Consejos para viajar en un Crucero

En agosto de 2016, Eri realizó su primer Crucero por el Mediterráneo junto a su familia. Si ya de por sí en cualquier viaje intenta ser lo más ordenada posible e informarse de absolutamente todo, en esta ocasión fue aún más allá. Numerosas preguntas se le agolpaban en la cabeza, pues nuevos horizontes y, sobre todo, nuevas experiencias traen consigo dudas. Así pues, para todos aquellos que estén como ella, os traemos este artículo que hemos venido en denominar Consejos para viajar en un Crucero.

¿CUÁNDO VIAJAR? 

He aquí una gran cuestión. Posiblemente la mejor época es en primavera y otoño, pues los precios son mucho más asequibles (hay ofertas muy muy baratas para viajes de una semana) y no habrá tanto agobio de gente a bordo del barco. Sin embargo, sabemos que la mayor parte de los viajeros no disponen de esa posibilidad (el trabajo y el jefe mandan), por lo que los meses de julio y agosto, son los más concurridos para los cruceristas. No significa que no sea bueno, pues nosotros precisamente lo hicimos en esas fechas, sino que te encontrarás grandes colas para comer o para ver los espectáculos. Paciencia, ¡que estamos de vacaciones!

LOS PREPARATIVOS: ¿QUÉ ME LLEVO?

Todavía recuerdo las indecisiones por saber qué ropa me llevaba. Había leído multitud de artículos acerca de cuál era la más adecuada para un crucero, sin embargo, las cosas han  cambiado mucho. Los cruceros se han democratizado mucho y la verdad es que es uno de los aspectos que menos debe preocupar al viajero.

Si vas a uno que no sea de lujo (entendemos que es tu caso si estás leyendo este blog) puedes vestir como lo haces habitualmente: vaqueros, camiseta, chanclas… Sólo debes tener en cuenta dos cosas: en los restaurantes a los hombres se les recomienda encarecidamente que lleven pantalones largos, y las mujeres vayan un poco apañadas. Así mismo, en la cena de gala, debes lucir algunas de tus mejores galas. Tampoco hace falta que te pongas como en la boda de tu prima la del pueblo, pero sí que vayas lo más decente posible.

Otro consejillo que os damos es que seas práctico, ten en cuenta que durante el día  estarás en la piscina o en la playa, o si no de excursión. Llévate lo más cómodo que tengas, ya habrá tiempo por la tarde-noche de elegir/lucir modelito. Ahorra también espacio en la maleta no llevándote más que una toalla (la de la playa) pues tu camarera (la persona que te atiende en tu camarote) te facilitará las de ducha y las de la piscina.

Muy importante: llévate alguna ropa de abrigo y un chubasquero o paraguas, el tiempo puede cambiar en cualquier momento. También, si viajas en verano, alguna chaquetilla pues al salir a cubierta en plena navegación, la brisa marina puede traerte más de un resfriado. Si al final terminas cogiéndolo, lleva un mini botiquín con las medicinas más típicas, por lo demás no tienes por qué preocuparte pues hay servicio médico dentro del barco.

Para aquellas/os madres/padres súper ordenadas/os, lo sentimos, pero la plancha (no la del pelo, la otra) es un artículo prohibido, así que os tendréis que conformar con algunas arrugas en vuestra ropa. Si es una necesidad imperiosa tener que plancharla, el crucero ofrece siempre un servicio de lavandería.

Por último, intenta que queden bien identificadas tus maletas, pues así, a la hora del embarque  resultará mucho más fácil su identificación por parte de los operarios (y por tu parte) cuando la recojas.

EL MÓVIL

Durante el crucero estarás navegando por aguas internacionales, así que te recomendamos que apagues el móvil, lo pongas en modo avión o desconectes los datos, pues si navegas por la red sin darte cuenta es muy posible que te de un patatús al revisar la factura del mes. Una vez llegues a tierra, si lo necesitas, puedes activarlos. Ahora las tarifas de roaming suelen ser baratas e, incluso, algunas compañías lo incluyen en su tarifa normal si lo contratas con antelación. Nuestro consejo: desconecta de la tecnología. Sabemos que es difícil, pero disfruta del tiempo que tienes, de no hacer absolutamente nada o si ves que es imposible, apúntate a algunas de las múltiples actividades que hay a bordo.

LA DOCUMENTACIÓN

Es muy importante que lleves todos los papeles que te han dado en la agencia o compañía, así como el DNI. Con todo ello, a la hora de embarcar te facilitarán unas tarjetas con tu nombre que son TODO durante el crucero. Además de identificarte en las entradas y salidas de los puertos, podrás pagar con ellas las compras que realices en las tiendas del barco, contratar las excursiones, etc. Lo mejor, para que no la pierdas, es que te lleves un porta-documentos, como los de los congresos o convenciones, y lo lleves al cuello, así nunca habrá problema en saber dónde la tienes. También viene bien una bolsa hermética, para llevar el móvil (si no lo has dejado en el camarote) y la tarjeta, de manera que no se mojen. Por otro lado, aunque una vez embarcas te dan toda la información relativo al viaje (paradas, horarios y demás), nunca estaría de más que la anotárais por si acaso, así como un número de emergencias.

Estos son sólo algunos de los muchos que hemos reunido. Si se te ocurre alguna pregunta o a partir de tu experiencia tienes algún truco crucerista, escríbenos, estaremos encantados de incluirlo.

Volver a Crucero por el Mediterráneo ’16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *