Hotel Balima

Con este artículo queremos hacer un repaso de lo mejor y lo peor del lugar en el que pasamos las dos noches en Rabat: el Hotel Balima. Hasta la fecha es uno de los alojamientos más raros en los que hemos estado, y desde luego en el que más nos hemos reído…

Balima

Antes de nada, un poquito de historia. El Hotel Balima es una reliquia ubicada en el corazón de la capital de Marruecos. Fue fundado en 1936 como hotel de lujo y desde entonces no ha cambiado nada: los muebles, la moqueta, las pelusas… ¡Todo sigue igual!

Pese a todo tiene dos cosas buenas en las que gana al resto de alojamientos de la ciudad: la ubicación y los precios. Está en la céntrica Avenue Mohammed V, a sólo dos minutos andando desde la estación Rabat Ville (también conocida como Rabat Medina) y perfectamente colocado para conocer el resto de la ciudad. Además, sus tarifas son de lo más asequibles: unos 60€ la noche en habitación doble, impuestos y desayuno (que luego veremos) incluidos.

Hotel Balima 01 Hotel Balima 02

En cuanto a las habitaciones… pues bueno, en peores plazas hemos toreado. Es el típico alojamiento ideal para gente como nosotros, pues no ofrece ningún lujo pero a cambio es económico y suficiente para recuperar fuerzas tras un duro día turisteando. Que conste que las camas son durísimas, las almohadas impracticables, el baño da grima y todo se ve bastante viejo… Pero aún así lo recomendamos si no se tienen más pretensiones que un lugar en el que pasar la noche.

Hotel Balima 03 Hotel Balima 04 Hotel Balima 05

También queremos destacar la simpatía del personal. El recepcionista era muy majete y con él tuvimos una conversación memorable:

– Recepcionista: “¡Are you Españoles!”.
– Edu: “Yes, españoles campeones del mundo”.
– Recepcionista: “Si, españoles todos los días campeones del mundo”.

Se nota que nos ha costado mucho ganar el primer mundial de fútbol y desde entonces todos los recordamos allá donde vamos. ¡Viva La Roja! El botones que nos llevó a la habitación (y se encargó de enseñárnosla como si fuese un palacio) también fue muy agradable. Mención aparte merece el ascensor, no sólo por su colorido aspecto sino por la música que en él suena… ¡Es como ir en una discoteca!

Hotel Balima 06 Hotel Balima 07

Hotel Balima 08En cuanto al desayuno no tenemos más que buenas palabras. Zumo, té, leche, varios tipos de panes, huevo duro, mantequilla y mermelada. No es un buffet ni es nada fuera de lo normal, pero estaba incluido en el precio de la habitación y eso se agradece cuando se viaja con un presupuesto tan exiguo como el nuestro. Tiene todo lo necesario para coger fuerzas para un duro día recorriendo la ciudad. La pega es que el segundo día no lo aprovechamos, pues queríamos ir a Casablanca y si esperábamos al horario de desayuno se nos chafarían los planes.

Por último, queremos destacar el interesante bar con terraza que hay en la parte inferior del hotel. Las dos noches nos tomamos unos deliciosos tés a la menta tan ricos como nunca los habíamos probado, y sólo por 22 dírhams entre los dos. Sin duda los momentos sentados en el bar, reflexionando sobre lo bien que estaba saliendo todo, fueron de los mejores del viaje.

Hotel Balima 09 Hotel Balima 10

Lo dicho: un sitio perfecto para una escapada a la capital marroquí. No es un resort de 5 estrellas, pero es ideal para gente que busca gastar poco y una buena ubicación para recorrer la ciudad.

Enlaces:

Hotel Balima (web oficial)

Ir a Casablanca y Rabat ’10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *