De tapas por Madrid en verano

Uno de los tópicos más extendidos sobre los madrileños es que nuestra Comunidad Autónoma se queda vacía al llegar el verano. No podemos negar que somos unos auténticos invasores de prácticamente los destinos turísticos de todo el mundo, pero eso no significa que nuestro entorno se quede sin vida. Precisamente, el periodo estival es perfecto para disfrutar de Madrid y de sus muchos atractivos.Nosotros no tenemos tiempo a lo largo del año para explorar Madrid todo lo que nos gustaría por nuestras infinitas obligaciones -universidad, trabajo, casa-, y por eso en las vacaciones aprovechamos para un montón de cosas: ir a lugares que aún no conocemos, revisitar nuestros sitios favoritos, asistir a conciertos u otros actos culturales…

Entre esas posibilidades destaca una por encima del resto: la de ir de tapas por Madrid. Es cierto que el tapeo por Granada o por Salamanca tiene mucha más fama, pero en la capital también hay infinitas opciones para celebrar este genial ritual en el que se mezclan comida, bebida y buena compañía.

Con un simple vistazo por “san google” se pueden encontrar muchos itinerarios para tapear por la capital de España. Las opciones son infinitas, y para muestra la canción de Joaquín Sabina: sólo en Antón Martín hay más bares que en toda Noruega. Otra buena muestra es el programa “Bares que lugares” de laSexta2.

Evidentemente, nosotros también tenemos nuestras preferencias, y justo de eso queremos hablaros hoy. Nuestras zonas favoritas son bastante céntricas: Huertas (el barrio de las Letras en general) y el barrio del Rastro son los must have que nadie debe perderse.

Madrid 154 Madrid 164

¿Y qué se puede probar en una sesión de tapeo? Callos a la madrileña, pincho de tortilla, croquetas caseras, calamares a la romana, anchoas… La lista, como los bares, es interminable.

En cualquier caso, que nadie menosprecie unas buenas tapas. Quizá sean menos monumentales que el Palacio Real o el Monasterio de las Descalzas Reales, pero una tardecita con los colegas de bar en bar… ¡No tiene precio! Por tanto, este veranito puede ser perfecto para cogerse los típicos vuelos baratos a Madrid (de Ryanair o de cualquier otra compañía) y dejarse seducir por los encantos del tapeo madrileño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *