Ginebra, la ciudad suiza en la que todo es posible

Aunque Ginebra fue nuestra base durante el viaje a Suiza, no pudimos visitar esta interesante ciudad hasta el último día. Y no fue por falta de ganas, ya que teníamos muchas esperanzas depositadas en la localidad. Es, sin ningún tipo de dudas, uno de los grandes centros europeos de las finanzas y la diplomacia, lo cual asegura gentes venidas de todo el mundo, instituciones de lo más diversas y una animada vida cultural.

Solo estuvimos un día en Ginebra, tiempo más que suficiente para hacerse una idea global de lo que ver en la ciudad: el famoso Jet d’Eau, la visita a la zona de los organismos internacionales, el casco histórico… No vamos a negar que nos hubiéramos pasado otro día entero viendo museos, pero así tenemos una excusa para volver. ¡Y claro que volveremos!

ginebra-01ACERCAMIENTO AL CENTRO DE GINEBRA

Aunque el casco histórico de Ginebra está al sur del Lago Lemán, las instituciones y la principal estación de transportes están en la zona norte. Eso se traduce en que por allí los alojamientos son algo más baratos, y somos muchos los turistas que optamos por dormir en esa parte de la ciudad.

En cualquier caso, Ginebra cuenta con un transporte público excelente, por lo que es sencillísimo desplazarse de una zona a otra. De hecho, en los alrededores de la Estación de Cornavin (zona de hoteles por excelencia) ya hay cositas que ver, por lo que nosotros fuimos directamente andando.

Así, bajando por la Rue de Cornavin, llegamos a la Tour de l’Ille, una torre que custodia el principal cruce de caminos de Ginebra. La importancia del lugar se remonta hasta la época de los romanos, hasta el punto de que una placa recuerda que en el año 58 Julio César quemó el puente sobre el que se asienta la torre.

ginebra-02Girando a mano izquierda llegamos a la Place de la Fusterie, donde se encuentra la Iglesia de la Fusterie, un templo con mucha personalidad. Era bastante prontito (si queríamos aprovechar el día teníamos que madrugar) y estaba cerrada, pero la iglesia tiene fama de ser especialmente amable con los turistas. Por lo visto es uno de los templos protestantes más abiertos de la ciudad.

ginebra-03Siempre se dice que Ginebra vive a orillas del Lago Lemán, pero eso no es así del todo. En realidad, la parte oriental de la derecha si que está junto a ese lago,  pero la occidental en realidad está en el nacimiento del río Ródano. Sea como fuere, el aspecto de ambas orillas es espectacular, sobretodo en días soleados.

ginebra-04Seguimos la ruta y nuestros pasos nos llevaron a la Isla Rousseau, una pequeña masa de tierra entre el Lago Lemán y el Ródano. Destaca por su vegetación, al menos en otoño tiene unos colores espectaculares.

ginebra-05Si pasáis por allí, no tenéis que dejar de ir a la estatua de Rousseau. La presencia del escritor es muy destacada en la ciudad, ya que aquí fue donde nació. Por eso, casi en cada barrio encontraréis una placa o una estatua haciendo referencia a una de las grandes figuras de la ilustración.

ginebra-06A unos pasos de la Isla de Rousseau está uno de los rincones más fotografiados de Ginebra: el Reloj de Flores (Horloge Fleurie). Se trata de un reloj de más de cinco metros de diámetro, creado en 1955 utilizando entre 6000 y 7000 flores que se van renovando constantemente.

Esta zona es especialmente representativa, ya que los suizos y la puntualidad suelen ir de la mano. En todas las ciudades que visitamos encontramos referencias a esto, con tiendas de relojes en cada calle. Lo malo es que eran tan caros que tuvimos que volvernos sin uno de ellos.

ginebra-07Y para terminar con esta zona, fuimos hacia la Torre Molard, Aunque Ginebra es una ciudad abierta al siglo XXI, tiene un montón de buenas pinceladas que hacen referencia a su esplendor medieval. Y esta torre es un gran ejemplo, ya que, pese a que es una reconstrucción de finales del siglo XVI, se hizo siguiendo su apariencia del medievo.

ginebra-08EL PARC DES BASTIONS Y ALREDEDORES

Desde la Torre Molard nos desplazamos hacia el Parc des Bastions, una de las principales zonas verdes de la ciudad. Sus alrededores están plagados de edificios notables: sin ir más lejos, en la Place de Neuve se encuentran edificios como el Grand Théatre o el Museo Rath. Muy cerquita está el Victoria Hall, y también hay varias estatuas dignas de mención.

ginebra-09Sin embargo, nosotros somos bastante niños, y nos llamaron mucho más la atención los tableros gigantes para jugar al ajedrez y las damas que hay en el acceso al parque. Si estuviéramos en España, las piezas desaparecerían al día siguiente de ponerlas y los tableros estarían llenos de pintadas de bandas callejeras. Sin embargo, en Suiza parecen ser más civilizados, y todo estaba en perfecto estado. Un buen lugar si se viaja con niños.

ginebra-10El parque no es especialmente grande, pero eso no hace que deje de ser agradable. Fue un gustazo pasear por allí, muy recomendable. Por cierto, es uno de los epicentros de la vida universitaria en Ginebra, ya que en el propio parque está el principal edificio de la Universidad de la ciudad.

ginebra-11En cualquier caso, el gran protagonista del Parc des Bastions es el Muro de los Reformadores (Mur des Réformateurs), conocido también como el Monumento Internacional de la Reforma (Monument International de la Réformation). Fue construido en 1909, coincidiendo con el 400 aniversario del nacimiento de Calvino. En esencia, se trata de una enorme pared de piedra con textos y estatuas aludiendo a los principales impulsores de la reforma, como Farel, Beza, Knox o el propio Calvino.

Impresiona, no sabemos si la intención de sus impulsores fue hacer que el visitante se sintiera chiquitito ante esas pedazo de estatuas, pero desde luego que lo consiguieron.

ginebra-12Aunque ya estábamos entrando en el casco histórico propiamente dicho, decidimos dar un pequeño rodeo y seguir explorando sus alrededores. Así, primero pasamos por el Museo de Arte e Historia (tuvimos que prescindir de él por motivos de tiempo)…

ginebra-13…después fuimos a la Iglesia Ortodoxa Rusa de Ginebra, cuyos andamios de mantenimiento no impedían ver sus características cúpulas doradas…

ginebra-14…y, por último, nos dejamos caer por La Clarté, uno de los edificios más representativos del arquitecto Le Corbusier.

ginebra-15EL CORAZÓN DE GINEBRA

Ya tocaba hincarle el diente al casco histórico de Ginebra y empezamos a hacerlo por el Instituto Calvino. También conocido como Collège Calvin, hoy en día no es sino un instituto de educación secundaria. Sin embargo, su importancia reside en que fue fundado en 1559 por Calvino, lo cual es una auténtica pasada: ¡casi 500 años de enseñanza! No hace falta decir que es el centro de enseñanza público y gratuito más antiguo del mundo en funcionamiento.

ginebra-16Caigamos en el tópico: lo bonito del centro de Ginebra no es ningún edificio concreto, que también, sino perderse paseando por sus calles. Y sí, decimos esto muy a menudo hablando de pueblecitos, pero desde luego no es tan habitual afirmarlo en una ciudad de casi 200.000 habitantes. Pero es que Ginebra ha sabido conservar, en un área bastante grande, ese encanto de callejear y descubrir rincones con encanto. Merece la pena perderse un ratito por allí.

ginebra-17Así es como llegamos a lugasres como la Place de la Madeleine o la Place Bourg-de-Four, hasta arriba de pequeños cafés. Se nota que, cuando hace buen tiempo, la gente está de buen humor. Y nosotros estábamos disfrutando de un día espectacular, por lo que es uno de los momentos del viaje que recordamos con más cariño (sobretodo después de las lluvias de Vevey).

ginebra-18Podríamos deciros edificios concretos que visitamos en este tramo de la ciudad, pero nos vamos a permitir el lujo de no hacerlo. Y es que, cuando decimos que lo que mola es perderse, lo hacemos con conocimiento de causa. Por un rato nos olvidamos de la ruta a seguir y paseamos sin más, allí donde nos iba apeteciendo.

ginebra-19Fue así como llegamos a un montón de buenos rincones en los que estaba la esencia de la auténtica Ginebra: edificios nobles, casas medievales, iglesias de esas que no aparecen en las grandes guías de viaje… ¡Mola!

ginebra-20Es la zona turística, por lo que había bastante gente por todas partes. No sabemos como será por la noche, pero desde luego daba la sensación de que iluminada sería una pasada. Otra excusa para volver.

ginebra-21Pese al paseo sin rumbo, no podíamos olvidarnos de algunos sitios clave. Por ejemplo, en el Ayuntamiento está la Habitación Alabama, en la cual se firmó la primera Convención de Ginebra (1872). Fue el punto de partida de la vida internacional de la ciudad, momento que se recuerda con una placa en la fachada.

ginebra-22Justo enfrente está el Antiguo Arsenal, conmemorado hoy en día con varios cañones que hacen las delicias de los viajeros. Pasamos 3 o 4 veces por allí y siempre vimos a gente haciendo cola para tirar la correspondiente foto.

ginebra-23Merece la pena acercarse hacia el extremo occidental del casco histórico. Va a parar a una especie de balcón hacia el Parc des Bastions, justo en la zona del Monumento de la Reforma. Se puede así contemplar desde otra perspectiva, además de hacer una buena panorámica de la ciudad.

ginebra-24 Para terminar con esta parte de la ciudad, no queremos olvidarnos de esos edificios “secundarios”. Muchas veces las guías de viaje, también los blogs, destacan los hits de una ciudad y se olvidan de sitios que bien merecen la pena. En el caso de Ginebra, apenas vimos referencias a la Casa Tavel o a la Iglesia de la Madeleine, por ejemplo, y nos parecieron realmente espectaculares.

ginebra-26LA CATEDRAL DE SAN PEDRO DE GINEBRA

Aunque está dentro del casco histórico, creemos que la Catedral de Ginebra (Cathédrale Saint-Pierre de Genève) se merece un apartado específico. Y es que son muchas las cosas que se pueden ver y hacer tanto en la catedral como en sus alrededores. Por lo pronto, hay que destacar que la catedral pertenece a la Iglesia Reformada Suiza, estuvo estrechamente ligada a Calvino y su estética neorromana tiene todo su sentido, ya que está sobre un área antaño ocupada por pobladores romanos.

ginebra-27Nos hace gracia oir a los modernitos hablar del modelo freemiun como si fuera un término inventado hace cuatro días, cuando las iglesias lo llevan empleando décadas. ¿A qué nos referimos? A que visitar la Catedral es gratis, pero si se quiere hacer la visita completa (incluyendo subida a la torre y bajada al área arqueológica) ya habría que pasar por caja. Depende del presupuesto, pero nosotros os recomendamos pagar, ya que las vistas son espectaculares.

Eso sí, antes de eso habría que hablar del espacio principal del templo. ¡Qué maravilla! Muchas veces, esos edificios eclécticos que tiran de “neocosas” no tienen un interior especialmente bonito, pero en el caso de la Catedral de Ginebra estamos ante un templo exquisito.

ginebra-28Más allá de la nave central, conviene ir una a una por las capillas laterales, ya que os llevaréis sorpresas como la de la foto de un poquito más abajo. Es una catedral con mucho que dar al visitante, incluyendo impresionantes vidrieras o un coro de madera que bien merece unos minutos.

ginebra-29Seguramente el objeto más fotografiado sea la Silla de Calvino, la silla que el principal impulsor de la Reforma utilizaba cuando estaba en la Catedral de Ginebra. No deja de ser una silla de madera, pero los turistas tenemos estas cosas.

ginebra-50Como decimos, previo paso por caja, se puede subir a lo alto de las torres de la catedral. Desde allí está la que sin duda es la mejor panorámica de Ginebra, un recorrido de 360 grados que permite disfrutar a partes iguales de las montañas, del casco histórico y del propio Lago Lemán.

ginebra-30No nos digáis que no son fotos espectaculares. Por cierto, cuando pasamos por el lago a primera hora, su chorro de agua estaba apagado. Pensábamos que era porque hacía frío o por ser invierno, así que ya nos habíamos mentalizado de que no lo íbamos a ver… ¡Que ilusión nos hizo! Lo siguiente era bajar a ver el chorro, no quedaba otra.

ginebra-31Eso sí, antes de eso fuimos a ver el área arqueológica que hay debajo de la catedral. La zona fue excavada sistemáticamente hace pocos años, y en la actualidad es el yacimiento arqueológico más importante de Ginebra.

ginebra-32BAJADA AL JET D’EAU

Aunque bajamos a toda prisa en busca del Jet d’Eau, lo hicimos con sentido. Pasamos previamente junto al Museo Internacional de la Reforma, que está en uno de los laterales de la Catedral. Está considerado uno de los cuatro grandes museos de Ginebra, aunque como solo contábamos con un día en la ciudad tuvimos que prescindir de él.

ginebra-33También pasamos junto a la Iglesia de la Madeleine, de la que ya hemos hablado hace un rato. Insistimos: uno de esos monumentos que no se suelen visitar y que realmente merecen la pena.

ginebra-34Tras la correspondiente caminata, llegamos de nuevo a orillas del Lago Leman, para disfrutar del famoso Jet d’Eau en todo su esplendor. Es indudablemente el mayor atractivo turístico de Ginebra, gracias a sus 140 metros de altura y sus más de 7000 litros de agua en suspensión. Pese a que supone un gasto de electricidad enorme, hoy por hoy nadie se imagina Ginebra sin él. Fue instalado por primera vez en 1886 en una ubicación un poco diferente, trasladado en 1891 a su ubicación actual y ampliado en 1951. Funciona todos los días del año, salvo que el tiempo no lo permita.

ginebra-35Aunque es visible desde cualquier punto de la ciudad, uno de los sitios más típicos es al lado del Reloj de Flores. Desde ahí se ve el lago en todo su esplendor, el chorro al lado de un puertecito y la imagen es super típica. Nadie se puede ir de Ginebra sin la correspondiente foto junto al Jet d’Eau.

ginebra-36LOS GRANDES MUSEOS DE GINEBRA

El tiempo se nos iba echando en cima y aún no habíamos ido al norte de la ciudad, donde se concentran las principales instituciones y museos de Ginebra. Pasamos por un McDonalds para reponer fuerzas, cogimos un autobús y fuimos hasta la Place des Nations, donde se encuentra la famosa Silla Rota (conocida generalmente como Broken Chair), del artista suizo Daniel Berset.

ginebra-37No vamos a negar que el monumento es super curioso, pero tiene narices que sea protagonista absoluto de una zona en la que hay instituciones como la WIPO o la OMM. Otro de esos sitios en el que todos los guiris nos hacemos la correspondiente foto.

ginebra-38Ginebra es una de las sedes de las Naciones Unidas, concretada en el Palais des Nations. Aunque se puede visitar el edificio por dentro, es necesario hacer una reserva con antelación (cosa que nosotros no hicimos).

Es uno de esos edificios que en todo el mundo están unánimemente reconocidos pero que en España fueron fuente de polémica, ya que la cúpula de Miquel Barceló fue un problema bien gordo para el gobierno de Zapatero.

ginebra-39La zona tiene algo especial. Son muchas las instituciones que andan por allí, y curiosamente la mayoría tiene un componente positivo (algo que no es fácil en los tiempos que corren). Por eso, se ven por el lugar estatuas y referencias a pacifistas de todo el mundo, como la de Gandhi de la foto de más abajo.

ginebra-40Ginebra se puede ver en un día, pero sus museos requieren al menos otro. Y es que en esta parte de la ciudad hay instituciones como el Musée Ariana o el Swiss Museum for Ceramics and Glass que nos dejaron con muchas ganas. Sin embargo, tocaba ser muy selectivos o perderíamos el avión de vuelta a casa.

ginebra-41Así, fuimos a ver el Museo Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja. Después del buen sabor de boca que nos había dejado el Museo Olímpico de Lausana, era una visita que no nos queríamos perder.

ginebra-42¿Y qué podemos decir? Pues, sinceramente, ni fu ni fa. Quizá es que esperábamos muchísimo después de la buena experiencia en Lausana, pero el caso es que un museo con tantísimos medios no puede dejar frío al visitante. En lugar de tirar por la parte positiva y destacar todas las cosas buenas que hace la entidad, han tirado por la cara más dura de su labor: huérfanos, desplazados, delitos contra la humanidad… Que si, que puede ser el pan de cada día de los colaboradores de Cruz Roja / Media Luna Roja, pero se puede decir lo mismo con un discurso muy diferente.

ginebra-43Además, es uno de esos museos que se pasan de minimalismo. Cuentan con medios para hacer prácticamente lo que quieren, la visita es bastante cara y reciben apoyo de países de todo el mundo, pero lamentablemente hoy por hoy es un museo tirando a normalito. Una pena.

ginebra-44UN BARQUITO POR EL LAGO LEMÁN PARA DESPEDIRSE DE SUIZA

Pese a la decepción del Museo de la Cruz Roja / Media Luna Roja, nada podía quitarnos la sonrisa de la cara. Ginebra nos había encantado, y todavía nos quedaba media horita para… ¡Montarnos en un barco!

Llevábamos todo el viaje diciendo que queríamos coger un barquito, y con la Swiss Pass el transporte urbano de Ginebra está incluido. Por eso, fuimos a una de sus características paradas amarillas…

ginebra-45…y en cinco minutitos llegó un barco. Aunque los lugareños los utilizan de manera cotidiana, para desplazarse de una orilla a otra del lago, los turistas aprovechamos su precio (unos pocos euros el viaje, gratis si se tiene una Swiss Pass) para dar un paseíto por las aguas.

ginebra-46Es una manera distinta de contemplar la ciudad, el lago y el propio Jet d’Eau, ya que desde estos barcos se tiene una panorámica que no se puede contemplar a pie de calle. Y eso gastando muy poco dinero, por lo que es una actividad obligatoria para los que viajamos con presupuesto reducido.

ginebra-48Así, con el Jet d’Eau muy cerquita de nosotros, nos despedimos de Ginebra y de este primer viaje por tierras suizas. Pese a que sea un país caro, hemos vuelto encantados con todo lo que hemos visto. Merece la pena ir allí, descubriréis unos de los países con más personalidad de toda Europa.

El Lago Leman y sus principales localidades (Montreux, Nyon o la propia Ginebra) dan para una escapada inolvidable de 3 o 4 días. De verdad, si le dais una oportunidad es imposible que os defraude. ¡Volveremos!

ginebra-49 Volver a Suiza ’14

4 pensamientos en “Ginebra, la ciudad suiza en la que todo es posible

  1. Muy buen recorrido por Ginebra, he leido varios sitios donde no pudimos estar porque nos empezó a llover, pero tengo que decir que nos gusto mucho y sobretodo a la peque, ya que cuando fuimos estaban de fiestas y habian atracciones donde montarse cerca del lago. Muy chulas las fotografias, Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *