El Cementerio Alemán de Cuacos de Yuste

Boquiabiertos. Así es como nos quedábamos cuando íbamos con el coche por la Comarca de la Vera y descubrimos el Cementerio Alemán de Cuacos de Yuste, un camposanto militar en el cual reposan los restos mortales de los militares alemanes caídos en territorio español durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial. ¿Cómo íbamos a imaginar que en el norte de Extremadura se escondía este lugar? No lo dudamos ni un segundo, nos desviamos de la ruta y fuimos a conocer un espacio único. Tremendo acierto.

cementerio-aleman-cuacos-yuste-1

El origen de este cementerio está muy lejos de los grandes conflictos de la primera mitad del siglo XX. Fue en 1980 cuando la institución encargada de proteger los cementerios de guerra alemanes que hay diseminados por todo el mundo (la Volksbund Deutsche Kriegsgräberfürsorge) promovió la construcción de un único camposanto para los militares alemanes muertos en España.

Hasta ese momento, los soldados habían sido enterrados de manera individual en el lugar en el que habían aparecido sus cuerpos. Eso hacía que fallecidos en accidentes de avión, en naufragios o por heridas de guerra estuvieran dispersos por toda la Península Ibérica. Y no eran pocos precisamente, ya que se habían catalogado hasta 28 de la Primera Guerra Mundial y 154 de la Segunda.

cementerio-aleman-cuacos-yuste-2Las obras duraron tres años, inaugurandose el cementerio en 1983. Desde entonces, el lugar es mantenido por la citada VDK a través de la Embajada Alemana, habiéndose convertido en una visita de referencia para los amantes y estudiosos de los grandes conflictos armados modernos.

Cementerios de estas características son más o menos frecuentes más allá de los Pirineos. Sin ir más lejos, nos viene a la mente el pequeño camposanto militar que visitamos en Hotton hace ya unos años. Sin embargo, España es un país en el que resulta difícil encontrar referencias a la Guerra Civil, por lo que no digamos a las Guerras Mundiales.

cementerio-aleman-cuacos-yuste-3El cementerio está en la carretera que une Cuacos con el Monasterio de Yuste. Hay un pequeño aparcamiento justo en la puerta, el acceso es gratuito y no hay limitaciones en cuanto al horario. Tras superar un pequeño camino entre arbustos y árboles, se llega a una especie de mirador en el cual se puede ver el cementerio desde la parte de arriba. Al lado justo hay un pequeño edificio que da acceso al camposanto propiamente dicho, incluyendo una placa explicando la historia del lugar.

El sitio es pequeñito, no llega a las 200 tumbas. Además, todas son iguales, lo cual hace que sea un espacio sencillo y sobrio. Sin embargo, pasear entre las sepulturas de granito y ver las distintas inscripciones pone los pelos de punta. Lugares así son los que realmente te hacen reflexionar sobre la crueldad de la guerra y la estupidez de los seres humanos.

cementerio-aleman-cuacos-yuste-4Las cruces que más nos impresionarion fueron las tumbas dedicadas al soldado desconocido. Gente a la que no se pudo identificar y que, pese a sufrir el mismo final que el resto, estremece aun más el corazón.

Esta visita nos pareció imprescindible. Amantes de la historia, de la fotografía o de la naturaleza (hay que reconocer que está en un paraje estupendo) tienen aquí un lugar de referencia en la Comarca de la Vera. Puede que por sí solo no dé para mucho, ya que se visita en media horita, pero estando al lado del Monasterio de Yuste puede ser el complemento perfecto para pasar una tarde increíble.

cementerio-aleman-cuacos-yuste-5Volver a Comarca de la Vera ’14

5 pensamientos en “El Cementerio Alemán de Cuacos de Yuste

  1. Pingback: Cuacos de Yuste | www.eduyeriviajes.com

  2. Realmente en el cementerio reposan los restos de 155 soldados, marinos y aviadores alemanes, las otras 25 cruces son “in memoriam”, totalizando 180 tumbas. Hay 67 aviadores, 51 tripulantes de sumergibles, 30 soldados de tierra, 16 de la Flota alemana, 5 fallecidos después de la SGM, 8 desconocidos y 3 de los que se desconocen más datos. 129 restos son de la 2GM y los otros 26 son de la Primera. Referente a los sumergibles, 1 perteneció al U-39 de la IGM (Karl Schukalla), 36 lo fueron al U-77 de la SGM, 1 del U-447 (Lothar Kloos), 1 del U-454 (Willi Stegner), 5 del U-755, 1 del U-760 (Wilhelm Arndt), 1 del U-955 (Hans Färber) y 5 del U-966.
    Los datos son de mi libro “El Cementerio Militar Alemán de Cuacos de Yuste”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *