Ieronimus, el recorrido por las torres de la Catedral de Salamanca

“A mí no me gusta entrar a ver catedrales, me hago la foto en la puerta por puro postureo”. Esa frase, pronunciada a menudo por una de las hermanas de Edu, es perfecta para hablaros de Ieronimus, el recorrido por las torres medievales de la catedral de Salamanca. Y es que a una persona como esa, poco amiga de visitar edificios religiosos, le diríamos que esta es una visita imprescindible en la ciudad.

Porque no se trata de recorrer una catedral a pie de calle, sino de subir por sus torres y terrazas para verlo todo desde las alturas. Así, se puede ver el edificio por dentro a vista de pájaro, tocar las torres con tus propias manos y disfrutar de una buena panorámica del casco histórico salmantino.

ieronimus-salamanca-01

IERONIMUS: HORARIOS, PRECIOS, DATOS ÚTILES

Antes de empezar, un poquito de información práctica. Más allá de los datos que os facilitamos más abajo, es importante insistir en la necesidad de llevar calzado cómodo, ya que hay que subir bastante escaleras. Como siempre decimos, no es un sitio friendly con los tacones.

Más allá de esos, considerad que en Salamanca la visita a la catedral se paga dos veces: una para ir a pie de calle y otra para subir por las torres. Si vais justos de presupuesto, os recomendamos visitar únicamente la parte alta (Ieronimus), ya que desde las alturas también se ven los interiores.

  • Horario:
    • Verano (Marzo-Diciembre): de 10:00 a 20:00
    • Invierno (enero y febrero): de 10:00 a 18:00
  • Tarifas:
    • Individual: 3,75€
    • Grupos: 3,25€ (mínimo 20 personas)
  • Dirección: Plaza Juan XXIII (se entra por la Torre Mocha de la Catedral)
  • Página web: www.ieronimus.es

EL RECORRIDO

Y ahora vamos con la experiencia propiamente dicha. La secuencia de la visita nos llevó por el interior de la Catedral Vieja, sus terrazas, el interior de la Catedral Nueva, la Sala del Reloj y el Cuarto de Campanas, además de otras pequeñas estancias en las que se habla de la historia del edificio. Hacer todo el recorrido nos llevó aproximadamente una hora, aunque tenemos que reconocer que nos paramos bastante a hacer fotos. Si vais a buen ritmo se podría hacer incluso en la mitad del tiempo.

ieronimus-salamanca-02

A nivel expositivo no es gran cosa, la verdad. Es un de esos museos “de relleno”, que se ponen porque hay que poner algo. Sin embargo, si os gustan la Historia, el Arte o la Arquitectura sin duda sacaréis provecho de sus paneles y vitrinas.

ieronimus-salamanca-03

La visita tiene un horario amplísimo, por lo que os recomendamos subir cuando el cielo esté despejado. Nosotros estuvimos en un día con algunas nubes, así que accedimos en un momento en el que el cielo se despejó por completo. Nos quedó la duda de cómo sería subir por la noche, algo que haremos en una futura visita a Salamanca.

ieronimus-salamanca-04

No es demasiado frecuente que una catedral ofrezca un recorrido como este, nosotros lo hemos hecho muy poquitas veces en España. Además, suele ser cuando están restaurando, para monetizar los andamios y sacar algo de pasta durante las obras. Por eso apoyamos a muerte esta iniciativa, ya que nos parece una pasada poder caminar entre torres y ver la parte alta de un edificio tan representativo como este.

ieronimus-salamanca-05

Ya lo hemos dicho, pero una vez más insistimos en que esta es la mejor visita de las dos que se pueden hacer a la Catedral de Salamanca. No vamos a negar que la ciudad nos pareció bastante cara desde el punto de vista del viajero, te cobran por todo y no precisamente poco (en la Universidad era 10 eurazos por persona). En un entorno así, la relación calidad/precio de Ieronimus nos parece excelente.

ieronimus-salamanca-07

VISTA PANORÁMICA DE SALAMANCA

Uno de los puntos fuertes de Ieronimus, sin duda, es la vista cenital de la ciudad. No es la típica imagen impresionante, ya que en altura no es demasiado. Su éxito radica en que la panorámica es de 360º, pudiéndose ver (en distintos momentos del recorrido) la zona nueva, la vieja, los cultivos de las afueras, las montañas o los propios alrededores de la Catedral. ¡Para todos los gustos!

ieronimus-salamanca-08

El único pero que le podemos sacar es que en el punto más alto (el Cuarto de Campanas) no se pueden hacer fotos bien, ya que hay una redecilla en cada ventana. Una pena, pero la seguridad siempre es lo más importante.

ieronimus-salamanca-09

Para terminar, un pequeño aviso para claustrofóbicos: ¡estáis a salvo! Conocemos a mucha gente que no sube a torres medievales porque no le gustan los espacios estrechos ni los típicos momentos en los que la gente que sube y que baja se tiene que apretar como sardinas. Este recorrido es lineal y está muy bien organizado, tanto que en los puntos en los que coincide gente en dos direcciones hay un semáforo para organizar el tráfico.

ieronimus-salamanca-10

Una visita cómoda, barata y llena de posibilidades. ¿Se os ocurre una experiencia mejor en Salamanca?

Volver a Salamanca ’15

2 pensamientos en “Ieronimus, el recorrido por las torres de la Catedral de Salamanca

  1. Creo recordar, de mi época de estudiante en Salamanca, que es gratis subir a las torres los martes (no sé si algún día más) antes de las 12:00h… Míralo a ver si sigue vigente, porque es una info muy útil! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *