Cinco cosas que hacer en Benicàssim durante el Blues Fest

Hoy mismo comienza la nueva edifición de Benicàssim Blues Fest, un evento que llenará de buena música esta preciosa localidad del litoral valenciano. Grupazos de muy diversos estilos tocarán de manera totalmente gratuita, por lo que puede ser una excusa para hacer un viaje a Benicàssim. Para que complementéis vuestra visita, aquí os dejamos cinco cosas que hacer en la ciudad, con las cuales conseguiréis que vuestro fin de semana sea inolvidable. Con todos ustedes, Benicàssim.

DISFRUTAR DE SU PRECIOSA PLAYA

No podíamos empezar de otra forma. Nosotros somos firmes defensores de que Benicàssim es un destino para cualquier época del año, pero ahora que empieza el calorcito sería un crimen no hacer referencia a su impresionante playa. Arena fina, agua limpia, buen ambiente… ¡Una playa deliciosa! Responde al típico concepto de paraíso que todos tenemos en la cabeza.

Además, la playa de Benicàssim tiene mucho que ofrecer en sus alrededores: sitios en los que hacer deporte, tiendas, un paseo marítimo precios… Nosotros nos quedamos con su propuesta gastronómica, ya que hay varios restaurantes con muy buena relación calidad/precio. Comer frente al mar siempre es una gozada, pero cuando todo está rico y encima no hay que arruinarse es mejor todavía.

HACER DEPORTE RECORRIENDO LA VÍA VERDE

Benicàssim y Oropesa del Mar están conectadas por una vía verde de 5,5 kilómetros que es una auténtica maravilla. Un recorrido sencillo, diverso (combina naturaleza y patrimonio) y que aprovecha el antiguo trazado de una vía férrea. Es una ruta para todos los gustos: se puede disfrutar yendo a tope, paseando o simplemente haciendo un tramo para deleitarse con sus preciosas vistas.

Y pensaréis que es una pena estar leyendo esto en el móvil, de camino a Benicàssim, con la bici en el trastero. ¡No hay problema! En la ciudad encontraréis un montón de hoteles y agencias locales que alquilan bicicletas por horas a buen precio. Una jornada inolvidable a cambio de unos pocos pedales.

RELAX TOTAL EN EL PALASIET

Si lo vuestro es tomar el sol, que os den un masaje y huir del estrés, tenéis que pasaros por El Palasiet. Se trata del centro de talasoterapia más antiguo de España, con casi medio siglo de experiencia en tratamientos con agua marina. Es el típico sitio que ofrece un servicio integral, en el que es posible hacer una estancia de varios días o simplemente una sesión de unas horas.

Si estáis en el Benicàssim Blues Fest, puede ser una alternativa perfecta para la mañana del domingo. Una sesión de un par de horas es muy barata y os dejará como nuevos gracias a su circuito. Por cierto, merece la pena hablar de la amabilidad y el trato cercano de todos sus trabajadores. Os sentiréis como reyes.

VISITAR UN DESIERTO SIN ARENA

Cuando se piensa en lugares de playa, parece que solo se van a encontrar chiringuitos rancios y fiestas con ingleses borrachos. Por suerte, Benicàssim es todo lo contrario, y el mejor ejemplo está en que en su término municipal se encuentra el Parque Natural del Desierto de las Palmas. Un espacio en el que la orden de los carmelitas ha estado asentada desde hace varios siglos, y que toma ese nombre porque a los lugares de retiro espiritual se les llamaba desiertos. ¿Acaso esperábais dunas?

El Desierto de Las Palmas ofrece rutas de senderismo, visitas culturales (tanto al monasterio como a las ruinas de otra construcción anterior), gastronomía, miradores, un centro de recuperación de tortugas y mucho más.

VIAJAR A LA BELLE ÈPOQUE

Terminamos este abanico de propuestas recomendando encarecidamente que la gente visite el paseo marítimo de Benicàssim, prestando especial atención a todos los edificios relacionados con la Belle Èpoque. Hay un recorrido trazado que se llama la Ruta de las Villas, y que tiene documentados decenas de edificios de finales del XIX y comienzos del XX. Edificios particulares surgidos al amparo del turismo burgués que abarrotó Benicàssim en esas décadas y que hoy son visita obligada.

Los paneles informativos evocan todo tipo de historias sorprendentes, desde borracheras protagonizadas por Hemingway hasta hospitales de guerra. Normalmente la gente interesada en la música blues tiene inquietudes culturales, así que esta ruta será muy divertida.

Con la colaboración de:

Comunidad Valenciana Benicàssim

2 pensamientos en “Cinco cosas que hacer en Benicàssim durante el Blues Fest

  1. ¡Muy buen articulo! la verdad es que Benicasim es un destino vacacional que abarca los gustos de todo tipo de visitante. No nos olvidemos de FIB y del Rototom Sunsplash…
    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *