Grecia ’12 – Capítulo I: Información práctica

Grecia, conocida por ser cuna de la democracia, es un país fascinante. A medio camino entre Oriente y Occidente, posee una cultura, una gastronomía y un carácter ecléctico y eso es algo que enamora a todo viajero que la conoce. Tanto su continente como sus islas son de una belleza incalculable: más de diez millones de turistas al año dan cuenta de ello ¡y nosotros no íbamos a ser menos!

Después de haber visitado algunas de las principales capitales de Europa (París, Berlín, RomaBruselas, Londres…) decidimos añadir a la lista Atenas. Pero además, como nuestra estancia en el país iba a ser de más de una semana, nos propusimos hacer una ruta por el interior visitando las ciudades más destacadas de la República Helénica. Para todos aquellos viajeros que estén pensando en ir a Grecia (Ελλαδα), en este artículo podréis encontrar toda la información práctica necesaria para vuestro viaje.

ÉPOCAS Y DÍAS PARA VIAJAR A GRECIA

Grecia cuenta con una superficie cercana a los 132 mil kilómetros cuadrados, casi una quinta parte de España. Sin embargo, a pesar de ser un país “pequeño” la situación de su territorio en la denominada Península Balcánica así como la de sus islas en el Mare Nostrum ha permitido la existencia de una importante diversidad climática: clima templado en el norte, alpino en la zona central del país y mediterráneo en las regiones del sur.

Así pues, y aunque las diferencias están ahí, Grecia por lo general goza de inviernos suaves y húmedos y veranos calurosos y secos. Las mejores épocas para viajar serían primavera y otoño, a pesar de que la probabilidad de lluvia es mayor que en otros momentos, porque los meses estivales suelen ser los elegidos por la mayoría de los turistas para pasar sus vacaciones y las aglomeraciones están aseguradas.

En cuanto a la duración del viaje a Grecia, reservad mínimo unos quince días si queréis conocer bien este país. Nosotros estuvimos 8 días pudimos realizar una pequeña ruta por el interior y reservamos unos tres días para la capital, Atenas. Nos quedaron las islas que las apuntamos para otro futuro viaje.

CÓMO LLEGAR 

Avión

Grecia cuenta con cerca de diez aeropuertos internacionales dispersos entre la península y las principales islas griegas:  Nilos Kazantzakis (Heraklion), Diagoras (Rodas),  Macedonia (Tesalónica), Mykonos (Mikonos-Delos),  Ioannis Kapodistrias (Corfú)…

De entre todos ellos, el más destacado es el aeropuerto internacional de Eleftherios Venizelos en Atenas. Denominado así en honor del político cretense del mismo nombre, es un aeródromo con apenas doce años de vida. Fue construido para poder dar cabida a todos los participantes y espectadores de los Juegos Olímpicos de 2004, ya que el antiguo aeropuerto de Ellinikon se había quedado pequeño.

Se encuentra a unos veinte kilómetros de la capital, muy cerca de las ciudades de Markopoulo, Koropi, Spata y Loutsa. Es pequeño, en comparación con otros aeropuertos de capitales europeas como el de Madrid Barajas, pues cuenta únicamente con dos terminales aunque su diseño permite que se amplíen en un futuro. A pesar de su tamaño, el tráfico de pasajeros no ha dejado de aumentar, teniendo una media de unos quince millones anuales.

Para poder trasladarnos hasta  Atenas tenemos varias opciones. La primera de ellas es el metro. La línea 3 (azul) llega hasta la plaza Syntagma o Monastiraki donde se puede realizar transbordo a las otras líneas de suburbano. Pasa cada media hora y tarda 45 minutos aproximadamente. En cuanto al precio, a nosotros nos costó 14 € en total ya que hay tarifas especiales tanto para dos como para tres personas, mayores de 65 años, menores de 18 años y estudiantes universitarios menores de 25 años.

Otra alternativa es coger alguna de las cuatro líneas de autobuses que comunican el centro con el aeropuerto. El trayecto dura más de una hora aunque es más barato que el metro (5€) y posee los mismos descuentos que hemos mencionado en el párrafo anterior.

  • El X95 es uno de los más utilizados al tener como destino final la plaza Syntagma.
  • El X96 llega hasta el Puerto de El Pireo.
  • Las líneas X93 y X97 comunican con la estación de autobuses de Kifisos y la estación de metro de Dafni respectivamente.

Finalmente, si tu destino no es Atenas sino cualquier otra ciudad, el tren es tu mejor opción. Aunque su frecuencia es pésima, permite trasladarte a Corinto, la península del Peloponeso o subir al norte del país. Es importante que consultes con anterioridad las huelgas o incedencias que pueda haber en la página de Trainose.

 Barco

Grecia es una de las paradas obligadas en los cruceros que se realizan por el Mediterráneo. Por ello hemos querido incluir este medio de transporte en este apartado de “Cómo llegar”. Normalmente el puerto de llegada es El Pireo, conectado con el centro de Atenas por la línea 1 de metro (verde). Sin embargo, es posible que, viniendo de Italia, se haga escala en los puertos de Corfú, al noroeste del país, o Patras, situado en la península del Peloponeso.

Además de que el barco sea uno de los medios utilizados en los cruceros, si te has planteado ir en coche a Grecia sería una opción interesante tomar algún ferry para ahorrar tiempo y kilometraje hasta llegar al destino final.

Tren

Otra posibilidad de llegar a Grecia es por medio del tren. Gracias al Interrail podemos recorrer toda Europa con un solo pase de transporte ferroviario y entre todos los países adheridos a este ticket se encuentra la República Helénica.

NOTA: actualmente la circulación de los trenes internacionales se ha suspendido de manera indefinida.

IDIOMA

Siempre que viajamos a un país es importante saber qué idioma es el oficial. En este caso, el griego es ciertamente complicado al ser una escritura cirílica, sin embargo, no hay cabida a la preocupación pues al ser un lugar tan turístico la mayoría de los paisanos hablan inglés a la perfección y toda la cartelería se encuentra en ambos idiomas.

A pesar de ello, siempre es bueno aprender algunas palabras en griego. Pero para ello conoceremos primero el alfabeto y así nos será más fácil identificar cada letra.

Alfabeto griego Alfabeto latino Alfabeto griego Alfabeto latino
A α (Alfa)

Β β (Beta)

Γ γ (Gamma)

Δ δ (Delta)

Ε ε (Épsilon)

Ζ ζ (Dseta)

Η η (Eta)

Θ θ (Zeta)

Ι ι (Iota)

Κ κ (Kappa)

Λ λ (Lambda)

Μ μ (Mi)

A

B

G

D

E

Z

E

Th

I

K

L

M

Ν ν (Ni)

Ξ ξ (Xi)

Ο ο (Ómicron)

Π π (Pi)

Ρ ρ (Ro)

Σ ς σ (Sigma)

Τ τ (Tau)

Υ υ (Ípsilon)

Φ φ (Fi)

Χ χ (Ji)

Ψ ψ (Psi)

Ω ω (Omega)

N

X

O

P

R

S

T

U

Ph

Kh

Ps

O

Ahora veremos algunas palabras que podemos utilizar en alguna conversación. Los griegos agradecerán el intento de hablar algunas palabras en su lengua:

Griego Español
Yásas (Γεια σας)

Efjaristó (Ευχαριστω)

Parakaló (Παρακαλω)

Kaliméra (Καλημερα)

Kalispéra (Καλησπερα)

Kaliníjta (Καληνυχτα)

Ne (Ναι)

Ojí (Οχι)

Hola, adiós

Gracias

Por favor, de nada

Buenos días

Buenas tardes

Buenas noches

No

TRANSPORTE

Para poder conocer a fondo cualquier país, es necesario patearnos bien las ciudades por medio de rutas ya planificadas. En el caso de Grecia, podemos utilizar diversos medios de transporte para movernos por su interior y por el conjunto de islas que la componen.

Vuelos internos

Si dispones de poco tiempo o bien ya conoces parte de Grecia, las conexiones por medio de vuelos internos se presenta como una de las posibilidades más interesantes para visitar aquellas ciudades que se nos han quedado en el tintero. Para casos en los que es ciertamente complicado encontrar un vuelo directo a aquellos aeropuertos griegos que no sean el de Eleftherios Venizelos de Atenas o Heraklion en Creta (salvo con las aerolíneas locales como Aegean Airlines o Delta Airlines) o bien sale muy caro el trayecto, la mejor solución es buscar un vuelo interno hasta nuestro destino final.

Tren

Como ya hemos comentado en párrafos anteriores, el tren es un medio de transporte muy utilizado, sobre todo con el pase Interrail. Sin embargo, así como otros países poseen una importante red ferroviaria, Grecia, debido a su geografía no ha podido desarrollar tanto estas infraestructuras. Se podría decir que une el país de norte a sur  a través de la costa del Mar Egeo. Entre las principales paradas se encuentran Tesalónica, Kalambaka (para poder conocer a fondo Meteora y sus monasterios), Lamia, Atenas, Corinto o Nafplion. Antes de organizar vuestra ruta, comprobad muy bien las posibles incidencias o huelgas que haya en cada momento.

Los tickets se compran en cada estación, o bien por internet a través de la web de Trainose. Dependiendo de la ciudad de origen y destino, la duración y precio del trayecto cambiará. Así un viaje entre Atenas y Kalambaka (Meteora) tardará unas cuatro horas y nos costará 9 € en tren directo.

Autobús

Puede darse el caso de que no haya conexión ni por avión ni por tren entre la ciudad en la que estamos y la que deseamos llegar. De este modo, el autobús se convierte en  el medio de transporte ideal para movernos por Grecia. Los autobuses interurbanos salen y llegan a Atenas a dos terminales.

  • Terminal A (Avenida Leof. Kifisou, Autobús 051). Las líneas que se encuentran en esta terminal cubren los trayectos con destino Peloponeso, Argólida, Salónica, Norte de Grecia, Corfú…
  • Terminal B (Avenida Liosion, Autobús 024). De este lugar salen los autobuses que llevan al centro del país, como Meteora, la isla de Evia o a Delfos.

 

Ver Estaciones KTEL en un mapa más grande

Los billetes se compran en las taquillas de las terminales o al conductor del autobús. En la página web de KTEL Attikís podéis consultar los horarios y precios de un determinado trayecto. Está escrito en griego sin posibilidad de traducir la página por completo, por lo que es un poco complicado. Para poneros algún ejemplo de trayecto: el bus de Atenas a Tesalónica sale cada hora en las horas punta, y cada dos el resto del día; cuesta 42 € y tarda unas 7 horas en llegar a su destino. Por otro lado, si queremos ir a Maratón desde Atenas el precio del billete son 3.70 €, tarda 90 minutos y la frecuencia de los autobuses es cada 30 minutos en horas punta y cada hora el resto de la jornada.

Ferry

Para poder visitar las islas (más de 2.000) no hay más remedio que coger el ferry. Existen numerosas compañías que ofrecen este servicio. Es importante consultar con antelación cuántas salidas diarias o semanales realizan (la frecuencia es mayor en verano por motivos obvios), la duración del viaje y el precio de cada trayecto. Por ejemplo un trayecto Pireo-Santorini puede costar entre unos 30 y 60 €, todo depende de la empresa, del tipo de asiento que escojas… También os recomendamos que miréis bien si la flota de que dispone la compañía es nueva o con más años que el sol, pues aunque sea más cara tardaréis a veces incluso la mitad de tiempo en hacer el mismo recorrido. ¡Ah! Y si lleváis coche para visitar la isla a fondo, comprobar que el ferry pueda transportar vehículos.

ALQUILER DE COCHE – CONDUCIR EN GRECIA

Otra manera interesante de conocer Grecia es alquilando un coche. Nosotros así lo decidimos pues de este modo teníamos más libertad para hacer una ruta a nuestra medida y poder visitar lo que nos apeteciera. Nada más aterrizar en el aeropuerto de Eleftherios Venizelos, nos acercamos a las oficinas de AVIS con quienes habíamos reservado el coche por su buena relación calidad-precio. Conseguimos un vehículo mejor que el de la reserva: un espectacular Toyota Auris con tan sólo 50.000 km y ¡enseguida nos pusimos en camino!

Por norma general, para poder alquilar un coche en Grecia son necesarios los siguientes requisitos:

  • Un carnet de conducir homologado en la UE, pasaporte o DNI y tarjeta de crédito, pues deberás dejar un depósito como fianza el cual te será devuelto cuando comprueben que el coche no posee ningún daño.
  • Tener una antigüedad en el carnet de conducir de un año como mínimo.
  • Tener más de 21 años de edad.

Las carreteras griegas en general están en buen estado siendo muy similares a las de España. No os preocupéis por la cartelería pues se entiende perfectamente al estar en inglés y las señales de tráfico son exactamente iguales a las nuestras: pertenecemos a la Unión Europea. Los límites de velocidad se han establecido en 50 km/h para zona urbana,   carreteras provinciales 90 km/h, 110 km/h para las autovías y carreteras nacionales y para las autopistas 120 km/h.

Un aspecto que nos llamó muchísimo la atención es lo mal que conducen los griegos: el límite de velocidad no existe para ellos a pesar de que lo ponga bien grande, los adelantamientos se realizan incluso habiendo doble línea continua pues el coche que es adelantado se echa al arcén (son más amplios que en España) por lo que no es recomendable pararse en él en ningún momento… De esta forma se entiende que este sera el país con el índice más alto de accidentes por choque entre vehículos.

Un última recomendación: si tenéis pensado alquilar un coche no os olvidéis del GPS pues en ocasiones resulta de grandísima utilidad.

COMIDA

¿Quién no ha oído hablar de la gastronomía griega? La moussaka (especie de lasaña pero en lugar de las tiras de pasta se pone berenjena) es sin duda el plato más conocido, pero la cocina griega es mucho más. Si hay algo que caracteriza a la comida helena es su eclecticismo: una mezcla de sabores mediterráneos, con influencias de oriente y occidente que la hacen única.

A diferencia de otros destinos, Grecia no tiene puestos de comida callejeros, pero sí comida rápida. Además de las grandes cadenas internacionales como Mc Donalds, había numerosos establecimientos especializados en kebabs que en este caso se llamaban gyros. La oferta gastronómica es muy variada y en casi cualquier lugar se encuentran sitios para comer bien y barato. Por ejemplo en Nauplia tanto en la plaza que está cerca de la calle Thesalonikis como en las vías principales del casco histórico (como la Vasileos Konstantinou) hay infinidad de bares y restaurantes. Igualmente en Atenas, en el barrio de Plaka encontraréis donde elegir. Una comida en alguno de estos locales de comida rápida os puede salir aproximadamente por unos 10-15 € en total/ dos personas. Si os decidís por un restaurante el precio rondará los 20 €.

Si nos centramos en las comidas más típicas de Grecia, además del ya mencionado gyro y moussaka, no debemos olvidar:

  • Horiatiki o ensalada griega. Está compuesta por tomate, cebolla, pepino, pimiento (a veces) y queso feta.
  • Queso Feta. Este queso de oveja es uno de los más conocidos y está buenísimo.
  • En las zonas costeras se puede tomar un buen pescado frito.
  • Gemista. Tomates y pimientos relleno con arroz, carne picada o verduras. Nos gustó tanto que hemos hecho la receta en casa.
  • Soutzoukakia, también conocido como albóndigas de Esmirna. Se trata de unas bolas de carne con especias y salsa de tomate.
  • Pastitsio, una especie de bloque de pasta al horno muy similar a la lasaña (aunque hecho con macarrones).
  • Aunque nosotros no lo probamos, los dolmades son otro plato típico griego, Consiste en
  • Y de postre una baklava o yogurt griego.

ALOJAMIENTO

En la situación actual de crisis, encontrar un alojamiento con buena relación calidad-precio en Grecia es muy fácil. La mayoría de los hoteles, hostales y albergues han tenido que bajar sus precios para poder hacer frente al descenso del turismo. Nosotros, como ya hemos dicho anteriormente, hicimos una ruta por el interior del país así que os contaremos cómo fueron nuestros alojamientos en las distintas ciudades donde hicimos parada y por supuesto, en la capital: Atenas.

Loutraki, una localidad muy cerquita de Corinto, fue nuestra primera toma de contacto con los alojamientos griegos. Allí nos instalamos por una noche en Diolkos Studios, unos apartamentos situados en primera línea de playa. Aunque son difíciles de localizar por la noche, pues su señalización es complicada de ver ante tanto resort, sus instalaciones son inmejorables: parking privado, salón-comedor, habitaciones amplias con cocina y baño privado… La única pega es que no hay ascensor, por lo que hay que subir las maletas a pulso, sin embargo las vistas que se tienen desde la habitación de la bahía y el canal de Corinto compensan el esfuerzo. La noche nos salió por 35 €, desayuno incluido. No está mal, ¿no?

En Olimpia nos alojamos en el Hotel Inomaos, en pleno centro del pueblo. Se encuentra muy cerca de bares, restaurantes, tiendas, farmacias, iglesias… y es perfecto para ver el yacimiento arqueológico, cuna de los Juegos Olímpicos. Está regentado por una familia y aunque de aspecto es algo anticuado, las habitaciones son amplias y confortables, con baño privado, conexión wifi gratuita, parking… La noche nos costó 40 € los dos y además incluye un desayuno bastante completo: zumo, aceitunas, fruta, queso, tostadas con mantequilla y mermelada, bollería, café o té.

Nuestra siguiente parada para descansar fue Delfos. Allí pasamos la noche en el Pan Hotel: espectacular y a muy buen precio (40 €: habitación amplia con baño privado y desayuno completo). De nuevo se situaba en el centro de la ciudad que por cierto se la veía muy animada, sin embargo en nuestra habitación no se oía nada del bullicio exterior. Lo peor de este establecimiento es lo complicado de aparcar, pues no dispone de parking privado. Pero  también hay que decir que lo mejor son las vistas que se tienen al valle con las montañas y el mar al fondo desde las propias habitaciones, pero sobre todo mientras se desayuna en su salón-comedor. ¡Así da gusto empezar el día!

Meteora es uno de esos lugares que hay que visitar una vez en la vida y ¡nosotros lo conseguimos! Quisimos llegar allí por la noche para al día siguiente levantarnos prontito y así aprovechar el día. En Guesthouse Patavalis (Kastraki, Kalambaka) encontramos nuestro alojamiento por una noche. Por tan sólo 32 € pudimos disfrutar de una habitación decorada en estilo rústico preciosa, también con baño privado, un dossier con información turística de la zona y unas vistas inmejorables de Meteora. En el precio se incluye parking y wifi gratuitos (aunque a nosotros no nos funcionaba correctamente) y un desayuno variado. La única pega es que los dueños no habla inglés, por lo que es difícil entenderse con ellos.

Finalmente, en Atenas pudimos alojarnos en el Hotel Acropolis House, ubicado en el barrio de Plaka y a tan sólo 10 minutos andando de los principales puntos de interés turístico: Acrópolis, museos, Plaza Syntagma… Se trata de un edificio histórico, una mansión del siglo XIX, que ha sido transformada en hotel por lo que parte del mobiliario era de época. La habitación estaba muy bien, con tele, una mininevera y baño privado; el personal era muy simpático y siempre atento a cualquier duda que te surgiera y además el wifi era gratuito. Lo peor de todo era el desayuno: muy pobre (pan tostado, huevo cocido, aceitunas, té y de vez en cuando naranjas) y sin variedad (todos los días lo mismo).

RUTA POR GRECIA CONTINENTAL

Realizar una ruta por el interior de Grecia es una de las mejores experiencias que hemos tenido. Por eso os proponemos hacer esta ruta de 5 días en los que se ven algunos de los principales yacimientos arqueológicos del país además de otros puntos de interés como es el caso de los monasterios de Meteora.

  • Día 1: El  Pireo (Atenas) y Loutraki. En este primer día, tras llegar al aeropuerto y hacernos con un coche de alquiler, nos trasladamos hasta uno de los prinicpales puertos de Grecia: El Pireo. Allí tras dar un paseo por los distintos muelles y calles principales, retomamos nuestra ruta para acercarnos hasta Loutraki, a las puertas del Canal de Corinto.
  • Día 2: Peloponeso. En este segundo día, además de ver el famoso Canal de Corinto, se visitarán los yacimientos arqueológicos de:
    • Acrocorinto. Fue una acrópolis que en la Edad Media se convirtió en castillo ocupado por los bizantinos, venecianos, otomanos…
    • Corinto. Antigua ciudad griega cuyo edificio más destacado es el Templo de Apolo.
    • Micenas. Uno de los enclaves más destacados de la Antigüedad Clásica. Aunque no sepas Historia, es seguro que conocerás la famosa Puerta de los Leones, la Tumba de Agamenón o el Tesoro de Atreo.
    • Tirinto. Mucho más pequeña de lo que cabe esperar, es prescindible pues aún están en excavación y no está muy preparado para las visitas.
    • Epidauro. También llamada Asclepio por su templo, fue una gran ciudad-estado independiente. A diferencia de Tirinto sus dimensiones son enormes, destacando el teatro y el ya citado templo.
    • Nauplia. Una ciudad portuaria con mucho ambiente, perfecta para pasear y además conocer más fortalezas griegas.
  • Día 3: Olimpia, Patrás y Lepanto.
    • Tras llegar el día anterior a Olimpia (ciudad nueva), por la mañana temprano se visita la cuna de los Juegos Olímpicos. Esta antigua ciudad destaca por su complejo deportivo y los templos de Hera y Zeus. Podréis conocer más en los museos de los alrededores.
    • Patrás es más bien un lugar de paso para ir a la antigua Lepanto, Naufpaktos en griego, teniendo que atravesar el Puente del Río-Antírio. Es una de las ciudades más bonitas de la costa, además de su imponente castillo podéis pasear por sus calles, la playa y el pequeño puerto fortaleza.
  • Día 4: Delfos y Las Termópilas.
    • En esta ruta también se visita el lugar del famoso Oráculo de Delfos. Este yacimiento arqueológico que reparte en tres zonas en las que se debe estar en perfectas condiciones físicas por lo costoso de las subidas. Los Tesoros, el Templo de Apolo, el Estadio, el Santuario de Atenea Pronaia son sólo algunos de los edificios que se visitan. Además nos os podéis perder la estatua del Auriga de Delfos, expuesta en el museo cercano.
    • De camino a las Termópilas, se hace una pequeña parada en el monasterio de Osiuo Loukas, un complejo con más de diez siglos de antigüedad donde se puede admirar el arte bizantino medieval. Si tenéis tiempo, acercáos hasta el Mausoleo memorial a la masacre de Dístomo, ocurrida durante la II Guerra Mundial.
    • Una vez bajadas las montañas que van a dar al mar, se puede visitar el Monumento a Leónidas, el lugar donde tuvo lugar la batalla contra los persas y un pequeño centro de interpretación de la misma.
  • Día 5: Meteora y vuelta a Atenas. Para visitar el complejo monástico de Meteora es necesario madrugar pues los más importantes suelen estar muy concurridos por turistas. Es un lugar mágico en que además de conocer la vida de estos monjes y monjas ortodoxos podrás disfrutar del paisaje tan espectacular. Después de comer se emprenderá la vuelta a Atenas.


Ver Ruta en coche por Grecia continental en un mapa más grande

ATENAS

La capital de la República Helénica, es una de las urbes más antiguas de Europa. Debe su nombre a la diosa de la mitología griega Atenea, que compitió con Poseidón, dios del Mar, para ser la protectora de la ciudad. No es momento aquí de hablar de su historia, la conoceréis a través de este diario de viaje. Lo que sí os contaremos es cómo es en la actualidad: su distribución por barrios, qué ver en cada lugar, cómo funciona el transporte, la seguridad en las calles…

Barrios de Atenas

El centro histórico de la ciudad lo conforman cerca de ocho barrios. Circundando a la Acrópolis se encuentran  Plaka, Aerides, Monastiraki, Psyri, Kerameikos, Thiseio, Filopappou y Makrigianni donde están los principales puntos de interés turístico, por lo que es una de las zonas más concurridas por los visitantes. Así pues, encontraréis muchos bares y restaurantes, tiendas de todo tipo, pero fundamentalmente de souvenirs, hoteles…

Muy cerquita de la Acrópolis, en la vertiende noreste de la montaña se halla Anafiotika. Es un pequeño barrio caracterizado por las casas blancas típicas de las islas del Egeo, concretamente de Anafi, en las Cícladas. Ello se debe a que en el siglo XIX, parte de la población de allí tuvo que trasladarse a la capital para construir el palacio del rey Otón.

Rodeando a este primer cinturón, se encuentran otros barrios más alejados (Omonia, Kolonos, Metaxourgeio, Gargaretta, Pangrati,…) entre los que destacan Kolonaki y Lycabetto, lugares para pasear e ir de tiendas por los locales más sofisticados de la ciudad, ya que las grandes marcas y los comercios de lujo se sitúan allí.

Qué ver

Sin duda Atenas es una ciudad con muchísima historia, por ello, la mayoría de los atractivos turísticos son yacimientos arqueológicos o museos relacionados con el devenir de esta urbe clásica por antonomasia.  Aquí os dejamos una pequeña relación de los greatest hits:

  1. La Acrópolis y su museo
  2. El Ágora Antigua y su museo
  3. La Colina Filopapos, con la “prisión” de Sócrates y el monumento a Filopapos
  4. Olimpeion o Templo de Zeus Olímpico
  5. Estadio Panathinaikó
  6. Barrios de Plaka, Monastiraki: no olvidéis visitar la calle Ermou, la linterna de Lisícrates y la Plaza Syntagma.
  7. Museo Numismático
  8. Museo Arqueológico Nacional de Atenas
  9. Mercado Central de Atenas
  10. Yacimiento de Kerameikos

 

Ver Qué ver en Atenas en un mapa más grande

Transporte público

Aunque las distancias entre los puntos de interés turístico son abarcables a pie, a veces es necesario coger algún tipo de transporte público para podernos mover por la ciudad, ya sea para ver El Pireo, ya sea para trasladarnos hasta nuestro alojamiento. Atenas cuenta con una red amplia de infraestructuras en las que el metro, el autobús, trolebús y el tranvía no faltan.

Metro

Actualmente hay únicamente tres líneas que conectan las distintas zonas de la ciudad, aunque se están llevando a cabo ampliaciones en dos de ellas:

  • Línea 1. Muy útil para poder ir desde el centro de la ciudad hasta El Pireo, haciendo parada en las plazas de Omonia y Monastiraki.
  • Línea 2. Cruza la ciudad de norte a sur, destacando entre sus paradas la conexión entre el yacimiento de la Acrópolis con la Plaza Syntagma, la Plaza Omonia y la estación de tren de St. Larissis. (En ampliación)
  • Línea 3. Conecta el aeropuerto de Atenas con el centro de la ciudad y, próximamente, con el puerto de El Pireo. (En ampliación)

Teniendo en cuenta las dificultades que supone construir el suburbano en un lugar donde los vestigios arqueológicos afloran por doquier, muchas de las estaciones de metro se han convertido en verdaderos museos. Gracias a ello se han puesto en valor todas aquellas estructuras que han sido descubiertas en el proceso de construcción de la línea de metro correspondiente, hecho que es de agradecer.

Los precios de los billetes varían dependiendo del tiempo que validez, así un billete sencillo cuesta cerca de 1,40 € y te permite hacer transbordo durante 90 minutos en cualquier otro transporte público de la ciudad (bus, trolebus, tranvía…). Si vas a utilizarlo varias veces al día, es conveniente que adquieras un ticket de 24 horas, el cual te sale por sólo 4 €. Finalmente un billete de 7 días supone un desembolso de 14 €. Estos dos últimos poseen las misma características que el billete sencillo en cuanto a la posibilidad de realizar transbordos durante el trayecto. Un aspecto importante y que debéis recordar es la validación del ticket en los aparatos amarillos que hay en la entrada de las líneas de metro.

Por último, el horario del metro es similar al de España. Los días laborables abre desde las 5:30 h hasta las 24:00 h, mientras que los fines de semana permanece abierto hasta las 2:00 h.

 Autobús y trolebús

Este medio de transporte puede resultar complicado de usar si no se sabe con antelación algo de griego y la línea que se debe tomar para llegar a nuestro destino. Existen más de 60 rutas que recorren la ciudad entre las 5:00 de la mañana y la medianoche, aunque también hay un servicio de autobuses nocturno, sobre todo los fines de semana. Mientras que las tarifas son exactamente las mismas que las del metro, indicadas más arriba.

Tranvía

Gracias a la celebración de los Juegos Olímpicos de 2004 en la ciudad, el tranvía volvió a funcionar después de haber quedado en el olvido cuarenta años atrás. Su red se distribuye fundamentalmente por la zona de la costa, aunque está unido perfectamente con el centro de la ciudad llegando hasta la Plaza Syntagma.

Posee, al igual que el metro, tres líneas interconectadas entre sí:

  • Línea 1. Desde Plaza Syntagma hasta Stadio Irinís & Filias (SEF)
  • Línea 2. Parte, de nuevo, en la Plaza Syntagma llegando a Asklipiio Voulas.
  • Línea 3. Une Stadio Irinís & Filias (SEF) con Asklipiio Voulas.

El horario y el precio es exactamente el mismo que los indicados para el metro y el autobús-trolebús.

Seguridad

Una de las cosas que más nos sorprendió fueron los comentarios sobre la seguridad que leímos a la hora de buscar un alojamiento en Atenas. En casi todos los foros recomendaban evitar las zonas de Omonia y Metaxourgeio, pues aunque los hoteles suelen ser baratos los barrios suelen ser conflictivos. Nosotros estuvimos de paso por la plaza Omonia hasta el Museo Arqueológico de Atenas a plena luz del sol y desde luego que no había muy buen ambiente.

Por otro lado, la situación actual del país hace que los índices de pobreza hayan aumentado por lo que en los barrios más turísticos también encontraréis vagabundos o gente pidiendo por las calles, fundamentalmente niños. Simplemente con llevar cuidado no tiene porqué haber problemas. De hecho nosotros estuvimos paseando de noche por la calle Dionisiou Areopagitou (justo donde se encuentra el Museo de la Acrópolis) y aunque en algunos tramos estaba poco iluminada no hubo ningún problema.

ISLAS GRIEGAS

Es indudable que buena parte del turismo esta enfocado hacia las islas griegas. Quien no ha oído hablar de hacer un crucero por estas pequeñas poblaciones o bien siendo un lugar de paso para ir a otro país (Italia o Turquía son los más habituales).

Todas ellas se agrupan en diversos archipiélagos: Cycladas, Dodecaneso, Jónicas, Espóradas, islas del Norte del Egeo y las del Golfo Sarónico, sin olvidar la gran isla de Creta. Nosotros decidimos no hacer ningún crucero y dejarlo para otro momento, ya que no disponíamos de días suficientes para poder conocerlas a fondo y tampoco era época propicia para ello.

Enlaces de interés:

 Volver a Grecia ’12Capítulo II

11 pensamientos en “Grecia ’12 – Capítulo I: Información práctica

    • Muchas gracias 🙂 Cuando decidas ir, ya sabes donde estamos ^^ Si tienes cualquier duda que no se resuelva aquí o en los diarios de viajes, escríbenos y te ayudamos encantados. Un besote!

  1. Pingback: Grecia ’12 – Capítulo II: Llegada a Grecia, El Pireo y Loutraki (día 1) | www.eduyeriviajes.com

  2. Pingback: Diez consejos para conducir en Grecia | www.eduyeriviajes.com

  3. Muy bueno tu relato Edu. Lo he copiado todo para el viaje que vamos a realizar en Mayo.
    Respecto de viajar en auto (cosa que haremos nosotros):
    Los peajes como se pagan?
    La gasolina se puede cargar con tarjeta de crédito?

    • Hola Jorge! Nos alegra que te haya servido nuestro diario de viaje para preparar el vuestro por tierras griegas. Los peajes se pueden pagar en efectivo o con tarjeta de crédito, al igual que la gasolina. Ya nos contarás qué tal la experiencia de conducir en Grecia ;p

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *