Cementerios sacramentales de Madrid

A mucha gente le parece una afición de lo más siniestra, pero a nosotros nos encanta ver cementerios. Son lugares para el recuerdo, para conocer las costumbres más íntimas de cada destino y para disfrutar de manifestaciones artísticas de primer nivel. Y no solo nos referimos a los grandes camposantos de Europa, como Père-Lachaise en París o las Catacumbas de Roma, sino también a pequeñas necrópolis en lugares recónditos.

¿Ejemplos? Pues sin ir más lejos, hoy vamos a hablaros de los cementerios sacramentales de Madrid, cuatro camposantos llenos de enterramientos ilustres, de pequeñas historias y de pinceladas de arte como para llenar varios museos. Os vamos a enseñar todo lo que tienen, a proponer rutas y a dar toda la información práctica para preparar una visita a los mismos. Desde luego, una forma distinta de conocer Madrid.

cementerio-san-justo

Vista general del Cementerio de San Justo.

LOS CEMENTERIOS DE MADRID

Hablar de Madrid y de sus cementerios es hacer un repaso a las prácticas funerarias del occidente europeo. No nos vamos a extender demasiado, pero hay que decir que entre los siglos XII y XIX la costumbre de enterrarse en la iglesias era generalizada en toda la Península Ibérica. ¿El problema? Que los templos solían estar en el centro de las ciudades, lo que generaba problemas de espacio y propagación de enfermedades.

Esta situación se hacía especialmente dura en momentos de gran mortandad, como hambrunas y guerras. Carlos III y Carlos IV intentaron atajar el problema, prohibiendo los enterramientos en las iglesias y conminando a crear cementerios en las afueras de las ciudades. Aunque legislaron en ese sentido, no tuvieron ningún éxito, pues el pueblo se negaba a abandonar sus ancestrales costumbres.

cementerio-san-isidro

Cementerio de San Isidro.

Fue José Bonaparte quien puso remedio por la fuerza, ya que la Guerra de Independencia fue muy cruel en Madrid. Entre 1809 y 1811 creó el Cementerio General del Norte y el Cementerio General del Sur. Aunque al principio fueron rechazados por el pueblo, tuvieron cierto éxito en cuanto a número de enterramientos.

Eso fue lo que llevó a las cofradías sacramentales a crear sus propios cementerios, pues no querían perder el negocio de gestionar la muerte en una ciudad tan apetecible como Madrid. En los años centrales del siglo XIX se construyeron hasta nueve cementerios. Aunque habían sido proyectados en las afueras, el crecimiento de la capital en esa época los acabó convirtiendo en céntricos.

marques-de-gasa-jimenez

Panteón en el Cementerio de San Isidro.

Tuvieron bastante éxito, aunque hubo un hecho que lo cambió todo: la inauguración del Cementerio de la Almudena en 1884. Eso supuso el punto y final para la mayoría de los cementerios sacramentales, que poco a poco fueron desapareciendo.

LOS CUATRO CEMENTERIOS SACRAMENTALES DE MADRID

Así, en la actualidad, se conservan cuatro cementerios sacramentales:

  • Cementerio de la Sacramental de San Lorenzo y San José, ubicado en la calle de la Verdad.
  • Cementerio de la Sacramental de Santa María y Hospital General, en la calle de los Comuneros de Castilla.
  • Cementerio de la Sacramental de San Isidro, San Pedro, San Andrés y Ánimas Benditas, en el Paseo de la Ermita del Santo.
  • Cementerio de la Sacramental de San Justo y San Millán, también en el paseo de la Ermita del Santo.

Todos están en la ribera del río Manzanares, muy cerquita unos de otros. Eso hace que sea posible plantearse una ruta por todos ellos, ya que se puede ir andando. El acceso es gratuito y el horario puede variar en función del día, pero en general abren de 8:30 a 15:00. No están preparados en absoluto para recibir turistas, pero desde luego nadie os pondrá mala cara. Incluso lo agradecerán, ya que estos cementerios están en muy mal estado y apenas tienen mantenimiento por parte de las autoridades, por lo que convertirlos en un recurso turístico puede ser una manera de ayudar a su conservación.

cementerio-san-lorenzo

Tumbas rotas en el Cementerio de San Lorenzo.

CEMENTERIO DE SAN LORENZO Y SAN JOSÉ

Si no se presta atención pudiera parecer el que menos interés tiene de los cuatro, pero nada más lejos de la realidad. Tiene tres panteones que justifican por sí solos la visita: el Panteón de la Familia Gassó, de inspiración egipcia; el Panteón de José García Nieto, con sus impresionantes columnas antropomórficas; y el Panteón de José Muñoz Castillo, con una elaborada ruta artificial.

¿Enterramientos ilustres? Muchos, la verdad. Desde Manuela Kirkpatrick de Closebum (madre de la Emperatriz Eugenia) hasta el pintor Joaquín Araujo, pasando por otros como el torero Serranito, el actor José Riquelme o el escultor Ricardo Bellver.

CEMENTERIO DE SANTA MARÍA Y HOSPITAL GENERAL

Consta de seis patios no son demasiado grandes. Es bastante modesto, aunque es el número uno en las pequeñas cosas. Nosotros fuimos buscando con especial interés la tumba del dramaturgo Jardiel Poncela, y al final resultó ser un nicho bastante difícil de encontrar. Sin embargo, mereció la pena poder contemplar frente a frente su ácida despedida: “Si buscáis los máximos elogios, moríos”.

tumba-jardiel-poncela

Nicho de Jardiel Poncela.

En media hora más o menos da tiempo de sobra a verlo. Como ya hemos dicho, encontrar enterramientos ilustres (como Manuel Becerra, Eusebio Blasco o Luis Mariano de Larra) puede ser complicado, pero es un lugar romántico y decadente. Da gusto pasear por él.

CEMENTERIO DE SAN ISIDRO, SAN PEDRO, SAN ANDRÉS Y ÁNIMAS BENDITAS

Es el más antiguo de los que se conservan. Fue inaugurado en 1811 y goza de la categoría de Monumento Histórico Artístico. Es un cementerio del siglo XIX de manual, con tres espacios claramente diferenciados: uno sencillo, de corte más espiritual; otro pomposo, lleno de grandes panteones; y un último más moderno, carente de florituras y especialmente gris.

La riqueza artística de este cementerio es impresionante. Destacan especialmente el Panteón de los Duques de Denia, el Panteón del Marqués de Amboage y el Sepulcro de Luisa Sancho Mata. Este último, de estilo modernista, tiene fama de ser la mejor escultura funeraria de la capital. Hay enterramientos de grandes políticos como Antonio Maura, de toreros como Frascuelo y de militares como Fernando Primo de Rivera. La lista es interminable, hay infinidad de personalidades que merecen mención y que no podemos poner aquí por cuestiones de espacio: Ortega y Gasset, Mariano Benavente, Pepita Tudó, Concha Piquer, Mesonero Romanos…

marques-de-amboage

Panteón del Marqués de Amboage.

CEMENTERIO DE SAN JUSTO Y SAN MILLÁN

En la actualidad cuenta con más de 9000 enterramientos. Presenta un estado más o menos bueno, ya que fue restaurado hace más de una década, pero igualmente se podría mejorar mucho. También está lleno de ilustres habitantes: Estanislao Urquijo y Landaluce, marqués de Urquijo; Gregorio Marañón; Alfonso Paso, el mítico escritor de obras de teatro…

Destaca especialmente el Panteón de Hombres Ilustres, cuya construcción fue auspiciada por la Asociación de Escritores y Artistas. José Espronceda, Larra, Eduardo Rosales, Ramón Gómez de la Serna, Eduardo Marquina o Blanca de los Ríos son sólo algunos de los personajes aquí enterrados.

panteon-escritores-artistas

Panteón de Hombres Ilustres de la Asociación de Escritores y Artistas.

INFORMACIÓN PRÁCTICA

Horarios de apertura:

  • Cementerio de San Lorenzo y San José: lunes a viernes, de 8 a 15; sábados, domingos y festivos, de 9 a 14.
  • Cementerio de Santa María y Hospital General: todos los días, de 8:30 a 17. En verano (15 de junio a 15 septiembre) abre de 8 a 15.
  • Cementerio de San Isidro, San Pedro, San Andrés y Ánimas Benditas: todos los días, de 9 a 15.
  • Cementerio de San Justo y San Millán: todos los días, de 8 a 15.

Tarifas: todos son gratuitos.

Cómo llegar: en este mapa está marcada una ruta a pie que pasa por los cuatro cementerios sacramentales.

Ver mapa más grande

MÁS INFO SOBRE MADRID

Visita la guía de Madrid que publicamos en 2009, con información y fotografías para preparar un recorrido de una semana por la capital de España.

8 pensamientos en “Cementerios sacramentales de Madrid

  1. Yo al contrario que vosotros huyo de estos lugares, no lo puedo remediar, me dan pánico y aunque como bien comentáis se pueden encontrar auténticas obras de arte me conformo con verlas en vuestros blogs ya que a mí no creo que me vean por allí nunca hasta que no tenga más remedio que ir, jejejeje. Un abrazo!!! 😉

    • Jajajaja a mucha gente le pasa. Es normal, los cementerios están siempre asociados a momentos muy duros, por lo que la mayor parte de la gente no quiere verlos ni en pintura. Quizá estemos un poco locos… 😛 Un abrazo!! 🙂

  2. Pingback: Oporto ’12 – Capítulo IV: Más Oporto y un inesperado día de playa en Foz do Douro (día 2) | www.eduyeriviajes.com

  3. Pingback: Oporto ’12 – Capítulo IV: Más Oporto y un inesperado día de playa en Foz do Douro (día 3) | www.eduyeriviajes.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *