Cinco cosas que siempre queremos de un hotel (por muy lowcost que sea)

Hemos hablado de este tema 1000 veces y aquí va la 1001. Cuando nos preguntan eso de “¿Y vosotros cómo viajáis tanto?” siempre salen muchos motivos, pero al final todo se resume en que preferimos viajar diez veces con el presupuesto ajustado que una derrochando como si no hubiera mañana. Eso hace que normalmente nos alojemos en hoteles muy baratos, pues el lugar para dormir suele determinar sin un viaje es caro o no.

Y claro, ahí surge una nueva pregunta-afirmación: “Así que dormís en cuchitriles, ¿eh?“. Pues a veces sí, a veces no. En cualquier caso, hay cinco cosas que siempre queremos de un hotel, un grupito de servicios al que no renunciamos salvo en contadas ocasiones y que nos hacen elegir entre hacer una reserva o descartarla. ¿Queréis saber de qué se trata? ¿Cuáles son vuestras preferencias?

barcelona-03

1. PRECIO

Evidente, ¿verdad? Lo primero que hacemos a la hora de escoger un hotel es mirar el precio por noche. Para eso vienen muy bien portales como Trivago, que te permiten ordenar por precio y hacerte una idea con tan solo un vistazo. Eso no significa necesariamente que escojamos el más barato o entre los más baratos, ya que a veces no cumplen con otros requisitos que consideramos esenciales. Sin embargo, es una buena manera de hacer una criba y saber cuántos alojamientos encajan dentro del presupuesto que manejamos.

2. BUENA UBICACIÓN

Otro aspecto básico, que además reafirma la idea de que el precio no es todo. Si un alojamiento es muy barato, pero a cambio se tarda dos horas en llegar al centro histórico y hay que gastarse 10€ en autobuses, quizá no sea tan económico como parecía. Que un hotel esté bien situado es fundamental, especialmente en viajes de fin de semana. Cuanto más largo es el viaje más se puede flexibilizar este sentido. Por ejemplo, cuando estuvimos en Nueva York tardábamos 45 minutos en llegar al centro, pero era un viaje de 10 días y a cambio nos ahorramos 1000€ en el alojamiento (que luego utilizamos para ir a Grecia al mes siguiente). Sin embargo, en Oporto queríamos algo céntrico, pues solo teníamos un finde en la ciudad. Por tanto, buena ubicación no es necesariamente un sinónimo de cerca, sino de aprovechar bien los recursos.

3. LIMPIEZA

A lo largo de nuestros viajes hemos dormido en cuchitriles infectos que harían vomitar a una cabra leprosa, regalándonos experiencias tan fascinantes como encontrar uñas entre las sábanas o cucarachas del tamaño de un puño. Se suele decir que lo que no mata te hace más fuerte, así que nuestro espíritu viajero es rocoso. Bromas aparte, la limpieza nos interesa mucho, sobretodo teniendo en cuenta que es un aspecto que poco tiene que ver con el precio o la categoría del hotel. Hemos dormido en albergues limpios como una patena y en hoteles de cuatro estrellas con mugre verde en la ducha. Para saber cómo va un alojamiento en este aspecto, volvemos a citar portales como Trivago, pues los comentarios de la gente (sobretodo los más recientes) ayudan mucho al respecto.

melon8

4. WIFI

Antiguamente este aspecto estaba reservado a los frikis con una web de viajes, ya que el wifi era básico para poder contar a familiares, amigos y seguidores lo que íbamos haciendo. Sin embargo, desde el auge de los smartphones y las tablets, una conexión wifi rápida, fiable y gratuita (importantísimo este último punto) se ha convertido en un aspecto clave. Conocemos a mucha gente, incluyendo nosotros mismos, que no ha reservado en un hotel porque no disponía de conexión wifi para su iPhone. Ya no se trata de frikear, sino de poder hablar con la familia por Skype, de consultar el email del trabajo o buscar información sobre el destino que se está visitando.

5. DESAYUNO INCLUIDO 

Cierra este particular quinteto el aspecto que quizá sea más prescindible y superfluo: que el desayuno esté incluido en la reserva. No solo se trata de una cuestión de ahorrarse unos euros, sino también de comodidad y de aprovechar el tiempo al máximo. Levantarse, desayunar algo rápido en el hotel y empezar a recorrer la ciudad es el plan perfecto, sobretodo en comparación con tener que buscar una cafetería, que te soplen unos cuantos euros y encima perder un tiempo valiosísimo. Parece una tontería, pero también ha hecho que elijamos un hotel sobre otro en mas de una ocasión.

¿CUÁLES SON LOS CINCO ASPECTOS IMPRESCINDIBLES PARA VOSOTROS A LA HORA DE RESERVAR UN HOTEL?

melon2

5 pensamientos en “Cinco cosas que siempre queremos de un hotel (por muy lowcost que sea)

  1. Coincidimos en los criterios de búsqueda de hotel… yo a lo de wifi añadiría que fuera gratis… porque hay hoteled que aún no se han dado cuenta de la importancia que tiene en estos días. El desayuno aunque es algo que valoro no es determinante para elegir hotel.
    Saludos

    • Tal y como comentamos, el que el wifi sea gratuito es un punto muy pero que muy importante. El desayuno se puede sortear de muchas maneras: un bar cercano o si quieres ahorrar puedes comprar unos batidos y unos bizcochos y ¡listo!

  2. Pingback: Sevilla ’13 – Capítulo I: Información práctica | www.eduyeriviajes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *