Guía práctica para viajar a Pirineos Orientales

Los españoles no valoramos el sur de Francia todo lo que deberíamos. A mucha gente le da una extraña pereza salir al extranjero para estar al lado de casa, y es una pena porque lugares mágicos se quedan sin la repercusión que merecen. Podríamos hablar del País Vasco Francés o de Saint-Jean-Pied-de-Port, pero en este caso el protagonista absoluto es Pirineos Orientales. Un destino que hemos descubierto recientemente y que nos ha llegado al corazón, gracias a atractivos como la animada Perpignan, la encantadora Colliure o su infinita gastronomía.

Aunque vamos a estar publicando cosas sobre la zona durante los próximos meses, empezamos con esta enorme guía práctica para viajar a Pirineos Orientales. En ella sintetizamos toda la información práctica para viajar a un lugar que, si confiáis en él, os dará una grata e inolvidable sorpresa.

pirineos-orientales

INTRODUCCIÓN

Antes de nada, una pequeña introducción. Pirineos Orientales está en el sur de Francia, justo encima de Cataluña. Es un lugar muy accesible en tren, por carretera o incluso a través de varios aeropuertos cercanos. Tiene muchas particularidades, pero sin duda destaca por ser el único Departamento que ofrece tan nítidamente mar y montaña: los Pirineos y el mar Mediterráneo.

Pirineos Orientales es la continuación del histórico Rosellón, junto con la comarca de Fenolleda (Languedoc). Eso no solo deja un poso histórico apasionante, en el que se pueden encontrar incluso referencias a los cátaros, sino también estrechos vínculos con Cataluña. Por ello, a nivel gastronómico y cultural es difícil que alguien se sienta extraño si procede del sur de los Pirineos.

QUÉ VER Y QUÉ HACER

Abarcar todos los Pirineos Orientales en un viaje de tres días es prácticamente imposible. Nuestra escapada estuvo ceñida al litoral del Departamento, por lo que en el futuro volveremos a conocer la zona de montaña. Básicamente, esto fue lo que pudimos visitar:

Perpignan (Perpiñán): la capital de Pirineos Orientales. Una ciudad bastante grande, llegando a casi medio millón de habitantes si se le suma su área metropolitana. Sin embargo, su casco histórico ha sabido conservar todo el encanto de los pequeños núcleos medievales. Tiene varios edificios civiles y religiosos más que interesantes, además de unas calles con pequeñas tiendas que trasladan directamente al viajero a los zocos de Marrakech.

perpignanColliure: en prácticamente todas las guías de viajes hacen referencia a ella como “la joya de los Pirineos Orientales”. Y razón no les falta. Es un pequeño pueblo pesquero, conocido en el mundo entero porque a comienzos del siglo XX fue inmortalizado por pintores de la talla de Matisse o Derain. Está vinculado a otras muchas figuras artísticas, aunque a los españoles nos suena porque aquí murió y está enterrado Antonio Machado.

colliureTautavel: desde que en la carrera cursamos las asignaturas de Prehistoria, teníamos en mente visitar en algún momento de nuestra vida este pueblo. Y es que el Hombre de Tautavel es uno de los más célebres hallazgos de la arqueología en Francia, tanto por huesos (más de 80 muestras) como por industria lítica. Tiene un museo espectacular que, aunque merece una renovación, está entre lo mejorcito que se puede ver en el sur de Europa.

museos-pirineos-orientales

Otros lugares: aunque la mayor parte del tiempo se fue entre Perpignan, Colliure y Tautavel, hubo tiempo para hacer paradas en otros muchos lugares. ¿Qué buscáis sol y playa? Pasad por Argelès-sur-Mer y su impresionante laguna. ¿Os apetece algo de enoturismo? Bodegas (grandes y pequeñas) no os van a faltar en Pirineos Orientales.

ÉPOCAS

Tradicionalmente era considerado un destino de sol y playa, de esos que en verano están abarrotados de gente pero que en invierno parecen un camposanto. Pues bien, desde hace ya bastante tiempo esa imagen ha cambiado y hoy es claramente un Departamento desestacionalizado, en el cual se encuentran atractivos turísticos en cualquier época del año.

Evidentemente, en verano tienen mucho más tirón las localidades de playa y en invierno las estaciones de esquí (que, por cierto, son más baratas que las de Cataluña). Sin embargo, durante todo el año se puede disfrutar de largas sesiones de talasoterapia, de enaltecedoras catas de vino o de bonitos paseos por la naturaleza, por lo que solo podemos decir que cualquier época es buena para ir a Pirineos Orientales.

playas-en-pirineos-orientalesTRANSPORTE

Cómo llegar

Coche: siete horas desde Madrid (dos desde Barcelona) es lo que hace falta para llegar a Perpiñán, la capital de Pirineos Orientales. Básicamente hay que ir por la A-2 y por la AP-7. El tiempo aumenta un poco más si se va en autobús, pero en cualquier caso son distancias asequibles para un viaje de dos-cuatro días.

Tren: sin lugar a dudas, la mejor opción. En tan solo cuatro horas y media, gracias a Elipsos (la suma de AVE y SNFC), es posible plantarse allí desde la estación de Atocha. Un trayecto cómodo, con una buena calidad/precio y que permite hacer un viaje muy interesante.

Avión: quizá no sea una opción tan rápida como parece, ya que las aerolíneas más frecuentes viajan a ciudades que están a aproximadamente dos horas de allí, como Toulouse o Barcelona. En cualquier caso, es otra posibilidad a tener en cuenta.

ave-a-francia

Cómo moverse

En nuestro viaje íbamos ya con una ruta programada, así que no es información de primera mano. En cualquier caso, allá donde íbamos veíamos una gran frecuencia de autobuses urbanos e interurbanos, además de conexiones por tren entre los principales núcleos de población.

GASTRONOMÍA Y ENOTURISMO

Es evidente que Francia, gastronomía y enoturismo son tres palabras que siempre van de la mano. Sin embargo, nos sorprendió gratamente lo mucho que tiene que ofrecer Pirineos Orientales en ese sentido. A nivel gastronómico, la principal referencia es Les Toques Blanches du Rousillon, una asociación que integra decenas de restaurantes del Departamento (incluyendo varias estrellas Michelín).

Hay sitios más tradicionales y otros más modernos, pero en todos ellos impera un respeto absoluto por el producto y la calidad por encima de cualquier artificio. Como dijo nuestra amiga Lilliane, “en Francia las estrellas Michelín no se dan por la decoración, sino por lo que hay de las puertas de la cocina hacia dentro”.

comer-en-pirineos-orientalesTambién fue un gran descubrimiento el enoturismo de la región, con prácticamente una pequeña bodega en cada pueblo. Nosotros venimos de España y eso es hablar de Champions League en cuanto a vinos se refiere, pero es difícil competir con la gente de Pirineos Orientales por su entusiasmo y amor por la vitivinicultura.

ALOJAMIENTOS

Antes hemos dicho que tradicionalmente Pirineos Orientales era considerado un destino de sol y playa. Eso en otros países (como por ejemplo España) se traduciría en una difícil realidad, con hoteles destartalados y chiringuitos abandonados en cada playa. Sin embargo, en Pirineos Orientales han sabido reciclarse y desestacionalizar la oferta. Así, hoy en día es difícil encontrar un hotel que no haya sido renovado hace poquitos años.

Sobretodo queremos destacar la relación calidad/precio, pues dormimos en hoteles de 3, 4 y 5 estrellas con unas tarifas muy competitivas. Por ejemplo, en Perpignan nos alojamos en un Mercure de 4*, en el cual costaba 98€ pasar el fin de semana completo. Y eso que no miramos en los alrededores de las ciudades, que seguro que más de un Hotel Ibis había por allí.

hoteles-en-pirineos-orientalesCOMPRAS

Y, para terminar, un pequeño repaso a todo lo que se puede comprar por allí. Aparte de la obligada referencia a los vinos, muy variados y con grandes precios, hay que poner el foco en los dulces. Pirineos Orientales es un Departamento con mucha tradición en la fabricación de turrones, pastas y galletas, por lo que los más golosos no se pueden ir de allí sin algún capricho bajo el brazo.

Además, nos llamó mucho la atención la gran cantidad de productos bio que vimos. Sobretodo, que no tenían un precio muy diferente de los “no bio”, algo de lo que en España no podemos presumir.

compras-en-pirineos-orientalesENLACES

Volver a Pirineos Orientales ’14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *