Saint-Jean-Pied-de-Port ’09 – Capítulo II: Una ciudad que hace honor a su nombre

Las ciudades y pueblos fronterizos siempre tienen un “no se qué” que las hace especiales: a veces es su arquitectura, ligeramente diferente a lo que estás acostumbrado a ver; a veces son las cosas que se pueden comprar, que están al otro lado de la frontera; también puede ser por las hordas de turistas, nunca se sabe… Saint-Jean-Pied-de-Port tiene un poco de todo eso, junto con el encanto de un montón de edificios históricos y la influencia del Camino de Santiago.

Desde Navarra -la única zona para acceder directamente al pueblo desde España- el camino es toda una tortura, pues hay que transitar por una de esas estrechas carreteras de doble sentido que atraviesan las montañas, y que para colmo es siempre cuesta abajo. Por eso, nada más llegar, se agradece que haya un buen número de aparcamientos en los alrededores del casco histórico, pues si encima hubiera que callejear acabaríamos hartos del coche. Nosotros encontramos hueco en el primer aparcamiento, y desde ahí se podía disfrutar de estas magníficas vistas que venían a anunciar que íbamos a conocer un pueblo precioso.

Saint Jean Pied de Port 01 Saint Jean Pied de Port 02 Sigue leyendo

Saint-Jean-Pied-de-Port ’09 – Capítulo I: Información práctica

Saint-Jean-Pied-de-Port es una localidad francesa muy concurrida, pero aun así no es del todo fácil llegar allí. Si se va en coche, no hay más que coger la N-135 desde Roncesvalles y seguir la sinuosa carretera pasando por el alto de Ibañeta y Luzaide/Valcarlos en un trayecto que dura entre 30 y 45 minutos. Aviso a navegantes, es una carretera muy complicada y constantemente bajando, por lo que hay que tener mucho cuidado de no quedarse sin frenos. Para llegar por otros medios de transporte, siempre hay que tener en cuenta lo complicado de acceder a un pueblo pequeño de montaña y encima al otro lado de la frontera. Lo que más recomienda la gente es coger un autobús hasta Roncesvalles (los hay que salen desde Pamplona varias veces al día) y desde ahí pagar un taxi entre varios. Sigue leyendo