La Catedral de Milán, a fondo

Aunque no estamos de acuerdo, ya que a nosotros nos encantó, Milán es una de esas ciudades con fama de ser “feas pero”. ¿Qué es una ciudad “fea pero”? Pues básicamente un sitio que suele parecer feo, pero que tiene algo muy bonito que justifica su visita. Y de Milán es típico escuchar “bah, la ciudad no tiene nada, pero merece la pena ir a ver el Duomo”.
duomomilan01

¿Qué es el Duomo? Nada más y nada menos que la impresionante Catedral de Milán, uno de los edificios góticos más representativos del norte de Italia. Nos gustó tanto que en este post os vamos a enseñar todo sobre el edificio.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Empecemos por los datos. Estos son los horarios de visita:

  • Interior de la catedral: de 8:00 a 19:00
  • Museo catedralicio: de 10:00 a 18:00 (cierra los miércoles)
  • Baptisterio: de 9:00 a 18:00
  • Zona arqueológica: de 8:00 a 19:00
  • Terraza: de 9:00 a 19:00

Y ahora vamos con los precios:

  • Catedral y museo: 2€
  • Zona arqueológica: 4€
  • Terraza:
    • Subiendo en ascensor: 13€
    • Subiendo por las escaleras: 8€ (¡no es tan duro!)

HISTORIA DEL ESPLENDOR GÓTICO HECHO EDIFICIO

Aunque el aspecto de la Catedral de Milán es inequívocamente gótico, su construcción duró cinco siglos: empezó en 1386 y no acabó hasta el siglo XIX. En pocos edificios se ha respetado tanto la esencia con la que se creó, pero no por ello se obviaron los avances arquitectónicos y estilísticos del norte de Italia. Así, elementos como la famosa Estatua de San Bartolomé o la Madonnina (una estatua de cobre en el punto más alto) dan buena cuenta del paso del tiempo.duomomilan03

Al final, ha quedado una catedral con más de 11700 metros cuadrados de superficie, 157 metros de longitud y capacidad para alrededor de 40000 personas. Impone, de verdad que impone. Sobretodo teniendo en cuenta que da a una plaza gigante, con lo cual es fácil contemplar el edificio en su totalidad.

LA CATEDRAL POR FUERA, POR DENTRO Y POR ARRIBA

Seguramente el 100% de los turistas de Milán pasan por la Catedral. Por eso, no vamos a negar que los alrededore son un poco incómodos: buscavidas, vendedores ambulantes utilizando técnicas de marketing bastante cansinas, gente por todas partes… Que sí, que el edificio es espectacular y merece la pena ir, pero puede costar abstrarse.duomomilan02

De hecho, el interior del edificio no es el remanso de paz que debería, ya que también suele estar atestado de gente. En cualquier caso, es increíble pasear entre sus columnas de mármol y disfrutar de la riqueza artística que hay prácticamente en cada rincón. Hay de todo, incluso un clavo de la cruz de Cristo.duomomilan04

Por encima de todo (nunca mejor dicho) os recomendamos subir a la terraza panorámica que hay en la catedral. No solo por las estupendas vistas de Milán, sino también por tener una perspectiva diferente del edificio. Podréis caminar literalmente al mismo nivel que cúpulas y pináculos, en una experiencia muy parecida a subir a Notre Dame de París.duomomilan05

Milán tiene muchísimas más cosas que ver, pero no vamos a negar que el auténtico must es su catedral. Esperamos que después de este post os hayan entrado más ganas de visitar uno de los edificios más impresionantes de Europa.

Volver a Milán y el Lago Como ’15

2 pensamientos en “La Catedral de Milán, a fondo

  1. se pueden comprar las entradas para la catedral y la terraza (supongo que la terraza es esa foto que has puesto de gente en la “azotea” jjj) de manera online? para evitar colas y demás?
    Gracias! 🙂

    • Hola Eva! Que nosotros sepamos no. Hay páginas no oficiales que ofrecen la compra online, pero en la oficial del Duomo (duomomilano.it), no te lo permite. ¡Saludos viajeros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *