Córdoba y Jaén ’08 – Capítulo III: Córdoba andalusí (Día 2)

A las 9:30 debíamos estar listos para recorrernos Córdoba de cabo a rabo en tan sólo un día, aunque también es cierto que únicamente íbamos a visitar los edificios más representativos de la ciudad durante la ocupación musulmana. En primer lugar, el yacimiento arqueológico de Cercadilla, junto a la estación de tren. Con motivo de las obras para el soterramiento de las líneas férreas que comunicaban Córdoba con Sevilla, en el contexto de la Exposición Universal de 1992, se van a descubrir estos restos arqueológicos. Gran parte de los mismos fueron destruidos en la construcción del AVE, lo que marcará en gran medida las labores posteriores de excavación que tuvieron el carácter de urgencia. Ello ha provocado que la musealización sea nula: tan sólo algunos paneles informativos que aclaran que significado e interpretación tienen los restos visibles. Además, también ha determinado que la visita se haga ciertamente ininteligible e incomprensible por lo que el centro de interpretación es imprescindible si se quiere saber qué se tipo de estructuras arqueológicas se encuentran allí.

CordobaJaen05 CordobaJaen06

En el transcurso de las excavaciones se documentó un gran palacio de época romana (ss. III-IV d. C.), que constituye un unicum y que ha sido atribuido al emperador Maximiano. Posteriormente se construyeron una basílica y una necrópolis visigoda, para en época islámica califal (s. X) levantar un arrabal del que se han documentado diversos edificios privados y públicos como un zoco. Finalmente y antes de ser abandonado en el siglo XII se edificó una interesante alquería.

Cerca de la una de la tarde fuimos a la ciudad palatina de Madinat al-Zahra construida por Abd al-Rahmán III en el año 929. Supone la plasmación de un nuevo Estado totalmente independiente de Damasco, personificado y legitimado en el Califato de Córdoba. Su edificación en terrazas y su extensión territorial son un fiel reflejo, aunque de menor tamaño, de las grandes ciudades levantadas por el sha de Persia en Samarra. El nuevo califa pretendía, de esta forma, poner de relieve su nueva dignidad y estatus, encuadrándose dentro del programa constructivo como legitimación del cambio producido: de un Estado emiral a uno califal. Su destrucción atiende la guerra civil o fitna que puso fin al Califato.

CordobaJaen07 CordobaJaen08

Las excavaciones comenzaron en 1911 y se prolongaron hasta la II República, momento en el que se realizaron las poco rigurosas reconstrucciones que atañen, en mayor medida, al Salón de Abd al- Rahman III (también denominado Salón Rico) y que fueron abandonadas tras la Guerra Civil. Finalmente en 1985 el conjunto pasó a manos de la Junta de Andalucía, que se ocupó de su puesta en valor así como de la ordenación e investigación de las piezas y materiales documentados hasta el momento. Este conjunto arqueológico constituye uno de los más destacados de toda la Península Ibérica de época medieval.

CordobaJaen09 CordobaJaen10

La visita duró más de lo esperado y nuestros estómagos no nos engañaban, teníamos mucha hambre. Por ello, antes de continuar nuestra visita a Córdoba, nos fuimos a comer unos “pescaitos” fritos.

La siguiente parada era la Mezquita de Córdoba, cuya historia es muy dilatada en el tiempo. El primitivo edificio de época Omeya, construido por Abd al-Rahman I, se levanta sobre la antigua basílica visigoda de San Vicente, cuyos materiales arquitectónicos fueron reutilizados para su construcción. Las sucesivas ampliaciones hacia el Sur (Abd al-Rahman II y Al-Hakam II) y hacia el Este (Almanzor) serán motivadas por el crecimiento y expansión del estado islámico, ya asentado definitivamente en la Península Ibérica.

CordobaJaen11 CordobaJaen12 CordobaJaen13

La mezquita en realidad es Catedral desde el siglo XIII, momento en que Fernando III el Santo conquista Córdoba. Por ello muchas de las estructuras sufrieron remodelaciones tanto en el interior como en el exterior para convertirla en un templo de culto cristiano. En sí misma supone un gran museo y es un ejemplo de cómo los espacios perduran en el tiempo en sus funciones, este es el caso de un lugar religioso.

CordobaJaen14 CordobaJaen15

Nuestra ruta por la ciudad terminó con la visita a los baños árabes del Alcázar Califal. Son mucho más pequeños que los del Palacio de Villardompardo en Jaén, aunque están muy bien musealizados. Gracias a los paneles y videos informativos pudimos conocer cómo funcionaba el hammam en época medieval.

Esa visita puso punto y final a un fin de semana que nos llevó a recorrer más de 1000 kilómetros en coche. Agotador, pero mereció la pena.

Capítulo IIVolver a Córdoba y Jaén ’08

Un pensamiento en “Córdoba y Jaén ’08 – Capítulo III: Córdoba andalusí (Día 2)

  1. Pingback: Sevilla ’13 – Capítulo III: Lo mejor de Sevilla | www.eduyeriviajes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *