Córdoba y Jaén ’08 – Capítulo II: Baños de la Encina y Jaén (Día 1)

Quedamos temprano en la puerta de la Universidad para, de esta forma, no coger demasiado atasco a la entrada y salida de Madrid. En primer lugar estaba programada una visita al Parque Arqueológico de Calatrava la Vieja (Ciudad Real) donde se encuentra una fortaleza cuya historia se se extiende desde época ibérica hasta finales de la Edad Media. Sobre este yacimiento no vamos a contar nada nuevo respecto a lo que ya hicimos en el viaje a Ciudad Real de 2007, puesto que el sitio seguía más o menos igual.

Nuestra siguiente parada era Baños de la Encina. Teníamos una reserva para comer en la Hospedería Palacio Guzmanes a las tres y casi no llegamos. Tras deleitarnos con una paella para chuparse los dedos, nos dirigimos hacia el Castillo de Burgalimar, donde el director de la excavación y restauración que se está llevando a cabo en el interior del mismo iba a guiarnos en la visita. En la actualidad está en revisión la fecha de su construcción, ya que apareció una estela fundacional del siglo X mal atribuida a esta fortaleza y que, según las últimas investigaciones realizadas por Alberto Canto, pertenece al castillo de Talavera de la Reina. 

CordobaJaen03Al ser un hisn de frontera su funcionalidad era la de la consolidación de la conquista y sometimiento de la población al poder central del Estado, aunque durante toda la Edad Media estuvo ocupado tanto por andalusíes como por cristianos. De hecho, la torre del homenaje es una construcción realizada en tiempos de dominación cristiana. Ya en época contemporánea fue ocupado por las tropas francesas y, posteriormente, utilizado como cementerio parroquial, deteriorando aún más su estado de conservación. El acceso actual fue una nefasta reconstrucción realizada en el siglo XX bajo la tutela de la Dirección de Bellas Artes.

CordobaJaen01 CordobaJaen02

Las excavaciones que se están llevando a cabo en la actualidad responden a una intervención de urgencia, ya que existía el peligro de derrumbe en algunas zonas externas de la muralla.

A media tarde nuestros pasos nos llevaron hasta Jaén, donde se conserva en los sótanos del llamado Palacio de Villardompardo unos magníficos baños árabes o hammam. Es llamado así por el Conde Fernando de Torres y Portugal (sin ninguna relación con “El Niño”, el 9 de España), dueño del mismo desde el siglo XVI. Su función como baño público desaparecerá tiempo después de la conquista cristiana de la ciudad, convirtiéndose en unas tenerías. Ya a principios del siglo XX pasará a manos de la Diputación Provincial de Jaén, que los descubrirá en el año 1913 gracias a la realización de un catálogo de los monumentos de la provincia. Veinte años más tarde fue declarado Monumento Nacional y comenzaron sus obras de restauración por el arquitecto Leopoldo Torres Balbás, que verá interrumpida su labor a causa de la Guerra Civil, y más tarde por Luis Berger Roldán, los cuales fueron reconocidos con la Medalla de Honor de 1984 otorgada por la Asociación Europa Nostra.

CordobaJaen04Su conservación durante todos estos siglos ha sido posible gracias a que se siguió utilizando, aunque no con la misma función de baño público como hemos visto. Actualmente  el edificio alberga un centro cultural de arte contemporáneo, labor que predomina notoriamente sobre la musealización de los baños árabes.

Tras esta breve visita, nos dirigimos hacia Córdoba donde nos esperaba una abundante cena y una cama más que cómoda. Estábamos muy cansados.

Capítulo IVolver a Córdoba y Jaén ’08Capítulo III

Un pensamiento en “Córdoba y Jaén ’08 – Capítulo II: Baños de la Encina y Jaén (Día 1)

  1. Pingback: Córdoba y Jaén ’08 – Capítulo III: Córdoba andalusí (Día 2) | Edu & Eri Viajes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *