Cioccoshow, la feria del chocolate de Bolonia

Bolonia es una de nuestras ciudades favoritas. No solo nos gusta porque fue el destino de una de las primeras escapadas que hicimos por Europa, sino porque en ella descubrimos un lugar encantador, lleno de historia y con una gran vida cultural durante todo el año. Este último aspecto es importantísimo, ya que la capital de Emilia-Romaña puede presumir de celebrar cientos de eventos culturales diferentes: desde la Feria de Arte hasta el Festival de Jazz. Uno de esos hitos en el calendario es el Cioccoshow, la feria del chocolate de Bolonia. Se realiza en la ciudad todos los meses de noviembre desde el año 2005, y durante varios días el chocolate toma las calles para endulzar la vida de boloñeses, estudiantes de Erasmus y viajeros. ¡Imprescindible!

El casco histórico de Bolonia es impresionante, el segundo recinto medieval más grande de toda Europa (solo superado por el de la cercana Venecia). Aunque mucha gente pasa por la ciudad únicamente para hacer escala con el avión o con el tren, bien merece la pena hacer una parada y conocer la Catedral de San Petronio (una de las más grandes del continente), las dos torres medievales de casi 100 metros de altura o sus impresionantes (y gratuitos) museos cívicos.

A todos estos atractivos hay que sumarle que, a mediados de noviembre, Bolonia se endulza hasta límites insospechados. Durante cuatro días se celebra el Cioccoshow, una feria del chocolate que llena la ciuda de tiendastalleresdegustacionesconferencias y todo lo que se pueda imaginar, siempre teniendo el chocolate como protagonista.

El punto de encuentro es la Plaza Maggiore (Plaza Mayor), donde se instalan un montón de carpas con artesanos venidos de toda Italia. Allí se pueden probar chocolates, turrones y dulces de todo tipo, además de comprarlos a un precio más económico de lo que se podría pensar. Nosotros fuimos hace ya unos años, pero nos consta que los tenderos siguen siendo igual de amables y participativos.

Una de las cosas que más nos gustan del Cioccoshow es su amplio horario, ya que desde las diez de la mañana hasta las ocho de la noche la actividad no decae en ningún momento. Incluso durante el fin de semana esta fiesta del chocolate se prolonga unas horitas más, por lo que no hay excusa para dejarse caer por ahí si se está en Bolonia.

Hay que destacar que este es un evento en el que viajeros con poco presupuesto no van a morirse de la envidia, pues hay un montón de degustaciones y actividades gratuitas. Teniendo en cuenta que Bolonia es una ciudad pequeña, aprovechar para visitarla en pleno Cioccoshow puede ser el momento perfecto para no moverse de allí en todo un fin de semana.

Al margen de público general, este es un evento 100% recomendable para profesionales de la hostelería. Y es que el Cioccoshow tiene entre sus puntos fuertes un laboratorio en el que año tras año se ofrecen las nuevas tendencias en la elaboración y tratamiento del chocolate. Por tanto, puede ser un buen viaje para mezclar placer y trabajo si te dedicas a los fogones.

4 pensamientos en “Cioccoshow, la feria del chocolate de Bolonia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *