Gachas manchegas

En este post os vamos a enseñar a hacer gachas manchegas, un plato tradicional del centro y sur de España. Esta especie de papilla de harina de almortas (también llamada harina de titos) con trozos de panceta y chorizo ha sido, durante siglos, la base de la dieta de las clases populares, ya que es fácil de preparar, tiene muchas calorías y es relativamente barato. Existen infinitas variantes, pero nosotros os ofrecemos la receta que lleva haciendo la familia de Eri desde hace varias generaciones. Teniendo en cuenta que son de Carranque, quizá podríamos hablar de unas gachas al estilo toledano.

Muchas gracias a los padres de Erika por haber dejado que nos colásemos en su cocina, hiciésemos fotos y (sobretodo) metiésemos nuestras cucharas en el puchero una vez estuvo listo el plato.

Gachas

INGREDIENTES

Gachas ingredientes

Harina de almortas (2 cucharadas y media por persona)
Panceta (una tira por persona)
Choricitos (uno por persona)
3 dientes de ajo
Pimentón
Aceite de oliva
Agua caliente
Sal

Tiempo: 45 minutos – Dificultad: Media – Precio: Económico

1. En una primera fase de preparación, hay que cortar la panceta y los choricitos en trozos pequeños. También se deben laminar los tres dientes de ajo.

2. En una cacerola, olla o sartén grande, se echa un poco de aceite y se fríe la panceta. Una vez está hecha, se retira y en el mismo aceite se fríen los choricitos. Una vez están hechos, se retiran y se sofríe el ajo. Una vez están hechos, se retiran. Consejo importante: hay que freir bien las tres cosas, que queden tirando a churruscadas.

Gachas

3. En el aceite que ha quedado, se echan tres cucharitas de pimentón. A continuación, se van echando la harina de almortas y el agua caliente (es importante que tenga buena temperatura, para que no se formen grumos). Hay que ir poco a poco, sin parar de remover, para que la textura no sea ni muy pastosa ni muy líquida.

Gachas Gachas

4. Repetimos: ¡Poquito a poco y sin dejar de remover! Este paso es el más importante, el que marca la diferencia entre unas gachas memorables y el cemento para unir ladrillos. Hay gente que las prefiere más densas y otros que gustan de unas gachas más líquidas, pero lo mejor es buscar el término medio.

Gachas

5. Cuando ya hemos echado la harina de almortas correspondiente (unas dos cucharadas y media por persona) y la papilla tiene la textura deseada, se añade todo lo que habíamos frito previamente: la panceta, el chorizo y el ajo.

Gachas

6. Se remueve un par de minutos más para que se mezclen los sabores, con mucho cuidado de que no se pegue, y listo. ¡Ya tenemos unas ricas gachas!

7. Este plato se come directamente en el recipiente en el que se ha cocinado, ya sea con cucharas o con trozos de pan. Es importante comerlo inmediatamente, casi quemándonos (aunque sin pasarse), pues es así cómo mejor se aprecia el delicioso sabor de esta receta tradicional.

GachasIr a Recetas de EspañaIr a Legumbres y cereales

4 pensamientos en “Gachas manchegas

    • ¡Es facilísimo! El único problema es que es un plato para comer en compañía (al menos 4 personas), por lo que si sale mal te lo estarán recordando durante años 😛 ¡Un besote!

  1. Hola pareja:
    Acabáis de recordarme una de las comidas mas habituales en mi pueblo. Aunque pertenecíamos a la Alcarria, la receta es idéntica.
    Si sobraban, a mi me encantaba refreirlas con un poquito de aceite.
    Intentaremos hacerlas, mi madre era la que últimamente nos las hacía.
    Un abrazo.

    • Hola!

      No sabíamos que se podía refreir lo que sobraba… aunque quizá sea porque nunca nos sobra 😛 Nos alegra que el post os haya recordado tiempos pasados ^^

      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *