La estación de esquí de Saint-Lary

Cuando fuimos de viaje a Saint-Lary, una palabra destacaba por encima del resto: nieve. Lo que más ilusión nos hacía era conocer la estación de esquí de Saint-Lary, una de las más importantes del sur de Europa, y hacer allí nuestros primeros pinitos con el deporte de nieve por excelencia.

Todavía tenemos muchas cosas que decir sobre el lugar, y hoy queremos enseñaros cómo es la estación de esquí. ¿Cuántas pistas tiene? ¿Es cara? ¿Es buen sitio para aprender? ¿Qué tal para familias? ¿Se puede ir allí y no querer esquiar?

estacion-saint-lary-1

INFORMACIÓN PRÁCTICA SOBRE LA ESTACIÓN DE SAINT-LARY

Vamos con una de esas secciones que siempre gustan a los amantes de los datos. Esto que vais a ver es Saint-Lary en números:

  • Más de 100 kilómetros esquiables
  • Tres bases: Pla d’Adet (1700 metros), Espiaube (1900 metros) y Vallon du Portet (2400 metros).
  • 275 cañones: nieve garantizada durante toda la temporada

Como referencia, aquí van los precios vigentes para la temporada 2013/2014:

  • Adultos: 38€ un día, 75€ dos días y 195€ una semana.
  • Niños hasta 11 años, estudiantes y mayores de 65 años: 32.50€ un día, 64€ dos días y 165€ una semana.
  • Pack familias (dos adultos y dos niños): 130€ un día, 256€ dos días y 660€ una semana.

mapa-de-saint-lary-mini

LAS PISTAS

Más allá de los datos, pensamos que un post como este puede ser interesante por la experiencia que uno ha tenido. Y lo que vamos a contaros a partir de aquí es lo que vimos con nuestros ojos. Resumiendo en una sola palabra, Saint-Lary es una estación perfecta. Pese a que el tiempo no había acompañado en semanas atrás, ya que apenas había nevado, el aspecto de las pistas era impresionante gracias a los casi 300 cañones de los que hablábamos en el apartado anterior.

Al margen de su tremenda variedad de descensos (en 100 kilómetros esquiables hay sitio para todo, desde pistas exclusivas de snow hasta trazados para niños), lo que más nos llamó la atención fue el despliegue de medios: telesillas por todas partes, indicaciones de seguridad de todo tipo, establecimientos para tomarse algo… Un diez.

Como ya sabéis, nosotros aprendimos a esquiar allí y no pudimos ver ni una décima parte de la estación, pero lo que vimos nos dejó muy sorprendidos. Realmente es un sitio al que merezca la pena viajar.

estacion-saint-lary-2

TODO LO QUE NO ES ESQUÍ

Además, Saint-Lary destaca por su excelente oferta de ocio y actividades para los no esquiadores. La típica familia con mamá reluciente esquiadora, papá cachas esquiador y dos hijos repelentes esquiadores está muy bien para las revistas, pero en grupos numerosos siempre hay una o dos personas que prefieren tener los esquís bien lejos.

Para ellos hay mucho que hacer: una excursión al Lago l’Oule, restaurantes en los que pasar el día de picoteo, senderos para caminar por la nieve con raquetas… No hay que olvidar que Saint-Lary está en una de las zonas más bonitas de los Pirineos.

Aprovechamos este apartado para abrir un paréntesis y hablar de Saint-Lary en verano. Toda la gente de la zona con la que hablamos nos recomendó visitar la estación fuera de la temporada de nieve, cuando la naturaleza aflora tras la inmensa capa de nieve que la cubre en los meses fríos del año. No sabemos como será el tema, pero tanta insistencia nos dejó con mucha curiosidad.

estacion-saint-lary-3

TIENDAS Y SERVICIOS

Saint-Lary tiene infraestructuras suficientes como para dar soluciones a todo el que vaya para allá. A nivel de equipo, hay decenas de tiendas (tanto en la estación como en el pueblo) de alquiler y venta de equipamiento para esquiar.

Respecto al sector servicios, y más allá de los establecimientos para comer/beber, no podemos dejar de hablar de la excelente Ecole du Ski Français, que tiene una de sus 250 sedes en Saint-Lary. Allí se pueden contratar monitores por horas, para cursos completos o simplemente acudir en caso de necesitar algún tipo de ayuda. No hay que olvidarse de los espacios dedicados especialmente a niños y familias, lo cual explicaba la gran cantidad de escolares franceses aprendiendo a esquiar.

Para los más asustadizos, Saint-Lary está equipada con todos los medios necesarios para atender una emergencia médica. En caso de que ocurriera algún incidente desagradable, la atención sanitaria estaría allí prácticamente al momento.

estacion-saint-lary-4

Así que, ¡no hay excusas para no ir a este pequeño enclave de los Pirineos franceses!

Capítulo III – Volver a Saint-Lary ’14 – Capítulo V

3 pensamientos en “La estación de esquí de Saint-Lary

    • Es una experiencia chulísima y divertida. A nosotros nos encantó aprender a esquiar en un marco tan incomparable como aquél. Además como existen otras posibilidades para disfrutar de la montaña, ¡no hay excusas! ;p

  1. Pingback: Aprender a esquiar en Saint-Lary (guía para novatos) | www.eduyeriviajes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *