Escapada a Segovia desde Madrid (1/2)

Toledo, Ávila, Guadalajara… La lista de excursiones desde Madrid que se pueden hacer con menos de dos horas es tan grande como variada. Por eso, es imposible no tener lagunas, aunque por suerte con el tiempo las hemos ido subsanando. Una de las cosas que más nos dolían era no haber ido nunca juntos a Segovia, así que empezamos 2014 sacándonos la espinita. Fue una escapada perfecta, de esas con las que romper la rutina en mil pedazos y volver a casa cansados, sí, pero con una sonrisa de oreja a oreja.

Comenzamos el relato de todo lo que vimos ese finde. Ha sido tanto que lo hemos tenido que partir en dos capítulos, pero os aseguramos que no os vais a aburrir.

segovia-01

MONASTERIO DE SAN ANTONIO EL REAL E IGLESIA DE EL SALVADOR

Fue una escapada exprés, únicamente desde el sábado por la tarde hasta el domingo por la tarde. Precisamente por eso, todo lo llevábamos estudiado al milímetro: dónde aparcar, el orden para ver las cosas, horarios… Por supuesto que había tiempo para improvisar, pero era imprescindible aprovechar bien las horas.

Dejamos el coche en la Plaza del Alto de los Leones de Castilla, un sitio perfecto para aparcar cuando no funciona la zona azul. Desde ahí hasta el Monasterio de San Antonio El Real teníamos dos minutos andando, por lo que no se nos ocurría mejor ubicación para dejar el coche sin pagar.

segovia-02

Fue un buen inicio. Quizá la fachada de este monasterio no diga nada, pero en su interior hay excelentes muestras de arte mudéjar y arte flamenco. Aunque en realidad es el antiguo pabellón de caza de Enrique IV, lleva siglos siendo ocupado por órdenes religiosas: primero por franciscanos, luego por clarisas.

Por todas partes habíamos leído que su claustro merecía la pena, pero nos tuvimos que ir de allí sin verlo. Se suponía que abría a las 16:00, pero las monjas seguían rezando. Esperamos pacientemente, incluso llamamos por si había alguien dedicado a atender visitas turísticas, pero tuvimos que irnos a las 16:15 sin que nadie nos abriera.

segovia-03

Seguimos con nuestra ruta y en seguida nos encontramos con los primeros coletazos del acueducto de Segovia. Normalmente la gente está acostumbrada a verlo en su máximo esplendor, en el tramo que pasa por la Plaza de la Artillería y la Plaza del Azoguejo, por eso nos apetecía enseñaros esta parte. Quizá no sea tan vistoso, pero igualmente es un vestigio romano de primer orden.

segovia-04

Tampoco se suele hablar en las guías de la Iglesia del Salvador, y no nos explicamos el motivo. No pudimos verla por dentro, pero por fuera nos pareció uno de esos edificios que han sabido mantener la esencia de la Edad Media en Segovia. Fue construida entre los siglos XII y XVI y queda apuntada para futuras visitas.

segovia-05

IGLESIA DE LOS SANTOS JUSTO Y PASTOR, LA GRAN SORPRESA DEL DÍA

Ojito, que vamos con la que posiblemente fue la mayor sorpresa de todo el viaje. Estamos hablando de la Iglesia de los Santos Justo y Pastor, la cual fuimos a ver únicamente porque pillaba de paso. Menos mal que fuimos, porque ahora mismo la consideramos no solo imprescindible en Segovia capital, sino también en la provincia e incluso en todo Castilla y León. Se trata de un templo románico de los siglos XII-XIII, de esos que por fuera no dicen gran cosa.

segovia-06

Sin embargo, dentro encontramos unas de las mejores pinturas murales románicas que hemos visto nunca en España. Sencillamente brutales. Se descubrieron de casualidad, pues llevaban años tapadas, y gracias a eso se han conservado excepcionalmente bien. La iglesia la abre y la cuida un amable señor con el que estuvimos hablando más de media hora, el cual nos contó hasta el último detalle sobre esta maravillosa obra de arte. El impresionante pantocrátor y las distintas escenas de la pasión de Cristo harán, sin duda, que salgáis de allí con dolor de cuello.

segovia-07

Al margen de las pinturas (algún día hablaremos de ellas con más detalle), la iglesia tiene muchas más cosas. Por un lado, tiene una capilla barroca muy interesante. Quizá pase desapercibida en comparación con las pinturas románicas, pero os aseguramos que no están nada mal.

Además, nos pareció especialmente llamativo el Cristo de los Gascones, una talla románica de madera. Su principal seña de identidad, algo no demasiado común, es que cuenta con articulaciones. Nosotros no hemos visto muchas como esa.

segovia-08

Pasamos mucho tiempo viendo esta iglesia, así que en parte nos alegramos de no haber visto antes el claustro de San Antonio el Real. Sobretodo teniendo en cuenta todo lo que teníamos por delante.

ACUEDUCTO Y ALREDEDORES

Y después de un buen rato en la ciudad, llegamos al que sin duda es su monumento más reconocible: el Acueducto de Segovia. Una tremenda obra de ingeniería que tiene alrededor de 2000 años de antigüedad y que por sí sola vale un viaje. Para nosotros fue muy especial estar allí juntos, ya que conocíamos el lugar por separado (típicas excursiones con el cole o con la familia cuando eres pequeño) pero no juntos, y teníamos muchos recuerdos que poner en común. Estuvimos un buen rato en plan “pues aquí cuando tenía ocho años…”.

segovia-09 segovia-10

El Acueducto se ve desde la Plaza de la Artillería (desde fuera de la ciudad) o desde la Plaza del Azoguejo (desde dentro). En ambos puntos de vista queda claro que se trata de una obra para la inmortalidad, de esas que todo el mundo debería ver alguna vez en la vida. Fue construido a finales del siglo I después de Cristo, parte de la sierra de Guadarrama (lo cual supone que tiene casi 15 kilómetros) y su tramo de arquería se prolonga durante más de 1000 metros a través de 166 arcos. ¡Ah! En su altura máxima (justo en la zona de las fotos) llega hasta casi 30 metros de altura.

segovia-11

Aunque su explotación turística le llevó casi a la ruina (antiguamente los coches pasaban por debajo de los arcos) hoy en día tiene una mayor protección. Desde 1984 es Monumento Nacional y un año más tarde fue declarado Patrimonio de la Humanidad, lo cual asegura en buena medida su conservación.

segovia-12

Se trata de un icono internacional, posiblemente de los más reconocibles de España. Un vínculo directo con el máximo esplendor del Imperio Romano que cada año trae a nuestro país a miles y miles de turistas. De hecho, las referencias a Roma en la ciudad se cuentan por decenas. Sin ir más lejos, en la propia Plaza de la Artillería hay una réplica de la Loba Capitolina que conmemora los 2000 años de antigüedad de la ciudad.

segovia-13

Podríamos decir muchísimas cosas más, pero todo lo que se escriba es poca cosa en comparación con las sensaciones que se tienen a los pies del Acueducto de Segovia. Es un monumento precioso, el cual todo el mundo debería cruzar al menos una vez en la vida. Nos alegramos hasta el infinito de haber ido juntos. 🙂

segovia-14

Dicho sea de paso, en los alrededores siempre hay ambientazo: hordas de turistas, restaurantes, tiendas… Merece la pena estar por allí. También es básico pasar por la Oficina de Turismo (en la propia Plaza del Azoguejo) para coger un mapa de la ciudad, ya que Segovia es chiquitita pero tiene muchos rincones a los que sería imposible llegar simplemente paseando sin rumbo.

segovia-15

Mapa en mano empezamos a recorrer la Calle de Cervantes, que inicia el ascenso hacia la zona noble de la ciudad. Forma parte de una sucesión de calles que lleva directa a la Catedral y el Acueducto, pero por supuesto nosotros nos fuimos moviendo a un lado y a otro para sacarle todo el jugo a la ciudad. Por cierto, en esta calle hay tiendas de todo tipo, aunque los precios (especialmente en productos gastronómicos) nos parecieron auténticamente abusivos.

segovia-16

En esa misma calle está la Casa de los Picos, un edificio noble del siglo XV. Perteneció a la familia de la Hoz, una de las más ilustres de la ciudad, y su sorprendente fachada es la que le ha dotado de ese popular nombre. Sus picos simbolizan puntas de diamante, y no solo tienen una función estética sino también decorativa. Actualmente es sede de exposiciones temporales.

segovia-17

Continuamos por la calle hasta ir a parar a la Plaza de Medina del Campo. En ella no solo está el famoso Monumento a Juan Bravo, noble castellano célebre por haber sido uno de los más activos comuneros, sino también la Iglesia de San Martín, construida en el siglo XII. Está mas o menos entre el Acueducto y la Catedral, en una de las plazas con más encanto de Segovia. Es de estilo mozárabe, aunque con grandes señas románicas.

segovia-18

No siempre está abierta, nosotros no pudimos verla en el momento sino al día siguiente. Tampoco es que resulte un problema, ya que pilla de paso, y la verdad es que su exterior es bastante más bonito que el interior. Es de tres naves, tiene algunos retablos barrocos interesantes, unas cuantas esculturas de renombre y no demasiadas cosas más. A nosotros nos gustó porque somos unos fanáticos de la historia y del arte, pero si se tiene poco tiempo en la ciudad quizá sea un lugar prescindible.

segovia-19 segovia-20

Muy cerquita de allí está la Cárcel Real, un edificio que fue construido en el siglo XVII y que funcionó como cárcel pública de la ciudad hasta comienzos del siglo XX. Hoy en día, por suerte, funciona como biblioteca municipal.

segovia-21

LA JUDERÍA DE SEGOVIA

A partir de ahí nos metimos de lleno en la zona de la judería de Segovia, cuyo edificio más destacado es el Convento de Corpus Christi (Antigua Sinagoga Mayor). Fue construida en el siglo XIV y durante aproximadamente cien años fue la sinagoga mayor de la ciudad. Por fuera es un edificio muy estrechito, casi pasa desapercibido.

segovia-22

Por suerte, por dentro conserva su aspecto original. En realidad no es más que una reconstrucción, ya que en 1899 fue destruida casi totalmente en un terrible incendio y lleva bastante tiempo funcionando como convento de monjas clarisas. Entrar cuesta un eurito por cabeza, y por alguna extraña razón dejan hacer fotos pero no grabar vídeo. Benita GoPro. 😉

segovia-23

A muy pocos pasos está la Casa de Andrés Laguna, hoy en día convertida en Centro Didáctico de la Judería. Aquí nació el doctor Andres Laguna, médico de reyes y papas, aunque en origen perteneció a uno de los judíos más ilustres de Segovia.

segovia-24

Estaba en obras y no pudimos disfrutar demasiado de él, pero es una referencia imprescindible para aprender más sobre la cultura judía en España y en el mundo entero, siempre a través de los ojos de Segovia. Tiene muchos recursos audiovisuales interesantes y venta de productos alimenticios hebreos.

segovia-25

TORREÓN DE LOZOYA Y MUSEO DE ARTE CONTEMPORÁNEO

La tarde daba sus últimos coletazos, pero nosotros aún teníamos ganas de seguir explorando Segovia. Por eso volvimos sobre nuestros pasos y a la altura de la Iglesia de San Martín subimos hasta el Torreón de Lozoya. Es una casa-torre de los siglos XIV-XVI que tiene el mismo aspecto (más o menos) desde tiempos de Felipe II.

segovia-26

Hoy en día funciona como centro de exposiciones temporales de la Fundación Caja Segovia. El banco, como mecenas de artistas segovianos desde prácticamente sus orígenes, tiene unos fondos riquísimos de pintura y escultura. Es gratis, así que siempre merece la pena pasarse por allí.

segovia-27

Justo al lado está el Museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente. En principio íbamos a ir a verlo, pero al final nos echaron para atrás varios motivos: cansancio, se nos iba el sol, los 3€ de la entrada… No nos gusta demasiado el arte contemporáneo, pero tenía buena pinta para los que sí disfruten de esta tendencia.

segovia-28

ATARDECER EN SEGOVIA

Para el último tramo del día nos entregamos al paseo sin rumbo, esa divertida actividad que siempre enaltece el espíritu cuando se está de viaje. En este caso, nos dedicamos a recorrer la Avenida de Fernández Ladreda, la cual es simplemente deliciosa. Nos encantaron sus edificios, sus farolas y su ambientazo.

segovia-29

Además, los alrededores están llenos de pequeñas iglesias y edificios interesantes que aprovechamos para conocer (aunque solo fueran sus exteriores). Nos referimos a la Iglesia de San Clemente, uno de los mejores ejemplos de románico de la ciudad…

segovia-30

…a la Casa del Sello, un edificio clave en la potente industria pañera segoviana…

segovia-31

…y por supuesto a la imponente Iglesia de San Millán, con su torre prerrománica.

segovia-32

También pasamos frente al enorme edificio de la Academia de Artillería. Su fachada rosada nunca pasa desapercibida.

segovia-33

Ya casi llegando al coche vimos la Iglesia de Santa Eulalia, también de un excepcional estilo románico.

segovia-34

A última hora de la tarde llegamos al Hotel Cándido, el que sería nuestro alojamiento durante la visita a la ciudad. Ya hemos dicho todo sobre él: barato, habitaciones impresionantes, desayuno buffet… Cogimos una oferta en Weekendesk y nos salió a 40€ (por persona) la noche, vosotros diréis si es caro. De todos modos, os recomendamos leer el artículo que escribimos sobre ellos, ya que nos pareció un hotel top.

segovia-35

CENA EN CÁNDIDO

Tras la duchita de rigor y aprovechar para descansar un rato, volvimos al centro para disfrutar de Segovia por la noche. Muchas veces la gente no se fija en la iluminación de los edificios, pero nosotros llevamos ya tiempo haciéndolo y tenemos que decir que en Segovia tienen muy buen gusto con la iluminación. Nos encantó la ciudad en su modo nocturno.

segovia-36

Pese a ser febrero hacía muy buen tiempo, así que aprovechamos para recorrer otra vez los alrededores del Acueducto. Nuevamente volvió a dejarnos encantados la Avenida de Fernández Ladreda, un sitio genial para pasear a cualquier hora del día.

segovia-37

Las plazas de la Artillería y del Azoguejo estaban preciosas por la noche, nos entretuvimos más de lo que pensábamos y casi llegamos tarde a la cena. Normalmente solemos improvisar, pero en este caso habíamos reservado en el Mesón de Cándido, el sitio más emblemático de la ciudad para comer cochinillo (y otros manjares). Está literalmente a los pies del acueducto, en la foto se puede ver: es la casita que está pegada a los arcos. Os recomendamos entrar en la web del mesón y echar un ojo a su historia, porque es muy interesante.

segovia-38

La cena fue espectacular. Quizá haya que pagar más que en el kebab de la esquina (la cena en Cándido sale a 25-30€ por persona) pero os aseguramos que nos dimos un homenaje de los que marcan una época: revuelto de setas, cochinillo y unos postres caseros que aún estamos saboreando. Imprescindible.

segovia-40

Y así terminamos el día. Todavía paseamos un poquito más, pero no demasiado ya que estábamos cansadísimos. Al día siguiente todavía teníamos mucho que recorrer, así que había que ir al hotel a coger fuerzas. En el siguiente capítulo os enseñamos la Catedral, el Alcázar y muchas más cosas.

segovia-39

Volver a Segovia ’14

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *