Cinco motivos por los que visitar Estambul

Hace ya más de dos años que volamos hasta Turquía para conocer a fondo una de las ciudades más importantes del país y con una gran historia a sus espaldas. Hablamos de Estambul, la tan afamada Bizancio de las crónicas y la Constantinopla del Imperio Bizantino. Realmente nos encandiló y deslumbró con su belleza y sus gentes y la añoramos tanto que hemos decidido contados cuáles son nuestros cinco motivos por los que visitar Estambul.

Estambul

LA MEZQUITA AZUL Y SANTA SOFÍA

Como ya conocéis, tanto a Edu como a Eri les encanta la historia (por eso son historiadores). Así pues, lo primero que ponemos en este top cinco es la visita a la Mezquita Azul (Sultan Ahmet Camii) y la antigua basílica de Santa Sofía Hagia Sophia (Aya Sofya); ambas se encuentran flanqueando la concurrida plaza de Sultanahmet. La Mezquita Azul, llamada así por sus innumerables azulejos de este color traídos de Iznik, te sobrecoge desde el primer momento. Posee unas dimensiones espectaculares que le confieren el título de haber competido con Masjid al-Haram, el templo de la Meca. Os recomendamos enfervorecidamente su visita durante el atardecer, simplemente maravilloso.

Estambul Estambul

En cuanto a Santa Sofía, siglos de historia contemplan sus muros. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, durante el periodo en el que la ciudad formaba parte del Imperio Romano se ideó como basílica, siendo consagrada como catedral patriarcal hasta 1453. Con la llegada de los musulmanes y la creación del imperio Otomano, el edificio pasó de ser de templo cristiano a mezquita. Actualmente es uno de los museos más importantes del mundo pues sus colecciones abarcan una gran parte de la historia de la ciudad y el propio país; sin olvidar la propia belleza de la construcción.

TOMARSE UN TÉ EN EL CAFÉ PIERRE LOTI

El barrio de Eyüp ciertamente es uno de los lugares de Estambul más desconocidos por los turistas que hacen parada en la ciudad por encontrarse de crucero en tours mal organizados. Sin embargo alberga grandes tesoros en su interior, por lo que en opciones como el circuito triángulo de oro de Turquía combinado con Estambul, con un programa bien planteado, no tendréis problemas para descubrirlo.

En primer lugar es un lugar de peregrinación pues los restos de Abu Ayyub al-Ansari, adalid de Mahoma, se encuentran en la Mezquita de Eyüp Sultan. Por otro lado, para los que gustan visitar los lugares sacrosantos, en la colina hay un gran número de ellos destacando Conjunto Funerario de Mihrişah (Mihrisah Valide Sultan Külliyesi) y el Mausoleo Sokollu Mehmet Paşa (Sokollu Mehmet Paşa Türebesi).

EstambulPero sin duda alguna, lo que más nos gustó de Eyüp es tomarse un té en el Café Pierre Loti (Piyer Loti Kahvesi). El escritor que da nombre al establecimiento es conocido por haber escrito la novela Aziyade, y acudía aquí para inspirarse. Lógico, pues las vistas que se tienen del Cuerno de Oro son indescriptibles. Además el mobiliario acompaña en este momento de relax y ensimismamiento, pues hace que te transportes a finales del siglo XIX, cuando Pierre Loti se sentaba a escribir.

BÓSFORO, BÓSFORO, BÓSFORO

El Bósforo es un estrecho que une el Mar Mediterráneo, concretamente el Mar de Mármara, con el Mar Negro y, a su vez, separa el continente Europeo del asiático. Por ello, es un punto estratégico en el tráfico marítimo y cada día lo cruzan más de 50.000 buques al año, entre ellos cruceros que parten desde Estambul. Así pues, si viajáis allí no os marcharéis sin oír la deliciosa melodía de “Bósforo, Bósforo, Bósforo” de las decenas de vendedores de billetes para el crucero.

EstambulComo es de imaginar, nosotros caímos en la tentación cual Ulises con el canto de las sirenas. Os recomendamos hacer esta excursión de un día por varios motivos. En primer lugar no todos los días uno se monta en barco (al menos nosotros que vivimos en Madrid) pero, bromas aparte, durante el trayecto podrás ver delfines, castillos, pueblos del lado europeo y asiático, y por supuesto ver el Mar Negro.

VER ATARDECER DESDE EL LADO ASIÁTICO

Una de las cosas que nos apetecía mucho hacer cuando planeábamos el viaje a Estambul era pasar al lado asiático de la ciudad. Realmente tiene menos atractivos turísticos que la zona europea, pero merece la pena pasearse por sus calles, ver sus mezquitas menos turísticas, tomarse unos zumos naturales de chupares los dedos y, por supuesto, ver atardecer desde el paseo marítimo. Nosotros estuvimos en una zona a medio camino entre Üsküdar y el Puerto de Harem, y buscamos un huequecito para sentarnos y ver como el sol se ponía en el Cuerno de Oro. Sin duda es uno de los mejores recuerdos que tenemos de ese viaje. 

Estambul

SEDE PARA REALIZAR TOURS POR TURQUÍA

Para finalizar nuestros cinco motivos por los que visitar Estambul es por su inmejorable ubicación para ser punto de partida de diversos tours por el país. Siendo sinceros a pesar de que estuvimos en Turquía ocho días no hicimos ninguno y nos quedamos con las ganas de conocer lugares tan impresionantes como la Capadocia, Efeso, Esmirna, Pamukkale… u otros tours guiados por Turquía. Tiene que ser espectacular visitar Hierapolis, una antigua ciudad griega Patrimonio de la Humanidad (1998), el Asclepión de Pérgamo, la ciudad subterránea de Kaymakli y un largo sin fin de destinos a los que sin duda iremos tarde o temprano.

Estambul

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *