El Monasterio de San Juan de Duero y la Ermita de San Saturio

Solo nos hicieron falta unos minutos en el Tren Campos de Castilla para descubrir que que Soria es un lugar sorprendente, de esos que tienen un montón de cosas para ver, hacer y experimentar. Vamos, que si se llamase Soriakuningsbërg tendría millones de visitantes al año, pero que como está en la Meseta no tiene tanto glam. Por suerte, nosotros pasamos allí un finde inolvidable y hoy podemos presumir de haber estado en rincones tan espectaculares como el Monasterio de San Juan de Duero y la Ermita de San Saturio.

Los protagonistas de este artículo no se entienden el uno sin el otro. Aunque son totalmente independientes, ambos están a las afueras de Soria, y lo normal es visitarlos del tirón en una mañana o en una tarde. En este post os vamos a contar cosas sobre ellos, cómo fue nuestra experiencia y también a daros algo de información útil (horarios y precios) para preparar vuestra visita.

san-juan-de-duero-1

SAN JUAN DE DUERO

En esta ocasión, el orden fue lo de menos. Nosotros empezamos por el Monasterio de San Juan de Duero (también conocido como Arcos de San Juan de Duero), aunque bien podría haber sido por San Saturio. El caso es que se trata de un conjunto románico de primer orden, de lo más relevante de la Península Ibérica.  La iglesia y el claustro (o lo que queda de ellos) son los vestigios de un monasterio sanjuanista del siglo XII, habitado durante cinco siglos y después abandonado.

El recorrido se puede hacer por libre o con guía, pero en ambos casos calculad más o menos media horita por allí. Nosotros optamos por la segunda opción porque así está estipulado en el Tren Campos de Castilla, aunque nos pudimos mover con total libertad para hacer fotos y comentar detalles a nuestro aire.

san-juan-de-duero-2Empezamos recorriendo el claustro, uno de los más bonitos que hemos visto nunca en España. Lo mejor es que es como un montón de pequeños claustros unidos, ya que cada lado tiene arcos y capiteles totalmente diferentes entre sí. Hay de todo: desde arcos de medio punto hasta columnas de medio fuste. Como una especie de selección española del románico en miniatura.

san-juan-de-duero-3Vamos a ser sinceros: este sitio puede parecerte una maravilla o un patio de cárcel. Si te gusta la arquitectura, el arte románico, las ruinas arqueológicas o todo a la vez, disfrutarás como un enano. Por el contrario, si eres más de tumbarte en la playa a cocerte en tu jugo, lo mejor es que ni te molestes en entrar. O si, ya que es un lugar precioso y las fotos te quedarán bonitas.

san-juan-de-duero-4Aquí va un consejo: tenéis dos pies, utilizadlos. Por mucho que se pueda entrar por una esquina, ver la iglesia y salir por ese mismo córner, nos parece imprescindible dar una vuelta completa al claustro. Solo así podréis apreciar la auténtica magnitud de un lugar con tanta historia y con tanta variedad decorativa.

san-juan-de-duero-5Al fondo siempre está la iglesia. Curiosamente, pese a que el edificio está entero y del claustro solo queda el esqueleto, da muchísima más sensación de estar en buen estado el segundo que el primero. Debe ser que el que vende postales y guías turísticas es el claustro, y por eso las autoridades dedican algo de dinero (muy poco) para su mantenimiento.

san-juan-de-duero-6Para nosotros, como siempre decimos cuando vamos a un sitio así, fue un auténtico sueño. Desde que estudiábamos en la ESO sabíamos que existía un sitio así, encima en un lugar tan evocador como los albores del Monte de las Ánimas. Por eso, poder decir “estuvimos aquí” resulta muy reconfortante.

san-juan-de-duero-7El interior de la iglesia de San Juan de Duero quizá pueda resultar mucho más impactante para el neófito, ya que tiene una atmósfera muy especial. Sin embargo, los elementos más reconocibles (como el techo de madera o los dos templetes) son reconstrucciones modernas, ya que el edificio fue muy castigado con el paso del tiempo.

san-juan-de-duero-8Aun así, hay que reconocer que lo pasamos en grande. Una vez más apelamos a eso de abrir los ojos, ya que incluso en un templo de una sola nave es posible dejarse detalles. Según se entra, a la izquierda, tenéis una especie de pequeño museo, en el cual se pueden ver algunas de las piezas arqueológicas halladas allí.

san-juan-de-duero-9Terminamos el relato sobre Arcos de Duero con un poquito de información práctica. La entrada cuesta 0.60€ (normal), 0.30€ (reducida para grupos educativos) o incluso puede ser gratis (menores de edad, jubilados, etcétera). Salvo los lunes, que está cerrado, abre todos los días del año:

  • Martes a viernes: 10:00 a 14:00 y 16:00 a 19:00 (17:00 a 20:00 entre julio y septiembre).
  • Domingos y festivos: 10:00 a 14:00.

san-juan-de-duero-10ERMITA DE SAN SATURIO

Cambiando de tercio, de San Juan de Duero nos fuimos a la Ermita de San Saturio. También está a las orillas del río Duero, aunque un poquito más alejado de Soria. Aparcar allí es bien sencillo, ya que hay un parking para turistas justo al inicio del paseo. La zona, conocida como Soria Corredor CO2 Cero, da exactamente lo que promete: un recorrido verde a la orilla del río por el que correr, pasear y disfrutar de la naturaleza en compañía.

ermita-de-san-saturio-1Justo en la orilla opuesta al aparcamiento se alza, excavada sobre la roca madre, la Ermita de San Saturio. Dicen que es el templo más querido por los sorianos, no solo debido a su preciosa imagen vigilando el Duero sino por historia y tradición. ¿Sabíais que es uno de los lugares de Soria en el que más bodas se celebran?

Lo que mola de viajar es que las cosas no son lo que son, sino lo que tú ves. Por ejemplo, nosotros hace unos años visitamos Grecia y quedamos impactados con la región de Meteora, en la cual hay varios monasterios sobre la roca. Pues bien, quizá este sitio no tenga demasiado que ver, pero a nosotros nos recordó un montón. Y decir que algo se parece a Meteora es mucho decir.

ermita-de-san-saturio-2Otro elemento que hace fácil identificarse con el lugar (quien dice “identificarse” dice “que te parezca bonito”) es el estado del Duero a su paso por San Saturio. Más bonito no podía estar, con ese enorme caudal y vegetación a ambos lados.

ermita-de-san-saturio-3Y para terminar, es un rincón de un gran valor artístico. Antonio Machado, uno de nuestros escritores favoritos, amaba este lugar, por el cual paseaba con bastante frecuencia. De hecho, dicen que aquí escribió algunos de sus poemas, por lo que es una visita que no puede faltar en ninguna ruta sobre la vida de Machado que se precie. Como no podía ser de otro modo, hay una placa en honor del poeta, aunque eso es algo que ocurre en prácticamente cada calle de Soria.

ermita-de-san-saturio-4El origen mítico del lugar es la cueva de San Saturio, un anacoreta de época visigoda que hoy es el patrón de la ciudad. Sin embargo, lo más probable es que fuera un puesto de vigilancia templario. Pasaron los años y en el siglo XVI se construyó una pequeña ermita, que fue sustituida cien años más tarde por la que hoy en día se visita. El acceso a la misma, una vez se cruza el puente, se hace por una cueva, en la cual la temperatura es muy agradable durante todo el año.

ermita-de-san-saturio-5La visita se hace de manera prácticamente lineal, recorriendo oratorios, capillas y salas de uso civil. En ellas hay anécdotas de todo tipo: desde la imagen de Santa Ana en la que la que si encuentras un alfiler te saldrá novio, hasta una estancia tematizada en la cual se recrea la vida de los santeros. Y es que hasta hace bien poquito aquí vivía el santero oficial, que se encargaba del cuidado del templo.

ermita-de-san-saturio-6Antes hemos dicho que el templo actual es del siglo XVII, lo cual se traduce en un marcado carácter barroco. Viendo el exterior y la cueva pudiera parecer lo contrario, pero dentro hay una iglesia y una sacristía que hablan por sí solas. No somos especialmente amigos del arte barroco, pero hay que reconocer que es un sitio bonito.

ermita-de-san-saturio-7Durante la visita guiada nos contaron un montón de anécdotas, especialmente con el uso político del lugar. No vamos a hablar del tema, ya que últimamente cada vez que hablamos del poder nos llaman radicales, pero el caso es que San Santurio está lleno de historias curiosas. Merece la pena la visita guiada.

ermita-de-san-saturio-8Normalmente no hablamos de la salida de los sitios, pero en este caso nos pareció un rincón encantador. En San Saturio se entra por una cueva y se sale por una escalera de piedra preciosa, desde la cual se vuelve al camino disfrutando de unas vistas estupendas.

ermita-de-san-saturio-9No os olvidéis de echar la vista atrás cuando hayáis terminado de ver San Saturio. Seguro que habéis pasado allí al menos media hora, y para entonces la iluminación y las nubes harán que os parezca un sitio totalmente nuevo. Por cierto, entrar es gratis y abre todo el año, a excepción de los lunes. ¡No hay excusas para no ir!

ermita-de-san-saturio-10Y esto fue lo primero que vimos en Soria, por lo que no pudimos empezar mejor. Por suerte, el Tren Campos de Castilla todavía tenía muchas sorpresas reservadas.

Volver a Tren Campos de Castilla ’14

4 pensamientos en “El Monasterio de San Juan de Duero y la Ermita de San Saturio

  1. Yo estuve en semana santa en Soria y me gustó mucho, estos dos monumentos son mis favoritos de la ciudad. Lo malo es que a nosotros se nos fue el santo al cielo y para cuando fuimos a San Juan del Duero solo quedaban 5 minutos para el cierre 🙁 No nos dio tiempo más que a echar unas fotos del claustro.

    Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *