Grand Tour, el viaje iniciático europeo antes del ferrocarril

Hoy nos vamos a dar un capricho. No vamos a escribir sobre uno de nuestros viajes, sino sobre nuestra otra gran pasión: la historia. El protagonista de este post es el Grand Tour, el gran viaje por Europa que se popularizó en las clases altas entre los siglos XVII y XIX, justo hasta la llegada del ferrocarril. Una ruta inolvidable a caballo entre el Renacimiento y la Ilustración, que hoy en día se está popularizando de nuevo.

Pannini-galleria-roma-antica

PRE-TURISMO, PRE-ERASMUS, PRE-TODO

Antes de hablar de su recorrido o de su evolución, queremos deciros por qué este fenómeno cultural nos parece una referencia obligada para cualquier viajero que se precie. Nosotros, como historiadores, valoramos enormemente a los pioneros en cualquier ámbito: ciencia, deporte, literatura… Y hay que reconocer que el Grand Tour fue la gran ruta previa al turismo de masas, a esos grandes viajes que el ferrocarril puso en bandeja de las clases medias.

Evidentemente no es oro todo lo que reluce, y estamos ante un viaje fundamentalmente realizado por jóvenes de clase alta, que querían complementar su formación y viajar a países como Francia o Italia. Sin embargo, hay que reconocer que su espíritu es infinitamente evocador, pues su forma de viaje en esencia estaba más cerca de los mochileros actuales que del turismo de lujo.

EL ITINERARIO: VARIACIONES CRONOLÓGICAS Y GEOGRÁFICAS

No se puede hablar de Grand Tour, sino de “grands tours“. Y es que este viaje se percibía de manera distinta según quien lo hiciera. Normalmente Francia e Italia tenían papel protagonsita, especialmente en viajeros ingleses, pero países como Alemania o Suiza no se quedaban atrás.

El recorrido fue modificándose con el tiempo, en función del auge o de la decadencia de determinados lugares. Así como Felipe II prohibió expresamente este tipo de actividades en sus dominios (para evitar la difusión de las nuevas ideas), el desarrollo económico y cultural de Rusia hizo que se incrementase la afluencia de viajeros en ciudades como Moscú.

Se pueden leer un montón de libros de viajeros del siglo XVIII contando sus aventuras por el Viejo Continente, a cada cual más interesante. Hace tiempo os hablamos de la visión de Londres de Stendhal, algo posterior, pero en su momento escribiremos sobre este tema en la sección de literatura de viajes.

1024px-Grand_Tour_William_Thomas_BeckfordEL GRAND TOUR EN EL SIGLO XXI

Cada vez son más los viajeros que hoy en día tratan de emular este gran viaje. Quizá el Inter Rail no sea el método más adecuado, ya que precisamente el Grand Tour se caracterizaba por la ausencia de este medio de transporte. Sin embargo, hay que reconocer las facilidades que pone un programa como ese para hacer la ruta.

Si queréis hacerlo con más comodidades y sin ir de mochileros, lo más fácil es hacerlo con tours organizados como los de Panavisión Tours. Son programas más cerrados o abiertos, en función del viajero, y de una sola tacada se podrán visitar unos cuantos países y desplazarse sin preocuparse de nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *