Guía para visitar la Mezquita Hassan II de Casablanca

Uno de los edificios que más nos han sorprendido hasta ahora ha sido la Mezquita Hassan II de Casablanca. Cuando la visitamos no dábamos crédito a lo que veíamos, pues no podíamos imaginar que semejante joya estuviese tan cerquita de España. Resulta que es el templo más alto del mundo, con un minarete de 200 metros de altura, habiéndose convertido en uno de los grandes símbolos religiosos del norte de África desde su inauguración en el año 1993. Además, es la única mezquita de todo Marruecos que los no musulmanes podemos visitar, con lo cual es un destino imprescindible en nuestro país vecino.

En esta pequeña guía práctica os enseñamos todos los detalles para poder preparar la visita: horariostarifasrecomendaciones y mucho más.

mezquita-casablanca-1

DATOS PRÁCTICOS, HORARIOS Y TARIFAS

Lo primero que hay que decir es que el viajero no se mueve libremente por el templo, sino que se recorre únicamente mediante visita guiada. Ésta se desarrolla en tres idiomas: inglés, francés y español. Al inicio de la misma te dan a elegir y te ponen en un grupo en función de tus preferencias.

En cuanto a los horarios, las visitas se realizan seis días a la semana: todos a excepción del viernes. Hay cuatro franjas distintas: 9:00, 10:00, 11:00 y 14:00. En verano, ésta última suele retrasarse a las 14:30. Conviene llegar al menos media hora antes para comprar la entrada y asegurarse de que quedan plazas libres.

Las tarifas son la parte negativa de todo este asunto, pues el precio es muy elevado: 120 dírhams por persona. Estos 12€ hacen que posiblemente sea el edificio más caro de todo el país. Si sois estudiantes conviene que sepáis que hay una tarifa especial de 60 dírhams, pero únicamente es aplicable si muestras el Carnet de Estudiante Internacional. Nosotros probamos con la tarjeta de nuestra universidad y nos dijeron que no valía.

mezquita-casablanca-4

RECOMENDACIONES

Hay varios aspectos a tener en cuenta durante la visita. Es de especial importancia que recordéis que se está visitando un templo religioso, por lo que hay que mostrar respeto en todo momento. Parece una obviedad, pero los españoles (y los latinos en general) somos muy propensos a hablar alto, señalar con el dedo o saltarnos las señalizaciones para ir por donde queremos. Sed especialmente cuidadosos, pues es un edificio de un gran significado religioso.

Eso es aplicable también al vestuario. Hay que mantener el decoro en todo momento, por lo que lo adecuado sería llevar zapato cerrado, pantalón largo y camiseta larga. Las mujeres no están obligadas a taparse la cabeza, pero no deben llevar escote ni enseñar los brazos. Ojito si vais en verano, pues estas normas no se relajan en absoluto.

Os recomendamos llevar calcetines, pues es obligatorio quitarse los zapatos para hacer la visita. El lugar está extremadamente limpio, pero eso no evita que se te contagien los hongos de un turista que pase justo delante de ti.

mezquita-casablanca-3

LA VISITA

La visita dura más o menos una hora, pero calculad el doble de tiempo entre que se compra la entrada, se hacen los grupos por idiomas y se realiza el recorrido. Se trata de un edificio enorme, por lo que es imposible verlo entero. Aun así, el itinerario incluye el acceso a las principales estancias de la Mezquita Hassan II: la sala de oraciones, la sala de abluciones, dos hammams

El guía (al menos el nuestro, aunque nos consta que es la norma) habla castellano a la perfección, por lo que es la ocasión perfecta para preguntar cosas sobre la mezquita y el mundo musulmán en general. Recordad una vez más que hay que ser respetuosos, aunque aprovechad el momento.

Para terminar, queremos recomendaros que no os centréis únicamente en el interior del edificio, pues sus alrededores son muy bonitos. El mar está cerca, igual que otras construcciones religiosas. Incluso hay una réplica del Rick’s Cafe, donde transcurrían la mayor parte de los acontecimientos de la película Casablanca. Podéis saber más sobre todo eso en la guía sobre Casablanca y Rabat que publicamos al hacer ese viaje.

mezquita-casablanca-2

3 pensamientos en “Guía para visitar la Mezquita Hassan II de Casablanca

  1. Qué bonita la mezquita!!!! Pero qué cara es la entrada!! :-O Pero bueno, al menos se puede entrar que cuando estuve en Marrakech me quedé con ganas de entrar en la Koutubia.
    Saludos

    • La entrada es carísima, roza lo abusivo. Sin embargo, es la única mezquita de Marruecos que se puede visitar por dentro, así que merece la pena. Además, es un templo grandioso, único en el mundo. Vamos, que al final todos pasamos por caja 😛

  2. A ver, el precio es a la europea, los musulmanes no pagan, vamos como los católicos que van a la Catedral de Sevilla, ah! perdón, nosotros pagamos “religiosamente”.
    Poder entrar en una mezquita, aunque no nos demos cuenta, es un privilegio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *