastante parecida.

iglesia-de-san-pedro-navalcarnero-07INFORMACIÓN PRÁCTICA

¿Queréis hacer la visita? Pues aquí van unos cuantos datos:

  • Dónde: Calle de la Constitución 73
  • Horario: fines de semana y festivos, de 11:00 a 14:30 y de 17:00 a 19:00. (horarios provisionales). Entre semana la iglesia permanece cerrada.
  • Tarifa: entrada gratuita.
  • Más info: Oficina de Turismo de Navalcarnero (Plaza de Segovia 1). Atienden por teléfono en el 918101142.

Y ya sabéis, si vais a hacer más excursiones por la Comunidad de Madrid, la tarjeta turística gratuita Villacard os dará acceso a entradas a precio reducido y un montón de buenos descuentos.

iglesia-de-san-pedro-navalcarnero-08Volver a Navalcarnero ’14

5 pensamientos en “La Iglesia de San Pedro de Navalcarnero: la Capilla Sixtina de Madrid

  1. El artista (ünico) y su mecenas (mas único todavía) han confundido el “horror vacui” con evacuar horrores.
    ¿cómo se atreve la iglesia a consagrar a Jesús Sacramentado entre esos pintarrajos?
    ¡¡¡CALVINO VEN PRONTO!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *