Esquilleu ’06 – Capítulo II: Aguilar de Campoo y llegada a Trillayo

Partimos dirección Cantabria a las nueve de la mañana desde la Universidad. Como iríamos en coches particulares y no teníamos ninguna prisa, optamos por desviarnos un poco de nuestro camino para visitar una de las poblaciones con más encanto de Palencia: Aguilar de Campoo. Fundada ya en tiempos remotos, fue habitada por los cántabros, romanos y visigodos; su importancia derivó en el nombramiento de Villa de Realengo por parte del rey Alfonso X el Sabio en el siglo XIII, para luego constituir un marquesado en el siglo XV, con los Reyes Católicos.

Esquilleu 01 Esquilleu 02

Esta bella ciudad posee un importante patrimonio histórico-artístico, destacando edificios como son el Palacio de los Marqueses, la Iglesia de Santa Cecilia, la Iglesia de Santa Clara, el monasterio de Santa María la Real, el Museo ROM (Románico y Territorio) y del Románico, así como la Colegiata de San Miguel y la Plaza Mayor. Estos dos últimos fueron los únicos que nos dio tiempo a ver. La Colegiata, levantada sobre los cimientos de una iglesia visigótica de la cual no se conserva nada, fue construida en un primer momento en estilo románico de transición (la portada), para más adelante en el siglo XIV edificar el resto en estilo gótico. En el interior destacan las capillas, el retablo mayor y la gran altura del templo; es ahí donde además confluyen los estilos renacentista y barroco.   

Esquilleu 03 Esquilleu 04

Algo de lo que se percatará cualquier viajero que pase por esta población es el omnipresente olor a dulce y a galleta que hay por la mayoría de sus calles. Ello es porque aquí se encuentra la fábrica de Guillon. No está de más darse una vuelta por la misma, donde existe un espacio destinado a la venta al público, o en las pequeñas tiendecitas que hay esparcidas por la localidad. ¡Las galletas están para chuparse los dedos!

La siguiente parada la realizamos ya en Cantabria, en la localidad de Cervatos (que pertenece al municipio de Campoo de Enmedio). Allí nos habían dicho existía uno de los pocos iglesias pertenecientes al estilo románico erótico, en concreto la Colegiata de San Pedro. Son templos en los que la decoración tanto externa como interna representa todo tipo de escenas de simbología sexual. Ciertamente son muy curiosas e interesantes y están repartidas por toda la Península, aunque sobretodo en el norte como por ejemplo la iglesia de Santa María de la Asunción en Laredo.

Esquilleu 05  Esquilleu 06

Esquilleu 07  Esquilleu 08

Tras esta interesante visita nos fuimos, ahora sí, derechos a Trillayo, donde nos esperaban los demás compañeros de excavación. Éste es un pueblecito del valle de Liébana con escaso encanto, la verdad, aunque poseíamos desde la casa unas vistas impresionantes del valle.

Esquilleu 09 Esquilleu 10

El principal inconveniente es que en el pueblo existe un pervertido voyeur local que tiene atemorizadas hasta a las gallinas. El grupo tuvo algunos incidentes con él, llamadas a la Guardia Civil incluídas, porque se dedicaba a acosar a las chicas e incluso escalaba por la fachada de la casa para intentar asomar la cabeza por la ducha. Personaje extraño este, que según nos dijeron los ancianos del pueblo había tenido incluso “problemas” con animales… Vamos, que no sería extraño ver algún centauro por el pueblo.

Esquilleu 11 Esquilleu 12

Capítulo IVolver a Esquilleu ’06Capítulo III

Un pensamiento en “Esquilleu ’06 – Capítulo II: Aguilar de Campoo y llegada a Trillayo

  1. Pingback: Esquilleu ’06 – Capítulo III: La excavación de la Cueva de Esquilleu | Edu & Eri Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *