Edward Morgan Forster. Pasaje a la India

   Pasaje a la India Título Pasaje a la India
Título original A passaje to India
Autor Edward Morgan Forster
Año de publicación 1924
Páginas 456
Lugares India

Muchas veces más vale una buena novela histórica que la mejor de las lecciones para recrear un momento concreto. En Pasaje a la India el libro nos lleva a una India en ebullición, en la que ya se palpa la independencia de la dominación británica. Durante sus páginas conoceremos al entrañable Dr. Aziz, un doctor indio que verá su vida trastocada por la Sra. Moore y por Adela Quested, dos mujeres inglesas de formación intelectual que desean conocer la india. De la mano de estos personajes Forster recrea una época en la que las barreras sociales eran insalvables, y nacer indio o nacer inglés era algo determinante para el resto de la existencia.

Hay libros que son buenos no solo por la historia que cuentan, sino por cómo la cuentan. En el caso de Pasaje a la India, Forster recrea diferentes ámbitos de India de manera totalmente realista: mezquitas, clubes sociales, estaciones ferroviarias… Con largas, minuciosas y, sobretodo, deliciosas descripciones -en ocasiones el libro recuerda a la serie Hijos de la Tierra-, el autor dibuja todos esos espacios con un detalle y un realismo propios únicamente de los recuerdos de un viaje. A pesar de ser una novela que está próxima a cumplir 100 años, cualquier persona debería tenerla en cuenta y dejarse llevar página tras página a un auténtico “pasaje a la India”.

E. M. Forster (1879 – 1970), nombre literario de Edward Morgan Forster, fue todo un adelantado a su tiempo. Sus novelas tuvieron como eje central las barreras sociales, las cuales supo plasmar en medio de bellas representaciones del momento que le tocó vivir. La facilidad con la que incluyó metáforas y símbolos en sus novelas le hizo obtener algunas críticas, algo que también le pasó por tratar la sexualidad sin ningún tapujo. En cualquier caso, este londinense es uno de los grandes y cualquiera de sus novelas merece el más absoluto reconocimiento.

Enlaces:

Volver a Literatura de Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *