Hôtel l’Île de la Lagune, un paraíso en Pirineos Orientales

No sabríamos decir si el Hôtel l’Île de la Lagune es el mejor en el que hemos estado hasta la fecha, pero seguro que está en el top 5. Esta joya del sur de Francia se encuentra a solo 15 minutos de Perpignan, en una pequeña isla privada en medio de una laguna que conecta directamente con el mar.

No es el típico sitio al que solamos ir, ya que normalmente vamos con un presupuesto muy ajustado, aunque también os decimos que no se nos ocurre un hotel mejor para darnos un homenaje. Sigue leyendo si quieres conocer un auténtico paraíso.

ille-de-la-lagune-01

UN HOTEL DONDE EL TIEMPO SE DETIENE

El Hôtel Thalasso-Spa Île de la Lagune es una apuesta sobre seguro, uno de esos hoteles en los que sabes que es imposible que nada salga mal. Pertenece a una familia que gestiona varios hoteles en la zona, todos con un prestigio más que reconocido. En el caso de este, es un conjunto ubicado en una isla privada, a 3 kilómetros de un campo de golf y muy cerca de lugares encantadores como Perpignan o Colliure.

ille-de-la-lagune-02Podríamos hacer un recorrido por sus instalaciones y contaros todo lo que vimos por allí, pero necesitaríamos varios posts y subir cientos de fotografías. Sitios para pasear, un pequeño puerto, una playita privada, jardines en los que pasear a cualquier hora del día (la temperatura es excelente gracias a la laguna y el mar), un piano-bar… ¡De todo! Uno de esos hoteles en los que deberían darte un mapa al hacer el check-in, ya que hay muchísimas cosas que hacer.

ille-de-la-lagune-03HABITACIONES PARA DAR ENVIDIA A LOS AMIGOS

Las habitaciones tienen un precio bastante superior al que solemos acceder: entre 190€ y 350€ la noche. Sin embargo, viendo como es el hotel, podemos decir que la relación calidad/precio es excelente: todas tienen balcón con unas vistas maravillosas, bañera, aire acondicionado, tele enorme con canales internacionales y wifi gratis. Eso por no hablar de los típicos detalles de un alojamiento de alta gama, como baño de mármol o carta de almohadas.

ille-de-la-lagune-04Lo que sí queremos destacar es la cama. Nosotros siempre presumimos del colchón de nuestra casa, ya que nos gastamos una pasta en él porque consideramos que el descanso es fundamental. Lo considerábamos la cama más cómoda del planeta hasta que fuimos a Île de la Lagune… ¡Impresionante! ¡Era como dormir en una nube!

ille-de-la-lagune-05THALASSO-SPA Y OTROS PLACERES DE LA VIDA

Como centro de talasoterapia, el hotel cuenta con unas zonas comunes llenas de atractivos para enaltecer el cuerpo y el espíritu. En la azotea hay una piscina climatizada de agua marina, perfecta para darse un baño a cualquier hora del día. Recomendamos subir especialmente a la hora del atardecer, ya que las vistas de las montañas con el sol poniéndose no tienen precio.

ille-de-la-lagune-06Hay otra piscina en la parte inferior, además de una zona de spa con bañera de hidromasaje. En cuanto a los servicios, a estas alturas no hace falta decir que disponen de una carta casi infinita de masajes y tratamientos de todo tipo. Es imposible no ir allí y salir con el cutis terso y resplandeciente.

ille-de-la-lagune-07LA SIGUIENTE ESTRELLA MICHELÍN

Y para completar el cuadro está el Restaurante L’Almandin, integrado en el propio hotel. La decoración es exquisita, todas las noches hay música en directo y la propuesta gastronómica es de primer nivel. El establecimiento todavía no tiene Estrella Michelín pero que pronto lo tendrá, ya que su chef trabaja duro en esa línea.

Fuimos al restaurante después de varios días comiendo y cenando en lo mejorcito de Pirineos Orientales, por lo que ya teníamos el paladar acostumbrado solo a lo mejor. Aun así, L’Almadin superó todo lo visto anteriormente, con platos riquísimos.

La carta se renueva prácticamente cada semana, con platos que mezclan productos de toda la vida con interpretaciones de vanguardia. Vamos, que es comida tirando a modernita, pero nada de tortilla deconstruida con polvo de estrellas y amor de hada: sabor y buena presencia por encima de cualquier cosa.

ille-de-la-lagune-08

Por cierto, Philippe Galindo, el chef de L’Almadin, es de origen español. Cuando supo que por allí andaba un grupo de bloggers y periodistas de su país salió a saludarnos, e incluso nos enseñó las cocinas en las que nacen sus creaciones. ¡Un detallazo! 🙂

ille-de-la-lagune-09Volver a Pirineos Orientales ’14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *